Inicio » Enfermedades » Encefalitis: síntomas, tratamientos y causas

Encefalitis: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es la encefalitis?

La encefalitis es una inflamación e infección del cerebro que generalmente es desencadenada por un virus y puede ser mortal. El número de muertes causadas por encefalitis ha disminuido con los años. Según la última medición, realizada en 2010 por la revista científica The Lancet, la incidencia del problema es baja: de 6 a 8 casos en el hogar 100.000 personas. Sin embargo, la encefalitis ha causado alrededor de 120.000 muertes en todo el mundo (en 2010).

Tipos

Existen dos tipos principales de encefalitis:

  • Encefalitis primaria, que ocurre cuando un virus u otro agente infeccioso afecta directamente al cerebro
  • .

  • Encefalitis secundaria, que a menudo ocurre dos o tres semanas después de la infección inicial
  • .

Causas

Las causas exactas de la encefalitis aún no se conocen completamente, pero se sabe que la gran mayoría de los casos de la enfermedad se producen a través de una infección viral. Sin embargo, también hay casos de infecciones por bacterias, parásitos, hongos y afecciones inflamatorias no infecciosas que también pueden estar detrás de la encefalitis.

Muchos tipos de virus pueden causar encefalitis, y la exposición a los virus causales puede ocurrir a través de ellos:

  • Inspiración de gotas respiratorias de una persona infectada
  • Alimentos o bebidas contaminados
  • Picaduras de mosquitos, garrapatas u otros insectos
  • Contacto con la piel

La encefalitis causada por el virus del herpes simple es la principal causa de los casos graves en todos los grupos de edad, incluidos los recién nacidos. Pero muchos virus, para los cuales ya existe una vacuna, también pueden causar encefalitis. Estos incluyen

  • Sarampión
  • Paperas
  • Poliomielitis
  • Hidrofobia
  • Rubéola
  • Varicela (varicela)

Otros virus que causan encefalitis son:

  • Adenovirus
  • Virus Coxsackie
  • Citomegalovirus
  • Virus de la encefalitis equina oriental
  • Eco virus
  • Virus del Nilo Occidental

Los virus pueden causar inflamación del tejido cerebral, causando hinchazón (edema cerebral). Esto puede llevar a la destrucción de las células nerviosas, resultando en sangrado (sangrado intracerebral) y daño cerebral, algunas veces permanente.

Otras causas de encefalitis pueden incluir:

  • Reacción alérgica a las vacunas
  • Enfermedad autoinmune
  • Bacterias, como la enfermedad de Lyme, la sífilis y la tuberculosis
  • Parásitos como nematoides, cisticercosis y toxoplasmosis en pacientes con SIDA y otros que sufren de enfermedades que debilitan el sistema inmunológico
  • .

  • Efectos secundarios del tratamiento del cáncer

Factores de riesgo

Cualquier persona puede desarrollar encefalitis, pero hay algunos factores que pueden aumentar el riesgo de la enfermedad. Estos incluyen

Edad

Algunos tipos de encefalitis son más frecuentes o más graves en ciertos grupos de edad. En general, los niños y los adultos mayores tienen mayor riesgo de contraer la mayoría de los tipos de encefalitis viral. La excepción es la encefalitis por el virus del herpes simple, que tiende a ser más común entre los 20 y 40 años de edad.

Baja resistencia inmunológica

Las personas con el virus del SIDA, el VIH, los pacientes que usan medicamentos inmunosupresores o incluso aquellos que tienen una condición de salud que compromete el funcionamiento del sistema inmunológico (como en el caso de las enfermedades autoinmunes) tienen mayor riesgo de desarrollar encefalitis.

Regiones geográficas

Los virus o garrapatas transmitidos por mosquitos son comunes en ciertas regiones geográficas, especialmente en aquellas que carecen de un saneamiento adecuado.

Época del año

La mayoría de las infecciones virales son más comunes en las estaciones frías del año.

Síntomas

Síntomas de la encefalitis

En casos de encefalitis moderada, los síntomas pueden ser similares a los de otras enfermedades, incluyendo:

  • Fiebre no muy alta
  • Dolor de cabeza moderado
  • Poca energía y poco apetito.

Otros síntomas incluyen

  • Caminar sin coordinación y tambaleándose
  • Confusión y desorientación
  • Somnolencia
  • Irritabilidad o mal control del estado de ánimo
  • Sensibilidad a la luz
  • Espalda y cuello rígidos (ocasionalmente)
  • Vómito.

Algunos pacientes pueden tener síntomas de un resfriado o una infección estomacal antes de los síntomas clásicos de la encefalitis.

Los síntomas en recién nacidos y bebés pueden no ser fácilmente reconocibles:

  • Rigidez corporal
  • Irritabilidad y llanto más frecuente (estos síntomas pueden empeorar cuando el bebé es sostenido en los brazos)
  • Falta de apetito
  • El estaño puede volverse más prominente
  • Vómito.

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

Consulte a un médico si tiene síntomas que pueden estar involucrados en un posible caso de encefalitis, incluso si es moderada.

Busque atención médica inmediata si experimenta cualquiera de los síntomas de emergencia de la encefalitis, tales como:

  • Pérdida del conocimiento, respuestas débiles, estupor, coma
  • Debilidad o parálisis muscular
  • Convulsiones
  • Dolor de cabeza severo
  • Apatía, falta de humor o humor inapropiado para la situación
  • Deterioro del juicio
  • Inflexibilidad, egocentrismo extremo, incapacidad para tomar decisiones o abandono de la interacción social
  • Interés menor en actividades diarias
  • Pérdida de memoria (amnesia)
  • Memoria reciente o antigua dañada

En la cita con el médico

Entre las especialidades que pueden diagnosticar la encefalitis están…:

  • Clínica Médica
  • Neurología
  • Infectología

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Historial médico, incluyendo otras condiciones que el paciente tiene y medicamentos o suplementos que el paciente toma regularmente

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Qué tan intensos son los síntomas?
  • ¿Se ha sentido confundido y desorientado?
  • ¿Alguna vez ha experimentado síntomas específicos como sensibilidad a la luz, irritabilidad y somnolencia excesiva?
  • ¿Ha tomado alguna medida para aliviar los síntomas? ¿Funcionó?
  • ¿Alguna vez le han diagnosticado alguna otra condición médica? ¿Cuál de ellos?

Diagnóstico de la encefalitis

El proceso de diagnóstico comenzará con una serie de preguntas sobre la historia clínica del paciente y su familia. El especialista llevará a cabo un examen físico completo, que usted puede indicar:

  • Reflexiones anormales
  • Aumento de la presión intracraneal
  • Confusión mental
  • Úlceras bucales
  • Debilidad muscular
  • Rigidez del cuello
  • Signos en otros órganos, como el hígado y los pulmones
  • Erupción cutánea
  • Problemas de habla.

Luego, el médico debe solicitar otras pruebas específicas para diagnosticar una posible encefalitis. Comprueba algunos:

  • Imágenes por resonancia magnética cerebral
  • Tomografía computarizada de la cabeza
  • Cultivo de líquido cefalorraquídeo, sangre u orina
  • Electroencefalograma
  • Punción lumbar y examen del cultivo de líquido cefalorraquídeo
  • pruebas de anticuerpos contra el virus (pruebas serológicas)
  • Exámenes que detectan pequeñas cantidades de ADN del virus (reacción en cadena de la polimerasa – PCR)

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la encefalitis

Los principales objetivos del tratamiento de la encefalitis son proporcionar y reforzar la atención (que incluye reposo, alimentación e ingesta de líquidos) para ayudar al cuerpo a combatir las infecciones y aliviar los síntomas. Los medicamentos recetados por los médicos también pueden ayudar, por ejemplo:

  • Antivirales para tratar la encefalitis herpética u otras infecciones graves
  • Antibióticos, si la infección se debe a ciertas bacterias
  • Medicamentos anticonvulsivos para prevenir convulsiones
  • Esteroides para disminuir la inflamación cerebral
  • Sedantes para tratar la irritabilidad o el insomnio
  • Paracetamol y otros analgésicos para fiebres y dolores de cabeza

Si la función cerebral se ve gravemente afectada por una infección, pueden ser necesarias intervenciones como la fisioterapia y la logopedia después de que la enfermedad haya sido controlada.

No hay medicamentos antivirales disponibles para combatir la encefalitis directamente, por lo que es esencial tratar la causa subyacente.

Vivir juntos (pronóstico)

¿Existe una cura para la encefalitis?

El resultado del tratamiento varía de persona a persona. Algunos casos son moderados y de corta duración. En estos casos, el paciente se recupera completamente. Otros casos, en cambio, son más graves y, en estos casos, el resultado del tratamiento puede no ser tan efectivo y puede haber daño permanente e incluso la muerte.

La fase aguda de la enfermedad suele durar de una a dos semanas. La fiebre y otros síntomas desaparecen gradual o repentinamente, dependiendo del caso. Algunos pacientes pueden tardar varios meses en recuperarse completamente de la encefalitis.

Prevención

Prevención

Tanto los niños como los adultos deben evitar el contacto directo con personas con encefalitis. Además, el control de los mosquitos cuyas picaduras pueden transmitir algunos virus minimiza la ocurrencia de algunas infecciones de encefalopatía. Los repelentes pueden ser útiles en estos casos. Además, trate de eliminar cualquier fuente de agua estancada, como llantas viejas, latas, canaletas y charcos.

Vacunas

Algunas de las vacunas disponibles para la prevención de la encefalitis actúan directamente contra algunas causas subyacentes específicas, como el herpes zóster y el sarampión en particular.

SABER MÁS

Nuevas toxinas y dispositivos para tratar las arrugas y la flacidezLipoaspiración láser derrite la grasa localizada y trata la celulitis

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.