Inicio » Enfermedades » Enfermedades De La Piel » Dermatitis Atópica » Dermatitis Seborreica

Dermatitis Seborreica

¿Tu piel empezó a inflamarse desproporcionadamente y no sabes por qué?, pues quizás padezcas Dermatitis Seborreica. Si algo tiene esta enfermedad de la piel, es que la misma puede ser más común de lo que imaginas.

¿Sabes todo lo relacionado a este tipo de enfermedad cutánea? ¿Estás seguro de que estás tomando todas las previsiones necesarias para este padecimiento? Si la respuesta a ambas preguntas es negativa, entonces no te muevas de aquí y sigue leyendo.

Principales características de la Dermatitis Seborreica

Lo que se conoce como Dermatitis Seborreica no es más que una infección cutánea crónica de padecimiento común. Su principal característica es la descamación de la piel en áreas de mayor infección. Muy similar a la Psoriasis.

Tiende a afectar tanto la cara como el cuero cabelludo, aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Esta enfermedad en particular, tiende a aparecer en edades maduras, siendo pocos los casos en niños. Puede afectar a bebés de hasta 4 meses de edad también.

La descamación que produce esta enfermedad de la piel es tan fina que puede confundirse con caspa ordinaria. De hecho, esta enfermedad propicia la aparición de este mal en el cuerpo. ¡Pueden estar relacionados pero no de forma bidireccional!

En otras palabras, el hecho de que tengas caspa no significa, necesariamente, que tengas Dermatitis Seborreica. Si tienes Dermatitis Seborreica es probable que tengas caspa también.

Para ser más específicos, la descamación que produce esta enfermedad tiende a ser de tonos amarillentos. Suele verse acompañada con el enrojecimiento de la piel y puede aparecer en numerosas zonas simultáneamente. Además, dicha zona afectada suele  endurecerse en cierta medida, ¡como si se tratara de una costra!

Curiosamente, a esta enfermedad de la piel se le conoce como costra láctea o Eccema seborreico. Sumado a esto, se puede decir que esta enfermedad es común en las personas que padecen de la enfermedad de Parkinson. ¡No se puede tomar a la ligera este malestar del cuerpo!

Síntomas comunes de la Dermatitis Seborreica

dermatitis seborreica

Gracias a los síntomas comunes, resulta bastante sencillo reconocerla. Pocas son las afecciones cutáneas que se le parezcan en síntomas. Dichos síntomas son:

  • Zonas de la piel grasosa (generalmente las afectadas por el tipo de Dermatitis).
  • Perdida exagerada o desproporcionada del cabello.
  • Lesiones graves en la piel.
  • Picor en la piel, sobre todo en el cuero cabelludo o aquella zona donde se encuentre la afección.
  • Eritema.
  • Placas un tanto duras que pueden llegar a cubrir toda la piel afectada.
  • Descamación de la piel.

En ocasiones extremas, estos síntomas pueden aparecer alrededor de los ojos, la nariz y los oídos del afectado. Esto suele suceder con más frecuencia en bebés recién nacidos que en personas de edad avanzada.

Como se mencionó con anterioridad, también resulta ser una enfermedad crónica. Ello significa que, una vez aliviado los primeros síntomas, estos pueden volver con frecuencia. ¡Si padeces por primera vez de Dermatitis Seborreica deberás cuidarte de ella el resto de tu vida!

Con todo esto dicho, vale la pena rescatar el hecho de que esta enfermedad no se considera infecciosa. Ello, pese a que se pueda mejorar la condición de los síntomas con anti-hongos. Siendo así, ¿por qué se nota esta tremenda mejoría con estos medicamentos? La respuesta la encontrarás a continuación. ¡No dejes de leer por nada!

