Inicio » Enfermedades » Dismenorrea: tratamientos y causas

Dismenorrea: tratamientos y causas

¿Qué es la dismenorrea?

La dismenorrea es el cuadro clínico que implica una serie de molestias dolorosas, incluyendo dolor por cólicos en la parte inferior del abdomen y otras molestias extragenitales en el cuerpo de la mujer.

Aparece en la víspera de la menstruación y desaparece al final del flujo menstrual. Aunque algunas enfermedades son relativamente comunes en esta etapa, etiquetamos la dismenorrea cuando la intensidad de los síntomas físicos y psíquicos compromete la vida diaria e incluso la calidad de vida de la mujer.

Causas

La dismenorrea primaria está asociada con la liberación de sustancias llamadas prostaglandinas, que se producen en el útero. Su elevación por encima de los niveles fisiológicos promueve fuertes contracciones en el músculo uterino y la reducción de la circulación (vasoconstricción) de sus vasos sanguíneos y la reducción de la oxigenación en el sitio, con la consiguiente aparición de dolor menstrual.

La producción de prostaglandinas está relacionada con el equilibrio de la producción de estrógeno y progesterona y se sabe que la dismenorrea primaria ocurre en ciclos ovulatorios. Los estrógenos estimulan su producción y la progesterona producida a niveles fisiológicos cuando la mujer ovula, no es capaz de prevenir sus efectos contráctiles en el útero.

La dismenorrea secundaria aparece varios años después de la menarquia y está asociada con algunas enfermedades locales existentes, incluyendo endometriosis, adenomiosis, mioma uterino, enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), reacción inflamatoria al uso del DIU, malformaciones uterinas, estenosis cervical y otras.

Entre las causas menos comunes de dismenorrea están la presencia de quistes ováricos y várices pélvicas, que causan dolor en la parte inferior del abdomen y pueden simular un cuadro de dismenorrea secundaria.

Factores de riesgo

En la dismenorrea primaria, se encuentran factores de riesgo asociados como la menarquia temprana, flujos menstruales abundantes o prolongados. El factor psicológico se considera un elemento muy importante en la mayoría de los estudios.

En la dismenorrea secundaria, la referencia a un historial de enfermedad pélvica inflamatoria o cirugía pélvica previa, el uso de un DIU, sangrado uterino anormal y dolor en las relaciones sexuales son factores de riesgo muy sugestivos.

Síntomas

Síntomas de dismenorrea

Los síntomas varían de acuerdo con algunas características, por lo que el cuadro se divide en dismenorrea primaria y dismenorrea secundaria.

En la dismenorrea primaria, la menstruación dolorosa aparece antes, sin que se reconozca ninguna enfermedad ginecológica asociada. Los períodos secundarios ocurren más tarde y están asociados con algunas enfermedades ginecológicas.

Predomina la menstruación dolorosa -dolor de cólicos en el bajo vientre- muy frecuente en adolescentes de uno a dos años después de la primera menstruación (menarquia), cuando la joven comienza a ovular más regularmente y persiste hasta los 25 años, cuando la gravedad de los síntomas disminuye e incluso desaparece.

Los otros síntomas generales, menos comunes, llamados extragenitales, afectan al menos al 50% de los casos y están representados por náuseas/vómitos (90%), desánimo y fatiga (85%), nerviosismo (65%) y dolor de cabeza (50%).

En menor frecuencia e intensidad también es posible mencionar la diarrea, la sudoración excesiva, el insomnio y la “sensación de desmayo” (lipotimia).

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

La existencia de los factores mencionados anteriormente, referidos por el paciente en la consulta médica, ya sugiere el origen de la condición dolorosa de la dismenorrea y la justificación para buscar ayuda médica.

Diagnóstico de la dismenorrea

El diagnóstico de la dismenorrea se realiza en base a la historia clínica, tratando de identificar el momento de aparición del dolor (dismenorrea primaria o secundaria). También se evalúa la regularidad del patrón menstrual (ciclos ovulatorios), el examen ginecológico completo, los exámenes de laboratorio (sangre, orina y flujo vaginal) y los exámenes por imágenes (resonancia y ultrasonografía).

El examen clínico ginecológico meticuloso, especialmente el tacto vaginal (y a veces el rectal) complementa la sospecha del factor causal y revela, o descarta, la presencia de ciertas patologías. Se requieren pruebas complementarias de laboratorio y de imagen para formalizar mejor un diagnóstico que sin duda guiará la forma apropiada de tratamiento de la dismenorrea.

En casos crónicos, se requiere laparoscopia o videohisteroscopia.

Cuando administramos progestinas (progesterona sintética) podemos bloquear la producción de prostaglandinas, por lo que los medicamentos basados en estas sustancias sintéticas, como los anticonceptivos orales, tienen un excelente efecto terapéutico sobre los calambres menstruales, especialmente en la dismenorrea primaria.

El uso de medicamentos contra la prostaglandina proporciona alivio del dolor a aproximadamente el 80% de los pacientes con dismenorrea primaria.

El tratamiento de la dismenorrea secundaria depende de la causa que la causa.

Tratamiento y cuidado

Precauciones

Durante la crisis de la dismenorrea el tratamiento sólo debe ser sintomático, en busca de alivio del dolor. Esto puede repetirse en otros ciclos si el diagnóstico aún no es seguro.

El día de la consulta se recomienda no utilizar analgésicos o antiinflamatorios para no camuflar los síntomas en el momento del examen ginecológico.

Medicamentos para la dismenorrea

La dismenorrea puede tener varias causas, por lo que el tratamiento varía según el diagnóstico establecido por el médico. Por lo tanto, sólo un especialista cualificado puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Los medicamentos más comunes para tratar la dismenorrea son:

  • Ácido mefenámico
  • AAS
  • Advil
  • Alivium
  • Aspirina 500Mg
  • Compuesto de Atroveran (solución de gotas)
  • Compuesto de Atroveran (comprimido)
  • Bi Profenid
  • Buscopan compuesto
  • Buscar
  • Celecoxib
  • Cataflam
  • Celebrar
  • Cetoprofeno
  • Diclofenac colestiramina
  • Diclofenaco Resinado
  • Diclofenaco sódico
  • Feldene
  • Fenaflan D
  • Flancox
  • Flotac
  • Ibuprofeno
  • Ibupril 300mg
  • Ibupril 600mg
  • Nimesulida
  • Paracetamol
  • Paracetamol Cafeína

Siempre siga las instrucciones de su médico de cerca y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.