Inicio » Embarazo » Complicaciones En El Embarazo » Desprendimiento De La Placenta

Desprendimiento De La Placenta

Si hay algo que debe preocupar a la mujer embarazada es el desprendimiento de la placenta antes de tiempo. ¿Qué clase de problemas puede causar esta acción involuntaria del cuerpo embarazado? ¿Qué es realmente una placenta desprendida? Quédate en este lugar y podrás encontrar la respuesta a estas preguntas de interés para las embarazadas. ¡Ha llegado la hora de hablar un poco sobre los padecimientos más comunes en un embarazo!

¿Qué es el desprendimiento de la placenta?

Para poder responder la pregunta antes planteada, se debe saber primero qué es la placenta en realidad. Siendo así, se puede empezar definiendo la placenta como un órgano que se encuentra dentro y pegado al útero. El mismo, se forma cuando la mujer está en procesos gestacionales y su función es la de nutrir al feto. Ello, mediante el conocido cordón umbilical que comunica al feto con la placenta y a su vez, con la madre.

desprendimiento de placenta

El desprendimiento de la placenta, entonces, se da cuando la misma se separa de las paredes uterinas. Dependiendo del tipo de separación que posea, puede clasificarse de la separación de la siguiente manera:

  • Desprendimiento leve, donde el sangrado suele ser escaso, al igual que las contracciones uterinas.
  • Desprendimiento parcial, donde aún sigue pegada la placenta pero no de la forma en que debería estarlo. Suelen haber muchas más contracciones uterinas y mucho más sangrado hemorrágico. El feto puede indicar un cierto grado de sufrimiento por esto.
  • Desprendimiento total, cuando la placenta de lleno está desligada de las paredes uterinas. Este tipo de desprendimiento es el menos común y el más mortal de todos. Esto, debido a que la hemorragia es mucho más intensa y las contracciones uterinas son más frecuentes. Para estos casos, es necesario realizar una cesárea de urgencia.

Entre las causas más comunes del desprendimiento de la placenta se pueden citar las siguientes:

  • Hipertensión por parte de la madre.
  • Consumo parcial o excesivo de tabaco.
  • Tener un embarazo múltiple.
  • Poseer alguna infección en el útero.
  • Sufrir de diabetes.
  • Tener una edad avanzada durante el embarazo.
  • Hematoma intrauterino.

¿Cuál es el riesgo de tener un desprendimiento de la placenta?

El mayor riesgo del desprendimiento de la placenta es la muerte del feto que se lleva dentro del útero. Esto, sumado a otra serie de problemas en el desarrollo que ese feto pudiera desarrollar si logra salir del útero. Si se trata de la madre, esta puede que sufra lo siguiente:

  • Hemorragias internas que ocasionan un sangrado vaginal constante y molesto. Esto a su vez puede causar la aparición de anemia, debilidad excesiva y falta de resistencia al embarazo. Puede que hasta también sufra de hemorragia postparto.
  • Malestar general.
  • Nauseas.
  • Contracciones uterinas, las cuales pueden ocasionar un parto prematuro y molestias generales a la madre.
  • Depresión excesiva y muy mal humor por su débil estado físico.

Como ves, es muy riesgoso que la placenta se desprenda, indiferentemente del grado en que lo haga. Por ello, en vista de ello, se debe hacer todo lo posible para mitigar los estragos de este padecimiento gestacional.

Tratamientos

Antes se había mencionado que se debe incurrir a una cesárea de emergencia cuando la placenta está totalmente desprendida. Esto es cierto siempre que el feto esté en sus últimos días de gestación. De caso contrario, no queda otra cosa que hacer salvo provocar un aborto. ¡El feto no puede crecer sin la placenta en su lugar!

Por suerte, el caso anterior es realmente poco común y lo más probable es que la placenta se desprenda levemente. Ello no supone grandes problemas ni para el feto ni para la madre, ya que los síntomas no suelen sentirse. Pese a esto, sí que aumenta la posibilidad de un parto prematuro si la placenta está desprendida de alguna manera.

No existe manera de volver a re-ensamblar una placenta o pegarla dentro del útero nuevamente. Por ello, si se detecta, se debe buscar la manera de acelerar el proceso del crecimiento fetal. ¡Todo sea para que el feto nazca sano pese al desprendimiento de placenta! Puede que tu médico te recomiende una serie de fármacos que deberás tomar para acelerar el desarrollo del feto. ¡No queda más que tomarlo y esperar a que todo salga bien!

No queda más que agregar referente a este malestar, salvo, quizás, que busques la manera de prevenirlo. ¡Ello se logra si comes sanamente y mantienes tu cuerpo bien cuidado!

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario