Inicio » Embarazo » Complicaciones En El Embarazo » Listeriosis

Listeriosis

Si pensabas que no podrías enfermarte de gravedad con la comida, ello significa que no conocías la listeriosis. ¿Qué es esta enfermedad tan peculiar que guarda ínfima relación con los alimentos? En este artículo vamos a verlo. Descubre todo lo que engloba a la infección por listeria.

Aspectos característicos de la listeriosis

Se conoce como listeriosis o infección por listeria a aquella enfermedad que se transmite mediante la ingesta de alimentos. Esta es una infección agresiva que suele atacar a las mujeres embarazadas y a las personas con inmunodeficiencias.

Es ocasionada por la bacteria listeria, encontrada frecuentemente en el agua y en la tierra. Aunque, también se puede encontrar esta bacteria en alimentos crudos, procesados y alimentos lácteos no pasteurizados.

listeriosis en el embarazo

Entre los síntomas más comunes que la listeria puede ocasionar en el cuerpo resaltan:

  • Los dolores musculares fuertes.
  • Las náuseas.
  • Diarrea.
  • Fiebre.

Uno de los aspectos más resaltantes de esta enfermedad, es que la misma puede llegar hasta el sistema nervioso. De ser así, puede que puedas llegar a sentir:

  • Fuertes dolores de cabeza.
  • Confusión excesiva o conducta un tanto alarmista.
  • Convulsiones.
  • Perdida del equilibrio.

Puede llegar a ser una infección peligrosa si no se trata a tiempo. Más, si esta infección la contrae una mujer embarazada. De hecho, entre las personas con más probabilidades de contraer listeriosis se encuentran:

  • Las mujeres embarazadas.
  • Los adultos mayores de 50 años de edad.
  • Los fetos en desarrollo.
  • Los recién nacidos.
  • Los adultos con un sistema inmunológico sumamente debilitado.

La Listeriosis en el embarazo

Lo que debe preocupar de la listeriosis en el embarazo no es la condición de la madre sino la del feto como tal. Esto, debido a que las consecuencias de la listeria en el feto pueden ser de lo más devastadoras. Esta infección puede causar la muerte del feto. Lo que es más, también puede traerle muchas complicaciones en la salud si llegase a nacer con listeriosis.

Entre esas consecuencias previamente mencionadas se puede encontrar lo siguiente:

  • Altas posibilidades de que se sufra un aborto involuntario.
  • Muerte fetal indetenible a causa del indebido tratamiento de la infección en el embarazo.
  • Nacimiento prematuro.
  • Desarrollo de una infección mucho más severa que se cuele dentro del organismo del bebé.
  • Inapetencia o falta de apetito por parte del recién nacido. Esto, acompañado de pequeños vómitos y fiebre en general.

Si esta enfermedad prueba algo, es que los problemas en el embarazo pueden venir desde todas las direcciones. Ni siquiera con la comida se puede estar a salvo. Por ello, se recomienda siempre mantener completo control sobre todos los aspectos que se relacionen al embarazo. Este es un proceso hermoso y complicado al mismo tiempo.

Tratamiento y prevención de la listeriosis

La infección por listeria suele determinarse con un análisis de sangre o de orina en alguno de los casos. Ellos pueden reflejar las proporciones de la infección y que tanto se puede hacer para tratarla correctamente.

Gracias a que le infección puede estar en mayor o menor grado, se pueden encontrar diversos tratamientos para la listeriosis. Los más comunes, hacen uso desmedido y controlado de los antibióticos más populares del mercado. De hecho, este método ha probado ser el mejor de todos para tratar la listeria.

En los mejores casos, la listeria es tan leve que no hace falta tratarla con ningún antibiótico. Por su parte, los peores casos de listeriosis demandan un poco más de precaución y cuidados controlados. ¡Sobre todo si se trata de un embarazo!

Habiendo dicho esto, llega el momento de mencionar qué es lo que se puede hacer para prevenir la literiosis. Realmente es una enfermedad fácil de prevenir si se presta la debida atención. Tan solo procura hacer lo siguiente:

  1. Cocinar bien los alimentos, para eliminar esta bacteria de los mismos en dado caso que haga acto de presencia.
  2. Limpiar extremadamente bien las verduras crudas. De hecho, si es posible, se puede tratar de quitar la capa más externa a la verdura antes de consumirla.
  3. Mantener un ambiente debidamente limpiado y aseado.

Sumado a todo esto, se pueden tomar prevenciones especiales para los casos de embarazos o de inmunodeficiencia. Estas serían las siguientes:

  • Evitar los quesos blandos o los quesos al estilo mexicano.
  • No consumir embutidos en abundancia, al igual que el fiambre en general. Trataba con precaución esta clase de comidas y lávala muy bien antes de consumirla.
  • Evitar comer los patés o las cremas de cualquier índole, por muy provocadora que parezcan. Puede que traigan consigo tan molesta infección.

Si sigues estos consejos alimenticios para evitar la listeriosis, ten la certeza de que nunca tendrás que preocuparte por ello. ¡No dejes que la listeria entre a tu vida por un mal consumo en tus comidas! Recuerda que mientras tengas una buena higiene y una buena alimentación, seguramente no gozarás de grandes problemas con esta infección. ¡Todo depende de ti ahora!

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.