Causas de la Dermatitis Seborreica

La razón por la cual esta enfermedad puede ser tratada con anti-hongos, radica precisamente en un aspecto de la enfermedad. Resulta que esta enfermedad de la piel está fuertemente ligada al hongo conocido como Malassezia. El mismo, suele alimentarse de la piel muerta y se encuentra presente en áreas con mayor índice de grasa. ¡Por eso es que los anti-hongos funcionan tan bien!

No obstante, pese a lo anterior dicho, no se puede asociar de manera directa el hongo Malassezia como causa de la Dermatitis Seborreica. Esto, motivado a que aún no hay pruebas contundentes que prueben que este hongo ocasiona tal enfermedad. Solo se sabe que está implicado en el proceso de propagación.

Estudios recientes sugieren que la causa de esta enfermedad en la piel deriva de las glándulas sebáceas. Estas mismas tienden a funcionar erradamente, lo cual permite la creación de un ambiente favorable para el hongo. Sin embargo, como ya se dijo, aún no hay pruebas fehacientes para determinar que esta sea la causa del problema.

Se ha podido observar, en la mayoría de los casos, que hay ciertos factores que tienden a proliferar la Dermatitis. Dichos factores de riesgo vendrían siendo:

  • Un sistema inmunológico débil o debilitado.
  • Exceso de grasa en el cabello o todo el cuerpo en general.
  • Someter el cuerpo y la mente a altos niveles de estrés.
  • Estar constantemente fatigado.
  • No usar constantemente el champú.
  • Trastornos severos del sistema nervioso.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Cualquier otra enfermedad que atente contra las defensas físicas del cuerpo.
  • No asearse de manera continua y consumir grandes cantidades de alcohol.

Se ha llegado a pensar que la causa fundamental sea más bien de índole hereditaria. Puede que tus genes estén predispuestos a asimilar esta enfermedad. Aun así, no se conoce causas de la enfermedad hasta el momento.

Tratamientos y prevención para la Dermatitis Seborreica

El hecho de que sea una enfermedad recurrente hace notar que la misma no tiene cura actualmente. Sin embargo, esta enfermedad puede ser muy tratable si los síntomas y molestias son excesivos.

El primer tratamiento que puedes implementar, puede ser el uso de champú anticaspa. ¡Puede que esto disminuya mucho la inflamación del cuero cabelludo! Suponiendo, claro está, que sea allí donde brote esta Dermatitis. De ser lo contrario, puede probar otros medicamentos de uso tópico que incluyan los siguientes compuestos:

  • Sulfuro de Selenio.
  • Ácido salicílico.
  • Piritionato de Zinc.
  • Alquitrán.
  • Ketoconazol.

Otro tratamiento bastante común en estos casos termina siendo la fototerapia. Este procedimiento consiste en someter la piel a controlados rayos ultravioletas para así absorber correctamente sus nutrientes. ¡El efecto de este método es relativo y varía mucho en las personas!

Si ya has probado con todo esto y nada funciona, entonces tendrás que acudir ante un especialista o dermatólogo. Solo esa persona, después de hacerte tus respectivos análisis, podrá determinar lo que debes aplicarte en la piel. ¡Opta por lo seguro y no dejes de ir al doctor!

Por consiguiente, no queda más que agregar salvo unas cuantas recomendaciones para prevenir la Dermatitis Seborreica. Dichas recomendaciones son:

  • Someter la piel al sol por al menos 10 minutos al día. ¡Los rayos UV también ayudan a que la piel se mantenga saludable!
  • Procura llevar una vida saludable y no caer en ningún exceso. ¡No consumas muchas cantidades de alcohol!
  • Cuida tu higiene y no dejes de arreglarte diariamente. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá más temprano que tarde!
  • Haz ejercicio al aire libre y evita rasparte la zona afectada con Dermatitis. Esta es una enfermedad que no suele traer consigo picazón, pero aun así no está de más advertirlo.
  • No dejes que esta enfermedad de la piel afecte tu autoestima. ¡Ya sabes cómo puedes controlarla!

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario