Úlcera Por Presión

¿Tienes un familiar o te  ha salido una úlcera por presión y no sabes qué hacer? Los especialistas muchas veces dan los nombres de las enfermedades pero no sabemos cómo tratarlas. Conoce todo lo relacionado con esta afección tan molesta y protégete de la mejor manera.

Características de la úlcera por presión

Por si no lo sabias, las úlceras por presión son una lesión que aparece en la piel por presión en un plano o prominencia ósea, es decir como fricción. Esto provoca que las capas como la dermis, epidermis y el tejido subcutáneo se vayan debilitando y haciéndose ciertas úlceras. A veces incluso puede afectar hasta tejido muscular y huesos.

Esta enfermedad puede ser bastante perjudicial ya que requiere de muchos cuidados especiales y de cierta movilidad del paciente. Se estima que entre el 3 y el 11% de las personas que ingresan a los hospitales padecen de este problema. Siendo de mayor relevancia la aparición en personas de edades avanzadas, aunque también en personas que estén en cama por periodos prolongados.

Síntomas

Los síntomas dependerán de que tanto tiempo posea la persona este padecimiento. Es decir que para que aparezcan las lesiones debe existir una continuidad en la presión que se ejerce en la zona.

Cuando se ejercen presiones sobre un punto por un tiempo prolongado la piel comienza un proceso isquémico. Esto, si continua por largos periodos, se origina la muerte celular y comienza a sufrir necrosis.

Es por ello que el paciente comienza a sufrir y a tener dolores punzantes en la zona afectada, así como hoyos profundos en la piel. Hay que tener presente que este padecimiento está muy relacionado con los cuidados médicos. Si un paciente cuenta con una asistencia médica adecuada esta puede desarrollarse en grandes medidas.

ulceras por presion

Causas

Como ya lo hemos mencionado anteriormente esta enfermedad se debe principalmente a mantenerse en una posición constante y ejercer cierta presión. Aun así hay variantes de cómo se origina esta enfermedad. Entre ellas destacan las siguientes:

  1. Presión: Esta es la más común y surge por mantener una fuerza perpendicular a la piel. Esto ocasiona aplastamiento tisular e impide el flujo sanguíneo. Esto puede provocar hipoxia en los tejidos así como necrosis que resulta ser lo más peligroso.
  2. Fricción: Esta ocurre por un roce o por una fuerza sobre el cuerpo deslizante. Encausado por un movimiento de arrastre contra la piel. Si trabaja en conjunto con la humedad este movimiento, no solo aumentará el movimiento de roce sino que hará que la piel comience a macerarse.
  3. Pinzamiento Vascular: La úlcera por presión de este estilo combina ambos modelos mostrados anteriormente. La presión y fricción. Esto puede estar estrechamente relacionado a ciertas posiciones que adoptan algunos pacientes.

Hay que tomar en cuenta que en la úlcera por presión intervienen muchos otros factores que deben ser tomados en cuenta como:

  • Algunas fisiopatologías tales como:
    • Algunas lesiones en la piel en la zona de contacto.
    • Enfermedades relacionadas con el transporte del oxígeno.
    • Mala alimentación.
    • Trastornos inmunológicos.
    • Algún déficit motor o sensorial.
    • Problemas de evacuación e incontinencia.
  • Factores que afectan por los tratamientos médicos suministrados, como:
    • Inmovilidad impuesta al paciente.
    • Tratamientos similares a las radiofrecuencias o quimioterapias.
    • Sondas para efectuar diagnósticos.
  • Factores que intervienen en la úlcera por presión por falta de salubridad del lugar, ropa, también por fatiga.
  • Factores que intervienen por el entorno donde se encuentra el paciente:
    • Personal ineficiente y desmotivado.
    • Falta de planificación en los procedimientos para la recuperación.

Como ves, las úlceras por presión dependen de muchos factores así como también requiere medidas rápidas para prevenir y evitar el deterioro. Es importante entonces saber que si un familiar lo padece se debe estar atento a las indicaciones así como de las personas a cargo en el hospital.

Diagnóstico

Para diagnosticar la ulcera por presión basta con observar el cuadro clínico que presenta el paciente. Esto permite determinar la forma y el daño que posee la persona, para ello existe una graduación de los síntomas que va de la siguiente manera:

  • Grado I: La zona afectada esta enrojecida y continua durante algunas horas seguidas después de cambiar la posición del paciente.
  • Grado II: La piel muestra algunas ampollas y se nota un poco dañada o lastimada.
  • Grado III: El deterioro que tiene la piel es tal que logra penetrar capas profundas de piel. Puede que en esta fase alcance algunos músculos y tendones y la piel está abierta.
  • Grado IV: Aquí la piel esta necrosa y alcanza todos los niveles, llegando hasta los huesos del cuerpo y de la zona afectada.

Una vez el doctor determina el grado de la úlcera por presión, procede a recetar el diagnóstico adecuado. Para ello se apoya en las enfermeras del lugar, aunque si está en casa, debes seguirlas correctamente.

Tratamientos

Los tratamientos suelen ser bastante sencillos, pero es importante saber que:

  1. Es un trabajo arduo e interdisciplinario en donde la enfermería es esencial para los cuidados.
  2. Se debe tomar en cuenta que las úlceras por presión no cicatrizan a menos que la causa sea detectada eficazmente y erradicada por completo.

Teniendo en cuenta estos aspectos entonces los médicos podrán determinar cuál es el tratamiento más adecuado para el tipo de presión. Por lo general se recomienda hacer lo siguiente:

  1. Cambiar frecuentemente la posición del paciente a fin de evitar periodos prolongados de presión en el mismo punto. Este cambio de posición debe realizarse cada dos horas al menos.
  2. Utilizar apoyos especiales para distribuir la presión por todo el cuerpo. Estos suelen ser sabanas, colchones y cojines anti escaras. Con ello el paciente podrá tener un mejor descanso y una posición más favorable.
  3. Una vez determinado el padecimiento que tiene la persona, se deben comenzar los cuidados de la zona afectada con sumo cuidado. Es por ello que comienza con una limpieza exhaustiva con suero salino y algunas gasas esterilizadas.
  4. Para mantener la limpieza y el cuidado del paciente es necesario mantener las escaras tapadas con una venda húmeda. De esta forma el material no será adherido a la herida. Si la persona tiene una abertura en la piel y la venda se seca, traerá fuertes dolores y será muy difícil remover.
  5. Al cambiar las vendas se debe hacer con sumo cuidado y mantener en todo momento los utensilios esterilizados. Es importante aplicar las soluciones adecuadas que previamente fueron indicadas por el médico.
  6. Si está en situación avanzada la ulcera por presión, es importante remover el tejido muerto con intervención quirúrgica. Vale destacar que si produjera una infección el doctor debe recetar algún antibiótico para contrarrestar los síntomas.

Es importante tener presente que a toda costa se deben evitar en los tratamientos que contengan perfumes o aceites. Esto puede traer una reacción alérgica que afecte más de la cuenta al paciente. También es importante que se eviten las cremas o ungüentos si la piel tiene una herida abierta. Esto tapa los poros y empeora la situación.

Lo mejor para tratar las úlceras por presión es que se consulte a un médico. Ellos son los más indicados para diagnosticas los tratamientos así como ayudarte a resolver este problema.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.