Inicio » Embarazo » Pruebas De Embarazo » Ecografía 3D

Ecografía 3D

Ver a un feto dentro de la madre ya no es lo mismo, todo gracias a la novedosa ecografía 3D. ¿No te has preguntado en qué consiste esta clase de tecnología? Si es así, entonces has llegado al lugar ideal para aclarar esta duda relacionada al embarazo. A continuación verás todos esos secretos que este estudio del feto esconde de manera general. ¡No dejes de leer si te interesa esta información!

Todo acerca del ultrasonido o ecografía 3D

El ultrasonido es simple y llanamente un tipo de examen que se puede efectuar para ver al feto completamente. Ello, para dar un vistazo más a fondo en el embarazo y cerciorarse de que todo anda correctamente. ¡Es una experiencia emocionante y un estudio de suma importancia para los cuidados prenatales del feto y la madre embarazada!

¿Cómo funciona este estudio? Simple, mediante una máquina se emiten ultrasonidos por todo el vientre de la mujer embarazada. Estos rayos traspasan la piel y la placenta, para rebotar dentro del útero femenino y salir nuevamente. Dicha salida es captada por un monitor que muestra la imagen que tanto se ansia ver. ¡Así de sencillo!

Esta clase de examen ecográfico permite determinar no solo la buena salud del feto, sino también algún posible defecto. Entre las más comunes se puede encontrar:

¡Y también puede detectar mucha clase de problemas prenatales más! Ello hace de este estudio algo netamente necesario para cualquier mujer embarazada. ¡No dejes de hacértelo de manera periódica!

Gracias a la inclusión de los sistemas informáticos en estos estudios, se ha mejorado mucho más la versatilidad del estudio. Ello ha llevado al nacimiento del ultrasonido 3D, ecografía que goza de tres dimensiones claramente visibles en la imagen. ¡Ahora se puede ver de mucha mejor manera al feto que crece dentro del vientre materno!

Este tipo de ecografía goza de la ventaja de profundidad, capaz de reflejar problemas no visibles en un ultrasonido ordinario. Sin embargo, también goza de una desventaja tangible y es que no se puede ver el feto en tiempo real. ¡Solo se puede tomar una foto al bebé con una ecografía en tres dimensiones!

ecografia 3d
Ecografía 3D a las 12 semanas.

Diferencias entre la ecografía 2D y las 3D

Como ambos nombres pueden indicarlo, la ecografía 2D y 3D se diferencia por las dimensiones trabajadas. Mientras que el ultrasonido 2D trabaja con dos dimensiones, el ultrasonido 3D trabaja con 3, para mucha mayor nitidez.

La ecografía en dos dimensiones no suele ser muy clara debido a sus tonos monocromáticos al mostrar las imágenes. Sumado a eso, también cuesta más capturar al feto en la pantalla para poder verlo completamente. ¡Es todo un proceso optar por este método! En cambio, con el eco 3D se puede obtener una imagen muchísimo más clara del feto en crecimiento. La misma goza de más color y de profundidad palpable para ver de qué manera crece la criatura.

Sin embargo, no te dejes convencer en un 100% por lo dicho anteriormente. Esto, debido a la mayor desventaja que la ecografía 3D tiene para ofrecer. ¡Esta desventaja radica en que no se puede pasar de una imagen!

La ecografía 3D toma una foto clara y precisa de cómo está tu útero en momentos de embarazo. Sin embargo, no trabaja en tiempo real como la ecografía 4D y la ecografía 2D. ¡Ello hace que sea un tanto impreciso! Con todo y esto, ya queda al gusto del consumidor escoger cuál de estas ecografías realizarse. ¡Puedes hacerte ambos estudios si así lo deseas!

Lo que no puede quitar nadie es que la ecografía 3D brinda un lindo recuerdo perdurable en el tiempo. ¡Cosa que lo diferencia en gran medida del resto de las ecografías!

Preguntas frecuentes sobre la ecografía 3D

Llegados hasta aquí, vale la pena responder aquellas preguntas frecuentes sobre la ecografía 3D. Así, podrás salir de dudas con respecto a este examen o estudio para embarazadas. Dichas preguntas se encuentran enlistadas de la siguiente manera:

  1. ¿Es riesgoso realizarse una ecografía en 3D? Realmente no lo es. No se ha demostrado que las ondas de ultrasonido afecten de alguna manera al feto o a la madre. ¡Son realmente inofensivas! Esto quiere decir que si lo deseas podrías hacerte 1000 ecografías 3D sin problemas.
  2. ¿Cuándo se debe realizar una ecografía 3D? Pues lo más recomendable es que se realice esta clase de ecografía alrededor de las 25 semanas de embarazo. En este tiempo el feto tiene el tamaño ideal para ser visto a plenitud por el examen. Aunque, este examen puedes hacértelo en cualquier momento del embarazo.
  3. ¿Tengo que esperar por el médico para hacerme una ecografía tridimensional? De hecho, no hace falta esperar por el permiso de algún doctor para realizarte este pequeño examen. Eso sí, sería bueno mostrarle los resultados al doctor para que él pueda cerciorarse de que todo está bien.

¡Eso es todo por esta ocasión! No dejes de hacerte un eco en 3D si quieres ver un aspecto diferente de tu bebé.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario