Dificultad respiratoria: tratamientos y causas

¿Qué es la Dificultad para Respirar?

La dificultad para respirar implica una sensación de asfixia y angustia por no poder realizar uno de los movimientos involuntarios del cuerpo, que es esencial para la vida: la respiración.

Ese síntoma generalmente varía mucho en intensidad. Sólo puede ser una molestia, que puede pasar con el tiempo, pero también puede ser la interrupción total de la respiración, que puede conducir a problemas de salud muy graves.

Técnicas para respirar mejor

Ese síntoma generalmente varía mucho en intensidad. Sólo puede ser una molestia, que puede pasar con el tiempo, pero también puede ser la interrupción total de la respiración, que puede conducir a problemas de salud muy graves.

Técnicas para respirar mejor

Causas

La falta de aliento puede tener muchas causas diferentes:

  • El bloqueo de las vías respiratorias en la nariz, la boca o la garganta puede causar dificultad para respirar
  • .

  • La enfermedad cardíaca puede causar dificultad para respirar si el corazón no puede bombear suficiente sangre para proporcionar oxígeno al cuerpo. Si el cerebro, los músculos u otros órganos del cuerpo no reciben suficiente oxígeno, puede producirse una sensación de falta de aliento
  • .

  • La enfermedad pulmonar puede causar falta de aliento
  • Algunas veces, la tensión emocional, como la ansiedad, puede llevar a que se presente dificultad para respirar.

Los siguientes problemas pueden causar dificultad para respirar:

Problemas pulmonares

  • Coágulo de sangre en las arterias de los pulmones (embolia pulmonar)
  • Bronquiolitis
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Neumonía
  • Hipertensión pulmonar
  • Bronquitis
  • Asma
  • Cáncer de pulmón.

Problemas de las vías respiratorias que conducen a los pulmones

  • Ahogarse con algo atascado en las vías respiratorias
  • Epiglotis.

Problemas cardíacos

  • Ataque al corazón
  • Angina
  • Enfermedad cardíaca congénita
  • Insuficiencia cardíaca
  • Arritmia cardíaca.

Otros problemas

  • Alergias (como moho, pelo de animales o polen)
  • Subir a grandes alturas, donde hay menos oxígeno en el aire
  • Compresión de la pared torácica
  • Polvo en el medio ambiente
  • Hernia de hiato
  • Obesidad
  • Ataques de pánico.

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

La dificultad para respirar nunca es simple, ya que la respiración es esencial para mantenerse vivo. Si tiene dificultad para respirar con frecuencia, consulte a un médico y describa exactamente todos sus síntomas y la frecuencia con la que experimenta dificultad para respirar.

Eso no siempre es un problema serio. Sin embargo, es importante consultar a un especialista para poder diagnosticar las posibles causas subyacentes y, si es necesario, tratarlas inmediatamente.

En la cita con el médico

Entre las especialidades que pueden diagnosticar la dificultad para respirar se encuentran:

  • Clínica Médica
  • Pulmonología
  • Cardiología
  • Psiquiatría
  • Otorrinolaringología.

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Antecedentes, incluyendo cualquier otra afección que pueda tener y cualquier medicamento o suplemento que tome regularmente.

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Hace sonidos guturales o sibilantes mientras respira?
  • ¿Tienes que trabajar duro para respirar?
  • ¿Por cuánto tiempo ha tenido problemas para respirar?
  • ¿Ha progresado lentamente durante semanas o meses?
  • ¿Empezó recientemente?
  • ¿Empezó de repente?
  • ¿Apareció lentamente (evento gradual)?
  • ¿Hay una secuencia de episodios separados? ¿Cuánto tiempo dura cada episodio y cada uno tiene un patrón similar?
  • ¿Ha empeorado la dificultad respiratoria recientemente?
  • ¿La dificultad para respirar o despertarse en la noche (disnea paroxística nocturna)?
  • ¿El tamaño de la dificultad respiratoria cambia con el tiempo?
  • ¿Es difícil respirar cuando está descansando?
  • ¿Cuánto dura cada episodio?
  • ¿Empeora cuando se acuesta boca arriba (ortopnea)?
  • ¿Empeora al cambiar de posición?
  • ¿Se ha desarrollado de 4 a 6 horas después de la exposición a algo a lo que usted es o puede ser alérgico (antígeno)?
  • ¿Empeora después del ejercicio?
  • ¿La falta de aliento sólo ocurre cuando usted está respirando con sibilancias?
  • ¿Su patrón de respiración es irregular?
  • ¿Utiliza los músculos del pecho al respirar (retracciones intercostales)?
  • ¿Cuáles son sus otros síntomas?

Tratamiento y cuidado

Medicamentos para la Dificultad Respiratoria

La dificultad para respirar puede tener varias causas, por lo que el tratamiento varía según el diagnóstico establecido por el médico. Por lo tanto, sólo un especialista cualificado puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Los medicamentos más comunes en el tratamiento de la dificultad para respirar son:

  • Meticorten

Siempre siga las instrucciones de su médico de cerca y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.