Dislocaciones

¿Qué es una dislocación?

Una dislocación ocurre cuando un hueso se escapa de una articulación. Por ejemplo, la parte superior del hueso de su brazo encaja en una articulación en su hombro. Cuando se desliza o sale de esa articulación, tiene un hombro dislocado. Puede dislocar casi cualquier articulación de su cuerpo, incluidas la rodilla, la cadera, el tobillo o el hombro.

Dado que una dislocación significa que su hueso ya no está donde debería estar, debe tratarlo como una emergencia y buscar atención médica lo antes posible. Una dislocación no tratada podría causar daño a sus ligamentos, nervios o vasos sanguíneos.

¿Qué causa una dislocación?

Las dislocaciones generalmente resultan cuando una articulación experimenta un impacto inesperado o desequilibrado. Esto podría suceder si se cae o experimenta un golpe fuerte en el área afectada. Después de que una articulación se disloca, es más probable que se disloque nuevamente en el futuro.

¿Quién está en riesgo de una dislocación?

Cualquiera puede dislocarse una articulación si se cae o experimenta algún otro tipo de trauma. Sin embargo, las personas mayores tienden a tener un mayor riesgo, especialmente si carecen de movilidad o son menos capaces de prevenir caídas.

Los niños también pueden correr un mayor riesgo de luxaciones si no están supervisados ​​o juegan en un área que no ha sido protegida para niños. Quienes practican conductas inseguras durante las actividades físicas se exponen a un mayor riesgo de accidentes, como dislocaciones.

¿Cuáles son los síntomas de una dislocación?

En la mayoría de los escenarios, podrá ver fácilmente una dislocación. El área puede estar hinchada o verse magullada. Puede notar que el área está roja o descolorida. También puede tener una forma extraña o deformarse como resultado de la dislocación.

Algunos de los otros síntomas asociados con las articulaciones dislocadas incluyen:

  • pérdida de movimiento
  • dolor durante el movimiento
  • entumecimiento alrededor del área
  • sensación de hormigueo

¿Cómo se diagnostica una luxación?

Puede ser difícil determinar si su hueso está roto o si se ha producido una dislocación. Debe ir a la sala de emergencias lo más rápido posible.

Su médico examinará el área afectada. Verificará la circulación en el área, la deformidad y si la piel está rota. Si su médico cree que tiene un hueso roto o una dislocación, ordenará una radiografía. En ocasiones, se pueden requerir imágenes especiales como una resonancia magnética. Estas herramientas de imagen permitirán a su médico ver exactamente lo que está sucediendo en la articulación o el hueso involucrado.

¿Cómo se trata una luxación?

La elección del tratamiento por parte de su médico dependerá de la articulación que se dislocó. También puede depender de la gravedad de su luxación. Según la Universidad Johns Hopkins , el tratamiento inicial para cualquier dislocación involucra ARROZ: descanso, hielo, compresión y elevación. En algunos casos, la articulación dislocada podría volver a su lugar naturalmente después de este tratamiento.

Si la articulación no vuelve a la normalidad de forma natural, su médico puede usar uno de los siguientes tratamientos:

  • manipulación o reposicionamiento
  • inmovilización
  • medicación
  • rehabilitación

Manipulación

En este método, su médico manipulará o volverá a colocar la articulación en su lugar. Se le dará un sedante o anestésico para que se mantenga cómodo y también para que los músculos cercanos a su articulación se relajen, lo que facilita el procedimiento.

Inmovilización

Después de que su articulación regrese a su lugar apropiado, su médico puede pedirle que use una honda, una férula o un yeso durante varias semanas. Esto evitará que la articulación se mueva y permitirá que el área sane por completo. El período de tiempo que su articulación necesita estar inmóvil variará, dependiendo de la articulación y la gravedad de la lesión.

Medicación

La mayor parte de su dolor debería desaparecer después de que la articulación regrese a su lugar adecuado. Sin embargo, su médico puede recetarle un analgésico o un relajante muscular si aún siente dolor.

Cirugía

Necesitará cirugía solo si la dislocación dañó sus nervios o vasos sanguíneos, o si su médico no puede devolver sus huesos a su posición normal. La cirugía también puede ser necesaria para aquellos que a menudo dislocan las mismas articulaciones, como los hombros. Para evitar la redistribución, puede ser necesario reconstruir la articulación y reparar las estructuras dañadas. En ocasiones, se debe reemplazar una articulación, como un reemplazo de cadera.

Rehabilitación

La rehabilitación comienza después de que su médico reposiciona o manipula adecuadamente la articulación en la posición correcta y retira la eslinga o la férula (si la necesita). Usted y su médico diseñarán un plan de rehabilitación que funcione para usted. El objetivo de la rehabilitación es aumentar gradualmente la fuerza de la articulación y restaurar su rango de movimiento. Recuerde, es importante ir despacio para no volver a lesionarse antes de que se complete la recuperación.

¿Cómo puedo prevenir una dislocación?

Puede evitar una dislocación si practica un comportamiento seguro. Los consejos generales para prevenir las dislocaciones incluyen:

  • Use pasamanos al subir y bajar escaleras.
  • Mantenga un botiquín de primeros auxilios en el área.
  • Use tapetes antideslizantes en áreas húmedas, como baños.
  • Mueva los cables eléctricos del piso.
  • Evite el uso de alfombras.

Para evitar que los niños se disloquen, considere practicar lo siguiente:

  • Enseñe a los niños comportamientos seguros.
  • Observe y supervise a los niños según sea necesario.
  • Asegúrese de que su hogar sea a prueba de niños y seguro.
  • Coloque puertas en las escaleras para evitar caídas.

Si eres un adulto y quieres protegerte de las dislocaciones, debes:

  • Use ropa o equipo de protección cuando realice actividades físicas, como deportes.
  • Retire las alfombras de su piso o reemplácelas con alfombras antideslizantes.
  • Evite pararse sobre artículos inestables, como sillas.

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo?

Cada dislocación tiene su propio tiempo de curación único. La mayoría de las personas experimentan una recuperación completa en varias semanas. Para algunas articulaciones, como las caderas, la recuperación completa puede llevar varios meses o años y puede requerir cirugías adicionales.

Si su luxación recibió tratamiento inmediato, es probable que no empeore en una lesión permanente. Sin embargo, es importante recordar que el área será débil y es más probable que se disloque en el futuro.

El tiempo de curación también será más largo si los vasos sanguíneos o los nervios se dañaron en la dislocación. En ocasiones, los vasos sanguíneos que irrigan los huesos están dañados permanentemente.

Si la dislocación es grave o no se trata a tiempo, puede haber problemas permanentes, como dolor persistente o la muerte celular de partes del hueso alrededor de la articulación.

3 fuentes

  • Campagne, D. (2014, diciembre). Descripción general de fracturas, dislocaciones y esguinces
    merckmanuals.com/professional/injuries-poisoning/fractures-dislocations-and-sprains/overview-of-fractures-dislocations-and-sprains
  • Luxaciones (nd) Recuperado de
    hopkinsmedicine.org/healthlibrary/conditions/adult/pediatrics/dislocations_90,P02756/
  • Personal de la Clínica Mayo. (2015, 25 de enero). Dislocación
    mayoclinic.org/diseases-conditions/dislocation/basics/definition/con-20022264
  • Categorías