Esofagitis

¿Qué es la esofagitis?

La esofagitis es cualquier inflamación o irritación del esófago. El esófago es el tubo que envía alimentos desde la boca hasta el estómago . Las causas comunes incluyen reflujo ácido , efectos secundarios de ciertos medicamentos e infecciones bacterianas o virales. El reflujo es cuando el contenido del estómago y los ácidos vuelven al esófago.

Este trastorno puede causar una variedad de síntomas que incluyen:

  • dificultad al tragar
  • dolor de garganta
  • acidez

La esofagitis no tratada puede provocar úlceras , cicatrices y estrechamiento grave del esófago, que puede ser una emergencia médica.

Sus opciones de tratamiento y su perspectiva dependen de la causa de su afección. La mayoría de las personas sanas mejoran en dos o cuatro semanas con el tratamiento adecuado. La recuperación puede llevar más tiempo para las personas con un sistema inmunitario debilitado o infección.

Tipos de esofagitis

Esofagitis eosinofílica

La esofagitis eosinofílica es causada por demasiados eosinófilos en el esófago. Esto sucedió cuando su cuerpo respondió en exceso a un alérgeno. En los niños, esto puede dificultar la alimentación. Según el Boston Children’s Hospital , 1 de cada 10,000 niños tiene esta forma de esofagitis. Los desencadenantes comunes incluyen:

  • Leche
  • soja
  • huevos
  • trigo
  • miseria
  • nueces de árbol
  • mariscos

Los alérgenos inhalados, como el polen, también pueden contribuir a esta forma de esofagitis.

Esofagitis por reflujo

La esofagitis por reflujo generalmente se debe a una afección conocida como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) . La ERGE ocurre cuando el contenido del estómago, como los ácidos, frecuentemente regresa al esófago. Esto causa inflamación crónica e irritación del esófago.

Esofagitis inducida por fármacos

La esofagitis inducida por medicamentos puede ocurrir cuando toma ciertos medicamentos sin suficiente agua. Esto hace que los medicamentos permanezcan demasiado tiempo en el esófago. Estos medicamentos incluyen:

  • analgésicos
  • antibióticos
  • cloruro de potasio
  • bifosfonatos (medicamentos que previenen la pérdida ósea)

Esofagitis infecciosa

La esofagitis infecciosa es rara y puede deberse a bacterias, virus, hongos o parásitos. Usted tiene un mayor riesgo de este tipo de esofagitis si tiene un sistema inmunitario debilitado debido a una enfermedad o medicamentos. Este tipo es común en personas con VIH o SIDA , cáncer y diabetes .

Síntomas de esofagitis.

Los síntomas de la esofagitis incluyen:

  • dificultad para tragar (disfagia)
  • dolor al tragar ( odinofagia )
  • dolor de garganta
  • voz ronca
  • acidez
  • reflujo ácido
  • dolor en el pecho (peor al comer)
  • náusea
  • vómitos
  • dolor abdominal epigástrico
  • disminución del apetito
  • tos

Los niños muy pequeños pueden tener dificultades para alimentarse. Comuníquese con su médico si usted o su hijo experimentan los siguientes síntomas y:

  • dificultad para respirar o dolor en el pecho, especialmente si no ocurre mientras come
  • los síntomas continúan por más de unos pocos días
  • Los síntomas son lo suficientemente graves como para interferir con su capacidad de comer adecuadamente
  • dolor de cabeza, dolores musculares o fiebre

Busque atención médica inmediata si:

  • Tiene dolor en el pecho que dura más de unos pocos minutos, especialmente si tiene antecedentes de problemas cardíacos, presión arterial elevada o diabetes.
  • Cree que puede tener comida atrapada en su esófago.
  • No puede consumir incluso pequeños sorbos de agua.

