Inicio » Enfermedades » Enfermedades Respiratorias » Linfangioleiomiomatosis

Linfangioleiomiomatosis

Es un nombre extraño sin duda, pero ello no quita que la enfermedad conocida como Linfangioleiomiomatosis sea peligrosa realmente.

¿Qué se entiende por Linfangioleiomiomatosis y cuáles son sus síntomas?

La Linfangioleiomiomatosis, también conocida como LAM, es una enfermedad muy extraña que ataca más frecuentemente a la mujer. Suele presentarse de manera esporádica y está muy asociada a la esclerosis tuberosa. Siendo esto último una enfermedad hereditaria caracterizada por formar masas anormales en algunos órganos del cuerpo.

Esta enfermedad se presenta en las mujeres de edad fértil, entre los 20 y los 40 años de edad. Además, se caracteriza enormemente por la proliferación de células nada habituales en los músculos lisos del tórax. Esto puede conducir a la distorsión de la arquitectura pulmonar.

Linfangioleiomiomatosis

Entre los signos y síntomas más comunes de la Linfangioleiomiomatosis se puede encontrar lo siguiente:

  • Disnea.
  • Tos fuerte con o sin flema.
  • Fuerte dolor en el tórax acompañado de hemoptisis.
  • Padecimiento de neumotórax espontáneo. También aplica para quilotórax y hemoptisis.
  • Obstrucción linfática.
  • Dolor lumbar.

Las probabilidades de que padezcas de este mal son de una en un millón. Así que, a menos de que realmente la padezcas, no hay mucho por lo cual preocuparse.

Causas y factores de riesgo de la Linfangioleiomiomatosis

Curiosa y realmente hablando, las causas concretas y palpables de esta enfermedad son aún desconocidas. Existen muchas teorías diferentes que, al carecer de pruebas fehacientes, pueden ser fácilmente descartables. Una de ellas, es la que se relaciona con las hormonas sexuales femeninas que participan en la patogenia.

Pese a lo anterior dicho, aun se pueden mencionar algún que otro factor de riesgo. Estos podrían ser:

  • Ser del sexo femenino y tener una edad comprendida entre los 20 y los 44 años de edad.
  • Tener un estilo de vida sedentario donde no se incurra a respirar de una manera adecuada.
  • Estar expuesta a muchos tipos diferentes de agentes contaminantes aéreos.

Todo esto podría ser el desencadenante. No obstante, al carecer de la causa principal de su afección, esto puede llegar a ser incierto. Esta es una enfermedad que aparece de la nada.

Como dato curioso de este tema, se puede decir que el fumar no incide en nada en relación a esta enfermedad. Eso sí, puede que el hecho de fumar y padecer esta enfermedad haga que desarrolles síntomas mucho más agresivos. Puede que todo se llegue a complicar en tu cuerpo.

Complicaciones de la Linfangioleiomiomatosis

Entre las complicaciones se encuentran:

  1. EPOC: También conocida como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Este es un trastorno que tapa casi por completo las vías respiratorias y resulta ser totalmente irreversible.
  2. Insuficiencia respiratoria: Otra enfermedad que tiene mucho que ver con los pulmones y la respiración. Básicamente, se obstruyen todos y cada una de las vías que llevan el oxígeno de los pulmones al cuerpo. ¡Esto causa grandes dificultades para respirar y la muerte prematura!
  3. Incapacidad de estar a grandes alturas: Esta, más que una complicación, es una consecuencia directa de la enfermedad. ¡El hecho de estar a grandes alturas puede acelerar todos los síntomas latentes de la Linfangioleiomiomatosis! Ello puede hacer que empeoren de manera desproporcionada.

Para evitar que estas u otras complicaciones se lleven a cabo, no hay más remedio que tratar la Linfangioleiomiomatosis. Cosa que sabrás como se hace aquí abajo.

Diagnóstico y tratamiento de la Linfangioleiomiomatosis

El primer punto para diagnosticarla correctamente es corroborar que todos los síntomas existen. Ello tiene que llevarlo a cabo un médico profesional por supuesto, para así no incurrir en malos entendidos. Hecha esta corroboración, este especialista puede que se valga de los siguientes exámenes para el diagnóstico de Linfangioleiomiomatosis:

  • Biopsias de pulmón.
  • TC de alta resolución.
  • Radiografías del tórax.

De estas pruebas se pueden encontrar tanto neumotórax como cualquier otra irregularidad en el sistema respiratorio y pulmones. Si no se explica la causa de esta aparición, entonces queda demostrada la presencia. Se debe proceder a tratar la enfermedad.

El tratamiento estándar de esta enfermedad es, si se encuentra en estado crítico, el trasplante de pulmón. A ello se le puede sumar también el tratamiento con sirolimus para estabilizar o retrasar el deterioro de los pulmones.

Puede que también se haga uso de la manipulación hormonal como tratamiento para la Linfangioleiomiomatosis. Todo es incierto realmente a la hora de tratar esta enfermedad. Lo cierto del asunto es que existen varias opciones por las cuales acudir y las cuales brindan un pronóstico favorable.

Si tratas correctamente esta enfermedad junto a un especialista entonces no habrá mucho de lo que puedas preocuparte. Eso sí, ten en cuenta que esta enfermedad es reincidente en la mayor cantidad de los casos.

Prevención de la Linfangioleiomiomatosis

Realmente poco se puede hacer para prevenir la enfermedad. Pese a que los tratamientos sean efectivos, el carácter aleatorio de su padecimiento lo hace difícil de prevenir.

Por ende, lo más recomendable para la prevención es sencillamente tratar de vivir saludablemente. Comer balanceado, hacer ejercicio, tomar el sol y respirar correctamente puede que mantenga a raya este malestar.

A eso se le suma, por supuesto, visitar constantemente al médico especialista para hacerte todos tus chequeos. ¡Recuerda que depende de ti mantenerte sana!

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario