Inicio » Bienestar » Dolor de pierna – Qué puede ser, causas y cómo aliviarlo

Dolor de pierna – Qué puede ser, causas y cómo aliviarlo

Dolor de pierna - Qué puede ser, causas y cómo aliviarlo

El dolor en las piernas suele ser una gran molestia, especialmente cuando se necesita salir y ponerse de pie durante el día. Existen varios tipos y causas de dolor en las piernas, así como varias maneras de aliviar el dolor o tratar el problema de acuerdo con su causa.

La mayoría de los dolores en las piernas se deben al uso excesivo o a lesiones menores. Las molestias suelen desaparecer en un corto período de tiempo normalmente o con el uso de algunos medicamentos y soluciones caseras.

A continuación, investigaremos lo que puede significar el dolor en las piernas, sus causas más probables y cómo aliviar el malestar.

Dolor de pierna – ¿Qué puede ser?

El dolor en las piernas puede ser de varios tipos: puede ser constante o intermitente; puede desarrollarse de forma repentina o gradual; puede afectar a toda la pierna o sólo a una región, como la espinilla o la rodilla; puede causar dolor, incomodidad, fatiga u hormigueo.

Sea lo que sea, el dolor de pierna es molesto e incómodo. Es muy común sentirlo y normalmente no hay nada de qué preocuparse. Sin embargo, en casos más graves, incluso su capacidad para caminar puede verse afectada.

Aunque la mayoría de los dolores en las piernas no tienen una causa grave y se pueden tratar en casa, hay algunas afecciones médicas graves que pueden estar causando este dolor. Por esta razón, es importante ver a un médico si es demasiado fuerte o persistente para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Causas

La mayor parte del dolor de pierna es el resultado de algún tipo de desgaste, que puede ser fatiga por el uso excesivo o incluso lesiones en las articulaciones, huesos, músculos, ligamentos, tendones u otros tejidos sensibles. Algunos tipos también se pueden atribuir a problemas en la parte inferior de la columna vertebral. Otra causa posible puede ser un coágulo de sangre, venas varicosas o mala circulación.

Las causas más comunes de dolor temporal en las piernas pueden ser:

– Calambres

La causa principal del dolor en las piernas son los calambres. Usualmente causa un tipo de calambre o espasmo muscular en la extremidad inferior, causando dolor repentino y agudo cuando los músculos se contraen. Los músculos tensos tienden a formar un nódulo duro y visible debajo de la piel y también pueden causar enrojecimiento e hinchazón en el área afectada.

La fatiga muscular y la deshidratación son las principales causas de los calambres, especialmente en la región de las pantorrillas. Algunos medicamentos como los diuréticos y las estatinas también pueden causar calambres como efecto secundario en algunas personas.

– Lesiones

El dolor que se siente en la pierna también puede ser un signo de lesión, entre los que destaca el dolor:

  • Tensión muscular: Lesión común que ocurre cuando las fibras musculares se “desgarran” como resultado de un estiramiento excesivo o excesivo. A menudo ocurre en los músculos más grandes de las piernas, como los isquiotibiales, las pantorrillas o los cuádriceps.
  • Tendinitis: La tendinitis es la inflamación de un tendón. Los tendones son como cuerdas gruesas que unen los músculos a los huesos. Cuando se inflaman por alguna razón, el movimiento en la articulación afectada se vuelve más difícil. La tendinitis suele afectar a los tendones presentes en los isquiotibiales o cerca del hueso del talón.
  • Bursite: La bursitis también ocurre en el miembro inferior, específicamente en las rodillas. La bursitis de rodilla ocurre cuando la bursa o bolsa sinuvial (un tipo de bolsa llena de líquido) alrededor de la articulación de la rodilla se inflama, causando dolor.
  • Lesión de canela: Este tipo de lesión ocurre cuando los músculos alrededor de la tibia se “desgarran” como resultado del uso excesivo, causando dolor intenso a lo largo de la tibia.

– Fracturas

Algunas fracturas pueden ocurrir debido al estrés. Estas son pequeñas rupturas en los huesos de las piernas, particularmente en la tibia.

– Condiciones médicas

Algunas afecciones médicas también pueden causar dolor en las piernas, como:

  • Aterosclerosis: La aterosclerosis es un estrechamiento y endurecimiento de las arterias debido a una acumulación de grasa y colesterol en la región. Las arterias son los vasos sanguíneos que transportan la sangre rica en oxígeno por todo el cuerpo. Cuando se produce una obstrucción en las arterias, el flujo sanguíneo se reduce, causando problemas en muchas otras partes del cuerpo. Si los tejidos de la pierna, por ejemplo, no están bien oxigenados, la persona siente dolor, especialmente en el área de la pantorrilla.
  • Trombosis venosa profunda: La trombosis venosa profunda se caracteriza por la formación de un coágulo de sangre en una vena. Un coágulo es un coágulo de sangre que se presenta en estado sólido, lo cual también dificulta la circulación sanguínea. La trombosis generalmente ocurre en la parte inferior de la pierna, especialmente después de un largo período de reposo, causando hinchazón y cólicos. Esta afección puede ser más grave si la persona está usando anticonceptivos, lo cual aumenta la posibilidad de que se formen coágulos de sangre.
  • Artritis: La artritis es una inflamación de las articulaciones. Esta afección puede causar hinchazón, dolor y enrojecimiento en el área afectada, que con mayor frecuencia incluye las articulaciones de la rodilla y la cadera.
  • Gota: La gota es una forma de artritis que puede ocurrir cuando el ácido úrico se acumula en el cuerpo. Tal acumulación causa mucho dolor, hinchazón y enrojecimiento en el área de los pies y la parte inferior de las piernas.
  • Várices: Las várices son un problema muy común. Son venas agrandadas que se desbordan de sangre debido a una falla en sus válvulas. Las venas varicosas son visibles, ya que las venas generalmente se hinchan y se elevan sobre la piel. Esta afección también causa mucho dolor y generalmente se observa en el área del tobillo.
  • Infección: Si hay algún tipo de infección en el tejido óseo o de las piernas, se puede presentar hinchazón, enrojecimiento o dolor en el área afectada.
  • Daño nervioso: El dolor de pierna también puede ser causado por daño a los nervios de la pierna, lo cual generalmente conduce a entumecimiento, dolor u hormigueo en la región. Con frecuencia, estas molestias ocurren en los pies y en la parte inferior de las piernas y pueden ser una complicación de la diabetes.

– Otras causas

Existen afecciones y lesiones menos comunes, pero también pueden ser la causa de dolor en las piernas. Estas son condiciones que requieren un diagnóstico y tratamiento médico específico.

  • Hernia de disco: La hernia discal ocurre cuando uno de los discos presentes en las vértebras se sale de su lugar. Tal dislocación puede comprimir algunos nervios de la columna vertebral, lo cual causa dolor que irradia desde la columna vertebral a otras regiones del cuerpo como los brazos y las piernas.
  • Enfermedad de Osgood-Schlatter: La enfermedad de Osgood-Schlatter ocurre cuando el tendón que conecta la articulación de la rodilla con el hueso de la tibia de la pierna se tensa. Sobrecarga el cartílago tibial, donde se adhiere al hueso. Esto hace que se forme una especie de nódulo justo debajo de la rodilla, lo que resulta en sensibilidad e hinchazón alrededor del sitio. Esta enfermedad ocurre principalmente en adolescentes con brotes de crecimiento durante la pubertad.
  • Enfermedad de Legg-Calve-Perthes: La enfermedad de Legg-Calve-Perthes se caracteriza por una interrupción en el suministro de sangre a la articulación de la cadera. La falta de suministro de sangre puede dañar gravemente el hueso en la región y causar deformación permanente. Estos problemas a menudo causan mucho dolor en las piernas, especialmente alrededor de la cadera, el muslo o la rodilla. También es una condición que ocurre principalmente durante la adolescencia.
  • Epífisis femoral: La epífisis femoral es una separación de la articulación de la cadera del hueso del fémur, que causa dolor de cadera. Esta afección sólo ocurre en niños, especialmente en aquellos que tienen sobrepeso en la niñez.
  • Tumores: También pueden desarrollarse tumores, que pueden ser benignos o malignos en los huesos más grandes de la pierna, que son el fémur y la tibia.

Cómo aliviar

Para aliviar el dolor en las piernas, siempre y cuando no sea causado por una condición seria, es posible probar algunas soluciones caseras para reducir la incomodidad e incluso extinguir el dolor.

Por lo tanto, si la causa es sólo un problema simple como una pequeña lesión, fatiga o calambres, las siguientes soluciones pueden resolver el problema:

  • Descanso: Descansar es importante para eliminar cualquier presión a la que estén expuestas sus piernas. Si su dolor se refiere a un cansancio, probablemente unas pocas horas de descanso resolverán el problema
  • .

  • Paquete de hielo: Aplique una bolsa o bolsa de hielo en la región dolorida durante unos 20 minutos al menos tres o cuatro veces al día. Esto ayudará a aliviar el dolor y mejorar la circulación.
  • Elevación: Levantar la pierna lo más alto posible con la ayuda de almohadas siempre que se siente o se acueste puede ayudar a aliviar el dolor al mejorar la circulación sanguínea.
  • Analgésicos: Si ninguna solución funciona, puede intentar usar un analgésico de venta libre para aliviar las molestias, como el ibuprofeno o el naproxeno, por ejemplo.
  • Baño caliente: Tomar un baño caliente o tibio puede ayudar a relajar los músculos y mejorar la circulación sanguínea, lo que puede ayudar a aliviar el dolor de piernas.
  • Estirar: Estirar el cuerpo también puede ayudar con el dolor. Si su dolor está en la parte inferior de la pierna, trate de señalar y enderezar los dedos de los pies al sentarse o pararse. Si el dolor es en el miembro superior, trate de doblarse lo más que pueda y tóquese los dedos de los pies. Mantenga las posiciones durante al menos 10 segundos, aumentando el tiempo, si puede, hasta un máximo de 30 segundos. Si el dolor empeora, deje de estirarse y regrese a la posición inicial lentamente. Vea algunos de los mejores estiramientos de piernas aquí.

Cuando busque un médico

Se debe buscar un profesional de la salud cuando se sienta cualquiera de los signos que se indican a continuación:

  • Lesión de pierna con corte profundo o hueso o tendón expuesto;
  • Incapacidad para caminar o poner peso sobre la pierna;
  • Dolor al caminar;
  • Várices que causan molestias;
  • Tiene dolor, hinchazón, enrojecimiento o calor excesivo en las piernas;
  • Escuchar un sonido de chirrido o chirrido al mover la pierna;
  • Signos de infección como enrojecimiento, calor, sensibilidad y fiebre;
  • Hinchazón, palidez o baja temperatura;
  • Dolor agudo en la pantorrilla;
  • Hinchazón en ambas piernas asociada a problemas respiratorios.

Si después del tratamiento en el hogar persisten los síntomas, también se recomienda buscar ayuda médica para investigar la causa del problema y llevar a cabo el tratamiento adecuado.

Prevención

Sabemos que es mejor estar seguros que arrepentidos. Así que aquí hay algunos consejos simples que pueden prevenir el dolor en las piernas:

  • Estirar: Siempre es interesante tener tiempo para estirar los músculos antes y después del ejercicio o la actividad física.
  • Fuente de alimentación: También es muy útil comer alimentos con alto contenido de potasio como plátanos y pollo, ya que ayudan a prevenir lesiones en los músculos y tendones de las piernas.
  • Ejercicios físicos: Hacer ejercicios durante al menos 30 minutos al día, 5 días a la semana, es interesante para mantenerse activo y ejercitar los músculos y las articulaciones, manteniéndolos sanos.
  • Salud en el día: Vigile su salud, especialmente sus niveles de colesterol y presión arterial, manteniéndolos bajo control en todo momento, evitando problemas de circulación sanguínea. También evite fumar y el uso excesivo de alcohol y mantenga un peso y una dieta saludables.

Recuerde consultar a un médico siempre que el dolor persista durante varios días y los remedios caseros no funcionen.

Referencias adicionales:

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.