Fiebre Del Valle

Lo que se conoce como fiebre del valle, no es más que una infección severa causada por un hongo particular. También se le conoce con el nombre de coccidioidomicosis aguda y puede contraerse al inhalar las esporas del hongo mencionado. ¡Una enfermedad que a simple vista parece muy pintoresca pese a que no lo sea!

Curiosamente, padecer de fiebre del valle no supone de una gran molestia a nivel de síntomas. Además, es una enfermedad recurrentemente leve que no afecta en gran medida la vida cotidiana.

Sin embargo, esto no significa que no se le deba prestar atención a esta enfermedad. Aunque sea poco frecuente, ciertamente existen síntomas que se deben conocer.

Síntomas

fiebre del valle

  • Hinchazón notable de los pies, tobillos y piernas.
  • Dolor de cabeza constante y persistente.
  • Falta de apetito que desencadena una alta desnutrición.
  • Tos con flema que puede tener atisbos de sangre.
  • Fiebre no mayor a los 39 grados centígrados.
  • Rigidez articular y dolor al moverse.
  • Dolor fortísimo en el tórax.

Dichos síntomas son prueba fehaciente de una enfermedad. Aunque aparente ser asintomática debe tratarse adecuadamente. Descuidos innecesarios pueden llevar a perjuicios severos que atenten contra el estilo de vida que se posee actualmente.

Causas y factores de riesgo

Como bien se dijo en las líneas anteriores, esta enfermedad es causada por un hongo un tanto peculiar. Este mismo, recibe el nombre de coccidioides immitis y son sus esporas las que propician esta enfermedad. Inhalar dichas esporas es lo que provoca la fiebre del valle.

De manera curiosa, se puede decir que este hongo infeccioso abunda en las zonas desérticas y áridas por igual. ¡Zonas que se asemejen a un valle! Por ende, son estas zonas donde se ve más brotes de esta enfermedad del valle. De allí es donde viene el nombre.

Cualquier tipo de persona puede contraer la enfermedad si se encuentra en contacto directo con el hongo. Además, es una enfermedad altamente contagiosa que se puede transmitir desde una persona a otra.

Aun así, existen varios factores de riesgo que pueden mencionarse. Procura evitarlos para no cargar con esta enfermedad. Dichos factores de riesgo son los siguientes:

  • Tener más de 60 años de edad.
  • Trabajar con el suelo o encontrarse bajo mucha exposición al polvo del mismo.
  • Poseer un sistema inmunológico fuertemente debilitado.
  • Ser una mujer embarazada en su tercer trimestre de embarazo.

Complicaciones de la fiebre del valle

La fiebre del valle es tratable y en la mayoría de los casos no suele pasar a ser una enfermedad mortal. No obstante, las complicaciones existen y estás son capaces de tornar las cosas un tanto oscuras.

En el caso de esta enfermedad, la misma puede complicarse propagándose desde los pulmones por todo el torrente sanguíneo. Puede alcanzar la piel, los ganglios linfáticos y hasta el sistema nervioso central. Ello puede hacer que sufras los siguientes síntomas:

  • Cambios drásticos en tu estado mental.
  • Fuerte inflamación articular la cual puede limitar enormemente tus movimientos.
  • Sensibilidad extrema a la luz.
  • Síntomas pulmonares más graves, lo cual puede desencadenar alguna otra enfermedad respiratoria.
  • Presencia de úlceras y lesiones cutáneas en la cara y el resto del cuerpo.

Por si lo anterior dicho no fuese suficiente, otras complicaciones de la coccidioidomicosis puede ser:

  • Neumonía grave.
  • Rotura de nódulos pulmonares, lo cual no es más que presencia de paredes delgadas o cavidades en los pulmones. ¡Suelen desaparecer a la larga sin ningún tipo de problema!
  • Enfermedades diseminadas, acarreando consigo los síntomas previamente mencionados y lesiones mucho más serias. ¡Podría llegar a matarte si se llega a este extremo!

Por esto y más, no conviene complicar más lo que por naturaleza es sencillo de resolver. ¡Simplemente tienes que tratar la fiebre del valle de manera acertada para que nada de esto llegue a pasar!

Diagnóstico y tratamiento de la Fiebre del valle

Ya que los signos y síntomas son generales, es difícil hacer un diagnóstico con ellos. Por ello, hace falta de un especialista en el área que nos brinde un diagnóstico más concreto del tema. Este mismo, suele valerse de las siguientes pruebas y exámenes para cerciorar el padecimiento de fiebre del valle:

  • Exámenes de sangre, para corroborar si existe infección por coccidioides.
  • Radiografías del tórax.
  • Cultivo del esputo.
  • Biopsias de pulmón o de la médula ósea, siendo requerida en los casos más graves de esta enfermedad.

Todo esto corrobora el diagnóstico. Una vez concretado esto, se puede empezar a tratar la enfermedad de la mejor manera posible. Dicho tratamiento, puede comenzarse con anfotericina B, fluconazol y demás fármacos similares.

Estos pueden ayudar a disminuir los síntomas provenientes de la enfermedad. En los mejores casos, si se tiene un sistema inmunitario saludable, no se suele requerir un tratamiento.

En los casos más severos suele ser necesaria la extirpación de la zona afectada en los pulmones. Pero, esto solo es en el peor de los casos generalmente, el pronóstico es bastante alentador en cuanto a recuperarse de este malestar. Todo depende de que tan bien o mal estés de salud antes de contagiarte.

Prevención

En aras de prevenir la fiebre del valle, lo más recomendable que se puede hacer es ir a lugares áridos. Más si tus defensas no están debidamente altas.

También deberías mantener las ventanas cerradas y no estar en contacto con alguna persona que padezca esta enfermedad. Ahora depende de ti estar saludable y vivir una vida plena.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.