Inicio » Dietas » Dieta para la Diverticulitis – Alimentos y Consejos

Dieta para la Diverticulitis – Alimentos y Consejos

Dieta para la Diverticulitis - Alimentos y Consejos

La diverticulitis es una enfermedad inflamatoria caracterizada por la formación de bolsas y quistes pequeños y prominentes en la pared interna del intestino. Se trata de los llamados divertículos, que suelen encontrarse en el intestino grueso y que suelen aparecer después de los 40 años.

La presencia de divertículos en el tracto digestivo, llamados diverticulosis, se considera inofensiva. Sin embargo, hay casos en los que dan lugar a algún tipo de problema de salud, caracterizando así la diverticulitis.

Aunque se desconoce el origen exacto de la enfermedad, se cree que una dieta pobre en fibra es responsable. Esto se debe a que la ausencia del nutriente está asociada con el estreñimiento y la presencia de heces duras. El resultado de esto es que se debe hacer un mayor esfuerzo para eliminarlos, lo que tiene como consecuencia la formación de dichos quistes.

Otros problemas relacionados con la aparición de la enfermedad son la obesidad, el tabaquismo y la práctica de pocos ejercicios físicos.

Los síntomas de la diverticulitis, que generalmente aparecen repentinamente y empeoran en pocos días, incluyen: hinchazón, sensibilidad especialmente en la parte inferior izquierda del abdomen, gases, fiebre, escalofríos, náuseas, vómitos, falta de hambre e ingesta insuficiente de alimentos.

La dieta para la diverticulitis

A la hora de probar los signos mencionados anteriormente, lo fundamental es pedir ayuda al médico, quien realizará las pruebas y podrá indicar el tratamiento adecuado, si se confirma la afección.

Parte del tratamiento de la enfermedad incluye un cambio en la dieta, la llamada dieta para la diverticulitis. Como se mencionó anteriormente, una de las causas atribuidas al problema es la ausencia de fibra en la dieta. Por lo tanto, una de las directrices de la dieta para la diverticulitis es precisamente el aumento de la ingesta de fibra en las comidas, como una forma de evitar futuras crisis de la enfermedad. Sin embargo, cuando el paciente sufre de síntomas severos, el médico puede indicar un cambio gradual, es decir, gradual, en la dieta.

Esto puede comenzar con una dieta líquida, basada en el consumo de agua, jugos de frutas sin pulpa, caldos de gelatina y paletas sin trozos de fruta o pulpa.

Poco a poco, en cuanto se siente mejor, el paciente se repone a una dieta normal, que consiste en alimentos con bajo contenido en fibra, como carne, pescado, aves, productos lácteos, frutas enlatadas o cocidas sin cáscara y semillas, verduras cocidas o enlatadas sin cáscara, huevos, cereales con pocas fibras, arroz blanco, pasta y fideos.

Después de eso, la persona comienza a comer alimentos ricos en fibras como el pan y la pasta integral, frutas frescas como la manzana, el aguacate y la mora, papas, avena, amaranto, cereales con alto contenido en fibra, granos integrales como la quinua, arroz integral y bulgur, verduras como las lentejas y verduras como las alcachofas.

Además de la dieta para la diverticulitis, también es posible que el médico recomiende el uso de algún tipo de suplemento de fibra.

Alimentos que deben evitarse en la dieta para la diverticulitis

Por otro lado, hay algunos alimentos que deben dejarse de lado. La lista incluye:

  • Guisantes, granos no refinados, coco, maíz, palomitas de maíz, frutas secas, cáscaras de frutas y verduras, tomates, fresas encurtidas y pepinos. Empeoran los síntomas de la enfermedad;
  • Café, té y bebidas alcohólicas: hacer más grave el estreñimiento;
  • Alimentos con piel dura: irritan el tracto intestinal y estimulan la diverticulitis;
  • Verduras planas (gaseosas) porque estimulan el tracto digestivo. Esto incluye remolacha, frijoles, zanahorias, brócoli, calabaza, coliflor, coles de bruselas, repollo, repollo y acelga.

Vale la pena consultar al médico que acompaña el caso en particular para saber si está permitido consumir frutos secos o semillas o productos que contengan estos ingredientes. Esto se debe a que a pesar de ser ricos en fibras, en el pasado, los médicos recomendaban evitar ingerirlas porque son difíciles de digerir, lo que podría hacer que se atascaran en los divertículos, causando inflamación.

El otro lado de las fibras

También es importante saber que el consumo excesivo de fibra puede causar problemas como hinchazón y gases. El consumo muy alto de este nutriente todavía puede estar asociado con la enfermedad diverticular.

Por lo tanto, es importante tener en cuenta la recomendación de consumo diario de fibra. Para las mujeres menores de 51 años de edad, la tasa es de 25 g de nutrientes diarios. Para los hombres menores de 51 años, la indicación es ingerir 38 g de fibra al día.

A su vez, se aconseja a las mujeres de 51 años o más que consuman 21 g de fibra cada día, mientras que los hombres de 51 años o más deben consumir 30 g de este nutriente diariamente.

Precauciones

No ignore los síntomas de la diverticulitis y consulte a su médico de confianza para asegurarse de que tiene o no tiene la enfermedad y de que conoce la mejor manera de tratarla. Esto se debe a que, si no se trata, la afección puede provocar otros problemas de salud más graves como sangrado rectal, perforación o ruptura del colon, abscesos (bolsas llenas de pus) y fístula.

Además, siga las pautas de tratamiento y dieta para la diverticulitis prescritas por su médico correctamente.

Probablemente has oído que más vale prevenir que curar, ¿no? A continuación se presenta una breve lista de hábitos y acciones que pueden ayudar a prevenir la formación del divertículo.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.