Inicio » Enfermedades » Enfermedades De La Piel » Carcinoma Basocelular – Basalioma

Carcinoma Basocelular – Basalioma

Si tu especialista te comento que sufres de carcinoma basocelular, entonces no te preocupes. Sigue leyendo y conoce a detalle esta extraña enfermedad, si la misma no te queda muy clara.

¿Consideras que es peligrosa? Descuida, no hay de qué preocuparse por esto, ya que mientras más sepas mejor podrás enfrentarla. Lo más importante es que ya determinaron que posees y se podrá evitar que siga creciendo.

Características del carcinoma basocelular

Es un tipo de cáncer de piel que por lo general no llega a hacer metástasis. Este tipo de cáncer de piel a pesar de no hacer metástasis puede que si llega a penetrar lugares más profundos de la piel puede provocar compresión en órganos importantes del rostro como:

  • Los ojos.
  • Huesos y cartílagos.

Se conoce entonces por ser un tumor semi-maligno. El basalioma posee este nombre ya que rara vez alcanza a penetrar capas cutáneas más profundas de la epidermis.

Este, en conjunto con otro tipo de cáncer de piel se conoce como espinalioma, es conocido por ser un cáncer claro de piel. Aunque el espinalioma es más peligroso, ambos tipos de cáncer se diferencian por ser más frecuentes que el cáncer oscuro de piel. Este cáncer se caracteriza por no penetrar muchas zonas de la piel sin embargo, de hacerlo, resultaría muy peligroso para el resto de órganos del rostro.

El carcinoma basocelular lo podemos encontrar en ambos sexos por igual y es más común en personas de edades avanzadas. Algunos de los tipos de basalioma que podemos encontrar son los siguientes:

  1. Nodular: Esta se manifiesta como una ulcera serpiginosa que puede aparecer en las orejas, el rostro o en el dorso de la mano.
  2. Quística: Muy parecida a la anterior, aunque posee una característica diferenciadora. Posee una cavidad llena de líquido.
  3. Pigmentada: Se suele confundir con un melanoma.
  4. Esclerosante o ulceroso: Parece una cicatriz que suele aparecer en el parpado del ojo. También puede desarrollarse en cualquier parte del rostro.
  5. Superficial: Se caracteriza por parecer un rosetón escamante.

Para determinar el tipo de basalioma que posees, el especialista debe realizar ciertos estudios de los que te hablaremos a continuación.

Síntomas

Entre los síntomas encontramos que se hacen visibles en la superficie de la piel. A pesar de esto, cuando se van desarrollando crecen muy lentamente. Su aspecto en general es como de úlceras y nódulos, también pueden ser de cicatrices.

carcinoma basocelular

El basalioma ulceroso se ve como una herida en la piel cubierta de costras. Esta asemeja a una lesión por abrasión de la piel que no cicatriza. Su tamaño puede ir aumentando con el pasar del tiempo.

Otro síntoma de este tipo de cáncer es la formación de las llamadas telangiectasias, estas suelen ser una formación de vasos sanguíneos dilatados y sinuosos. Es muy común que tengan forma de semiesferas.

Cuando aparecen pueden tener un color de piel normal, pero pueden ser también de color marrón hasta llegar al marrón oscuro. Debes tomar en cuenta que esta enfermedad cutánea no posee ningún síntoma físico salvo lo descrito. Es por ello que resulta un poco difícil diagnosticarlo, ya que no duele en lo absoluto.

Causas de la enfermedad

El basalioma (carcinoma basocelular)  como enfermedad resulta ser uno de los cánceres de piel más comunes. Hay muchas cosas que lo provocan, pero sin duda la exposición prolongada al sol. Si pasas muchas horas expuesto a los intensos rayos del sol, entonces es muy probable que tengas que empezar a hacer cambios en tu vida.

Las zonas donde afecta el basalioma principalmente son la piel de la cabeza y el cuello, por estar directamente bajo los rayos del sol. También podemos encontrarlo en otras partes del rostro como labios, orejas, nariz y ojos. Resulta muy extraño que afecte a todo el cuerpo u otras zonas, pues la piel suele estar protegida por la ropa.

Los rayos UV suelen ser quienes ocasionan grandes daños a nuestra piel, ya que dañan el material genético haciendo que las células mueran. Esto es lo que ocasiona que el ADN de las células se vea alterado produciendo algunas células tumorales. También la exposición prologada a la radiación debilita el sistema inmunitario, siendo esto el factor clave para la aparición del basalioma.

Otro factor que podría tomarse  en cuenta es la predisposición genética que tenga una  persona. Los genes son los encargados de determinar cada aspecto de nuestro cuerpo, es por ello que si se tiene una predisposición podría aparecer. Entre estos destaca las personas que tienen alteraciones en la piel como el albinismo, el síndrome de Göltz o la enfermedad de luz de luna. Esta última es una enfermedad hereditaria en donde la piel es hipersensible a la luz.

Se debe tener en cuenta que cuando se trata de la aparición del basalioma, el número de afectados ha ido creciendo gradualmente con el paso de los años. En los últimos años el incremento ha sido notorio y las causas pueden ser la frecuente exposición  a lugares soleados o los cambios ambientales.

Diagnóstico

Para diagnosticar el basalioma se deben realizar diversos estudios. Ellos están relacionados a la observación de las modificaciones que pueden existir en la piel. Para poder confirmar el diagnóstico de los pacientes de forma efectiva  el especialista debe extraer una muestra del tejido. Esta biopsia es examinada en un microscopio para determinar si realmente es basalioma.

También el dermatólogo puede utilizar otros métodos como la terapia fotodinámica (TFD), que ayuda a complementar el diagnostico. Al utilizar el TFD el medico puede saber cuál es la extensión sobre la piel del cáncer basalioma. Este diagnóstico se realiza aplicando sobre la zona afectada una crema que se ilumina en un cuarto oscuro con una lámpara. Lo curioso de esto es que las células dañadas se iluminan bajo esta luz haciéndose bastante notorias.

Tratamientos

Los tratamientos suelen ser a largo plazo por lo que no debes estresarte si no tienes mejoras rápido. Este suele hacerse con cirugías o algunas radiaciones directamente sobre la zona afectada. También suele utilizarse varios tipos de tratamientos menos dañinos como la terapia fotodinámica o algunos medicamentos.

Dependiendo de lo avanzado que esté, el médico tratante te indicará qué tratamiento será más adecuado.

Ten presente que si tu piel es clara, el basalioma puede ser tratado desde sus fases iniciales y tener un éxito rotundo. Por su parte la recuperación es bastante aceptable y se deben tomar algunas medidas preventivas.

Prevención

Si en tu familia hay ciertos casos de esta enfermedad o ya has tenido algunos brotes, es mejor que tomes ciertas precauciones. Lo más importante para contrarrestar el basalioma es que limites los periodos de exposición solar y apliques en tu piel cremas solares con alto factor de protección. Es importante que cuando estés expuesto al sol, utilices algunos sombreros con ala ancha.

Protege del basalioma también otras zonas de tu cuerpo como el cuello, las orejas y el cuero cabelludo. Esto lo puedes hacer con ayuda de algún espejo. También está muy atento a la cicatrización regular de tu piel. Si esta se vuelve un poco extraña, lo mejor será consultar a un especialista.

Por tu parte también es importante estar supervisando constantemente tu piel. Lo mejor para lograr esto es visitar frecuentemente los especialistas para determinar que no tengas ninguna anomalía cutánea. Se recomienda hacer estos chequeos cada tres meses.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario