Escarlatina: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es la escarlatina?

La escarlatina es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria que afecta a niños y adolescentes. Consiste en una infección de garganta caracterizada y acompañada de manchas en la piel. Estas manchas son de color rojo escarlata, de ahí el nombre de la enfermedad.

Causas

La escarlatina es causada por algún tipo de estreptococo. Esta bacteria libera una toxina que lleva a la aparición de erupciones cutáneas y deja la lengua roja.

La infección causada por esta bacteria puede ser transmitida de persona a persona por gotas expulsadas al toser o estornudar. El período de incubación -el tiempo entre la exposición y la aparición de los síntomas- suele ser de dos a cuatro días.

Factores de riesgo

Los niños entre las edades de cinco y 15 años son más propensos que otros a desarrollar escarlatina. Además, la bacteria prolifera más fácilmente entre las personas, especialmente a través del contacto cercano. Como resultado, los miembros de la familia y los compañeros de clase también son más propensos a la escarlatina.

Síntomas

Síntomas de la escarlatina

La enfermedad generalmente comienza con fiebre e inflamación de la garganta. La erupción, que caracteriza la enfermedad y da lugar a su nombre, suele aparecer primero en el cuello y el pecho. Luego se propaga por todo el cuerpo. Estas erupciones son de color rojo brillante y generalmente duran más de una semana. Con su fin gradual, la exfoliación puede ocurrir alrededor de las manos, los dedos y también en la ingle.

Otros síntomas de la escarlatina incluyen:

  • Dolor abdominal
  • Color rojo brillante en los pliegues de la axila y la ingle (líneas de Pastia)
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Incomodidad general (malestar)
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Garganta inflamada
  • Lengua hinchada y roja (lengua de fresa)
  • Náuseas y vómitos

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

Busque ayuda especializada si su hijo tiene fiebre alta (generalmente superior a 38 grados), glándulas inflamadas, sensibles y rojas en el área del cuello y erupciones en el cuerpo.

En la cita con el médico

Los especialistas que pueden diagnosticar la escarlatina son:

  • Médico generalista
  • Dermatología
  • Infectología
  • Otorrinolaringología
  • Pediatría

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Historial médico, incluyendo otras condiciones que el paciente tiene y medicamentos o suplementos que el paciente toma regularmente
  • Si es posible, pídale a alguien que lo acompañe.

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Cuándo aparecieron los síntomas?
  • ¿Qué tan intensos son estos síntomas?
  • ¿Los síntomas son frecuentes u ocasionales?
  • ¿Su hijo tiene dolor de garganta? ¿Cuáles son los síntomas más comunes?
  • ¿Ha tomado alguna medida para aliviar los síntomas? ¿Cuáles? ¿Funcionó?
  • ¿Su hijo ha sido diagnosticado con alguna otra condición médica recientemente? ¿Cuál de ellos? ¿Su hijo está recibiendo tratamiento?

Diagnóstico de escarlatina

El diagnóstico generalmente se hace en el consultorio del médico, a través de un examen físico y una descripción de los síntomas. Sin embargo, es común que los médicos ordenen un análisis de sangre para verificar la cantidad de glóbulos blancos en el plasma, lo que indica la presencia o ausencia de infección en el cuerpo.

Los exámenes específicos para identificar la escarlatina incluyen cultivo y pruebas rápidas de la bacteria en la garganta del niño. La ventaja de la prueba rápida es que el resultado está listo en aproximadamente media hora.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la escarlatina

Si su hijo tiene escarlatina, su médico le recetará un antibiótico para tratar la infección. Seguir el tratamiento correctamente es esencial para la recuperación del niño. El incumplimiento de las pautas médicas puede conducir a la recurrencia de la infección y a la aparición y desarrollo de complicaciones de salud.

Medicamentos para la escarlatina

Los medicamentos más comúnmente usados para el tratamiento de la escarlatina son:

  • Benzetacil
  • Cefalotina

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Viviendo juntos / Pronóstico

Una serie de medidas caseras pueden ayudar a reducir el malestar causado por la enfermedad. Echa un vistazo:

  • Tratar la fiebre y el dolor con medicamentos que se venden en una farmacia sin receta
  • Haga que su hijo beba cantidades abundantes y suficientes de líquidos
  • Humedezca el aire para evitar la irritación de la garganta
  • Los líquidos y sopas calientes también ayudan a aliviar el dolor de garganta
  • Mantenga su casa libre de humo de cigarrillo y productos de limpieza que puedan causar irritación en la garganta.

Posibles complicaciones

Las complicaciones son raras, siempre y cuando el tratamiento se realice adecuadamente. Sin embargo, si esto no sucede, la escarlatina puede convertirse en problemas más serios, tales como:

  • Fiebre reumática aguda
  • Osteomielitis
  • Artritis
  • Infección del oído (otitis media)
  • Inflamación de una glándula (adenitis) o absceso
  • Daño renal (glomerulonefritis)
  • Daño hepático (hepatitis)
  • Meningitis
  • Neumonía
  • Sinusitis

¿Se cura la escarlatina?

Con el tratamiento adecuado, los síntomas de la escarlatina generalmente mejoran rápidamente. Sin embargo, el sarpullido puede durar hasta dos o tres semanas antes de que desaparezca por completo.

Prevención

Prevención

Las bacterias se transmiten a través del contacto directo con personas infectadas o a través de gotas exhaladas por una persona contaminada. La mejor manera de prevenir la escarlatina es evitar el contacto con personas infectadas.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.