Factores de riesgo de esofagitis

Los factores de riesgo para desarrollar esofagitis incluyen:

  • sistema inmunitario debilitado debido al VIH o SIDA, diabetes, leucemia o linfoma
  • hernia de hiato (cuando el estómago empuja a través de la abertura del diafragma entre el esófago y el estómago)
  • quimioterapia
  • radioterapia del tórax
  • cirugía en el área del pecho
  • medicamentos para prevenir el rechazo de trasplantes de órganos
  • medicamentos inmunosupresores utilizados para tratar enfermedades autoinmunes
  • aspirina y medicamentos antiinflamatorios
  • vómitos crónicos
  • obesidad
  • consumo de alcohol y cigarrillos
  • antecedentes familiares de alergias o esofagitis

Su probabilidad de desarrollar una infección del esófago es baja si tiene un sistema inmunológico saludable.

Posibles complicaciones de salud a largo plazo

La esofagitis no tratada puede provocar complicaciones de salud graves relacionadas con la función y estructura del esófago. Las complicaciones incluyen:

  • Esófago de Barrett , daño en el revestimiento del esófago, que puede provocar un cambio precanceroso en el tejido.
  • Estenosis o estrechamiento del esófago que puede provocar obstrucción y problemas para tragar.
  • agujeros o úlceras en el esófago ( perforación esofágica )

¿Cómo se diagnostica la esofagitis?

Haga una cita para ver a su médico si tiene síntomas de esofagitis. Esté preparado para proporcionar un historial médico completo, incluyendo cualquier otra condición diagnosticada. Enumere todos los medicamentos recetados y de venta libre que toma.

Es probable que su médico realice un examen físico. También pueden ordenar pruebas de diagnóstico que incluyen:

  • endoscopia con biopsias
  • Radiografía de bario , también llamada serie GI superior
  • pruebas de alergia, que pueden incluir pruebas cutáneas. La eliminación de alimentos puede discutirse después de una endoscopia diagnóstica.

Tratamiento para la esofagitis

El tratamiento depende de la causa de sus síntomas. Los medicamentos pueden incluir:

  • medicamentos antivirales
  • medicamentos antimicóticos
  • antiácidos
  • analgésicos
  • esteroides orales
  • inhibidores de la bomba de protones (estos medicamentos bloquean la producción de ácido estomacal)

Si las alergias alimentarias causan su condición, debe identificar los alimentos desencadenantes y eliminarlos de su dieta. Los 6 principales alérgenos alimentarios incluyen:

  • Leche
  • soja
  • huevos
  • trigo
  • miseria
  • nueces de árbol
  • mariscos

También puede aliviar sus síntomas evitando los alimentos picantes, los alimentos y bebidas ácidos y los alimentos crudos o duros. Tome bocados más pequeños y mastique bien su comida. Y pregúntele a su médico las pautas dietéticas. Debes evitar el tabaco y el alcohol.

Puede ser necesario un procedimiento para dilatar el esófago si el esófago se vuelve demasiado estrecho y causa que los alimentos se alojen.

Si sus síntomas se deben a medicamentos, es posible que deba beber más agua, tomar una versión líquida del medicamento o probar un medicamento diferente. Y es posible que deba abstenerse de acostarse durante 30 minutos después de tomar el medicamento en forma de píldora.

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo?

La esofagitis crónica puede causar estrechamiento del esófago o daño tisular sin tratamiento. Sus posibilidades de desarrollar cáncer de esófago son mayores si las células que recubren su esófago han cambiado debido a la exposición crónica al ácido.

Puede reducir su riesgo de futuros episodios de esofagitis al evitar los desencadenantes identificados.

Su pronóstico depende de la causa y de su salud general. La mayoría de las personas mejora con el tratamiento. Las personas sanas a menudo se recuperan en tres o cinco días, incluso sin tratamiento. La recuperación puede llevar más tiempo si tiene un sistema inmunitario debilitado.

3 fuentes

  • Esofagitis eosinofílica (EE) en niños. (2011)
    childrenshospital.org/az/Site3093/mainpageS3093P0.html
  • Esofagitis (2014)
    my.clevelandclinic.org/disorders/esophagitis/hic_esophagitis.aspx
  • Personal de la Clínica Mayo. (2017) Esofagitis
    mayoclinic.com/health/esophagitis/DS01154
  • Categorías