Inicio » Enfermedades » Disartria: síntomas, tratamientos y causas

Disartria: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es la disartria?

La disartria se define como la dificultad para usar los músculos del habla o su debilidad. Aunque la disartria parece ser un problema del lenguaje, en realidad es un problema motor. Puede ser causada por el daño al tronco encefálico o a las fibras nerviosas que conectan la capa externa del cerebro (corteza cerebral) con el tronco encefálico.

Las personas con disartria producen sonidos que se acercan al sonido real de las palabras, y en el orden correcto. El habla puede ser sin aliento, irregular, inexacta y con tonos monótonos o vibratorios, dependiendo de dónde ocurrió el daño cerebral. Debido a que la capacidad de entender y usar el lenguaje no se ve afectada, la mayoría de las personas con disartria pueden leer y escribir normalmente.

Causas

Las posibles causas de la disartria incluyen…:

  • AVC
  • Cirugía o debilidad del lenguaje
  • Distrofia muscular
  • Enfermedad de Huntington
  • Enfermedad de Lyme
  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedad de Wilson
  • Esclerosis lateral amiotrófica
  • Esclerosis múltiple
  • Infecciones
  • Medicamentos, como narcóticos o tranquilizantes que afectan el sistema nervioso central
  • Miastenia grave
  • Parálisis cerebral
  • Parálisis de Bell
  • Síndrome de Guillain-Barré
  • Lesión cerebral traumática
  • Tumor cerebral.

Factores de riesgo

La disartria puede afectar a niños y adultos. Usted está en mayor riesgo de sufrir de disartria si:

  • Usted está en el grupo de riesgo de apoplejía
  • Tiene alguna enfermedad neurodegenerativa
  • Tiene una enfermedad neuromuscular
  • Abuso de alcohol o drogas
  • Está en mal estado de salud.

Síntomas

Síntomas de Disartria

Los síntomas de la disartria pueden variar, dependiendo de la causa subyacente y la ubicación afectada. Los signos más comunes son:

  • Voz arrastrada
  • Velocidad lenta del habla
  • Incapacidad para hablar más fuerte que un susurro
  • Habla muy rápido y difícil de entender
  • Voz ronca
  • Voz anasaltada
  • Frecuencia del habla irregular o anormal
  • Voz con volumen irregular
  • Habla aburrida
  • Dificultad para mover la lengua o los músculos faciales
  • Baba.

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

La disartria puede ser un signo de una enfermedad subyacente grave. Solicite una cita médica si experimenta cambios repentinos o inexplicables en su capacidad para hablar con claridad.

En la cita con el médico

Especialistas que pueden diagnosticar una disartria saludable:

  • Médico generalista
  • Terapeuta del habla
  • Neurólogo.

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Historial médico, incluyendo otras condiciones que el paciente tiene y medicamentos o suplementos que el paciente toma regularmente
  • Si es posible, pídale a alguien que lo acompañe.

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas son continuos u ocasionales?
  • ¿Qué tan severos son los síntomas?
  • ¿Qué, si acaso, parece mejorar los síntomas?
  • ¿Qué es lo que, si acaso, parece empeorar los síntomas?

También es importante llevar sus preguntas a la consulta escrita, empezando por la más importante. Esto asegura que usted obtendrá respuestas a todas las preguntas relevantes antes de que termine la consulta. Para la disartria, algunas preguntas básicas incluyen:

  • ¿Cuál es la causa más probable de los síntomas?
  • ¿Cuáles son las otras causas posibles de los síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas son necesarias?
  • ¿Debería ver a un experto?
  • ¿Hay algún material impreso que pueda llevar conmigo? ¿Qué sitios recomiendan?

No dude en hacer otras preguntas si surgen en el momento de la consulta.

Diagnóstico de disartria

Varios exámenes pueden identificar y diagnosticar la causa de la disartria.

Un logopeda evaluará la gravedad de la enfermedad. Un patólogo estudiará cómo habla y evaluará cómo mueve los labios, la lengua y los músculos faciales. Aspectos de la calidad de su voz y de su respiración también contribuirán al estudio.

Después de su primer examen, el médico puede ordenar cualquiera de las siguientes pruebas:

  • Resonancia magnética
  • Tomografía computarizada
  • Electroencefalograma
  • Electromiograma
  • Estudio de la conducción nerviosa para medir la fuerza y la velocidad con la que los nervios envían señales eléctricas
  • Análisis de sangre y orina
  • Punción lumbar
  • Biopsia cerebral
  • Estudio de deglución
  • Pruebas neuropsicológicas para evaluar sus habilidades cognitivas.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la disartria

El tratamiento depende de la causa, tipo y gravedad de la disartria. Las opciones de tratamiento incluyen terapia de ejercicio del lenguaje, medicamentos para tratar las afecciones que pueden estar causando disartria y cirugía para extirpar un tumor o corregir cualquier cambio anatómico.

Los objetivos de los tratamientos incluyen:

  • Retrasar o acelerar la velocidad del habla
  • Mejorar la respiración para que la persona pueda hablar más alto
  • Fortalecimiento muscular
  • Mejorar los movimientos de la lengua y los labios
  • Mejorar la producción de sonidos del habla para que sean más claros
  • Enseñar a los cuidadores, miembros de la familia y maestros estrategias para comunicarse mejor con el paciente
  • En casos graves, enseñe medios alternativos de comunicación (por ejemplo, gestos, placas con las letras del alfabeto o equipo electrónico).

Drogas para la disartria

Los medicamentos más comúnmente usados para tratar la disartria son:

  • Haldol
  • Haloperidol

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Viviendo juntos / Pronóstico

Es importante que tanto la persona con disartria como aquellos con quienes se comunican trabajen para mejorar las interacciones. Aquí hay algunos consejos para ayudar con este proceso:

Consejos para personas con disartria

  • Ingrese el tema con una sola palabra o frase corta antes de comenzar a hablar en oraciones más completas
  • .

  • Asegúrese de que los oyentes sean comprensivos
  • Hable despacio y en voz alta (tanto como sea posible)
  • Tome descansos frecuentes
  • Trate de reducir el número de conversaciones cuando se sienta cansado o cuando su habla sea más difícil de entender
  • .

  • Trate de usar otros métodos de comunicación si el habla es difícil o frustrante.

Los niños pueden necesitar ayuda adicional para recordar el uso de estas estrategias.

Consejos para los oyentes

  • Trate de reducir las distracciones y el ruido de fondo
  • Preste atención a la persona que llama
  • Observe los gestos o movimientos de los labios de la persona mientras habla
  • Hágale saber al orador si tiene dificultades para entender
  • Repita sólo la parte del mensaje que entendió para que el orador no tenga que repetir la frase completa
  • .

  • Si aún no ha entendido el mensaje, haga preguntas de sí/no para que el paciente no tenga que hablar demasiado.

Posibles complicaciones

La disartria puede causar algunas complicaciones, incluyendo…:

  • Dificultades de comunicación
  • Problemas con las interacciones sociales
  • Depresión, debido a la frustración causada por los síntomas.

¿Existe una cura para la disartria?

Trabajar con un terapeuta del habla puede ayudar a mejorar las habilidades del habla y la comprensión de otras personas. De acuerdo con la American Speech, Language and Hearing Association, aproximadamente dos tercios de los adultos con enfermedad del sistema nervioso central aumentan sus habilidades del habla después de la terapia del habla.

Prevención

Prevención

La disartria no siempre se puede evitar, ya que es consecuencia de varias condiciones. Pero es posible reducir los factores de riesgo de algunas causas de disartria con estos pasos:

  • Controlar la presión arterial alta
  • Controlar el colesterol, las grasas saturadas y la sal en la dieta
  • Deje de fumar
  • Control de la diabetes
  • Ejercicios de práctica
  • Mantener el peso
  • Aumentar la cantidad de frutas y verduras en la dieta
  • Tratar la apnea obstructiva del sueño
  • Limite el consumo de alcohol
  • No use drogas o medicamentos de venta libre.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.