Inicio » Enfermedades » Dermatitis: qué es, tipos, síntomas y tratamientos

Dermatitis: qué es, tipos, síntomas y tratamientos

¿Qué es la dermatitis?

Los términos dermatitis o eczema se utilizan como sinónimos para describir un patrón de reacción inflamatoria de la piel. Las causas de la dermatitis son numerosas y las manifestaciones clínicas varían enormemente. Básicamente, la dermatitis aguda se caracteriza por picor, enrojecimiento, hinchazón y la aparición de vesículas, y la dermatitis crónica se caracteriza por picor, sequedad, engrosamiento y grietas en la piel.

La dermatitis es una afección común que no es contagiosa, pero que puede hacer que usted se sienta incómodo. Una combinación de medidas de autocuidado y medicamentos puede ayudarle a tratar la dermatitis.

Tipos

La dermatitis se puede clasificar según criterios clínicos y etiopatógenos. Los tipos de dermatitis más frecuentes son la dermatitis de contacto, la dermatitis atópica y la dermatitis seborreica.

Dermatitis de contacto

La dermatitis por contacto es una reacción inflamatoria que ocurre en la piel debido a la exposición a un componente que causa irritación o alergia. La erupción cutánea, picazón, enrojecimiento y descamación son síntomas comunes, pero no son contagiosos ni potencialmente mortales. Por lo general, los sitios más afectados son las manos y la cara. Averigüe todo sobre la dermatitis por contacto aquí.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica es uno de los tipos más comunes de dermatitis. Se define como una enfermedad crónica de la piel que presenta erupciones que pican y costras, cuya aparición es más común en los pliegues de los brazos y en la parte posterior de las rodillas. La dermatitis atópica también puede estar acompañada de asma o rinitis alérgica. Obtenga más información sobre los síntomas y tratamientos de la dermatitis atópica aquí.

Dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica es una enfermedad crónica, frecuente y recurrente. Este tipo de dermatitis no es contagiosa. Ocurre en regiones de la piel ricas en glándulas sebáceas como la cara y el cuero cabelludo. Existe una prevalencia en la población infantil en los primeros meses de vida y en los adultos jóvenes, y afecta principalmente a los hombres.

Dermatitis numular

La dermatitis numular es una erupción persistente que generalmente causa picazón e inflamación caracterizada por manchas en forma de moneda con pequeñas ampollas, costras y escamas.

Se desconoce la causa de la dermatitis numular. La dermatitis numular suele afectar a las personas de mediana edad y a los ancianos y va acompañada de piel seca, especialmente en invierno.

Dermatitis exfoliativa

La dermatitis exfoliativa es una inflamación severa que afecta toda la superficie de la piel causando enrojecimiento, grietas y escamas, y hace que la capa superior de la piel se despegue (exfolie).

Ciertos medicamentos (especialmente penicilinas, sulfamidas, isoniazida, fenitoína y barbitúricos) pueden causar esta enfermedad. En algunos casos, es una complicación de otras enfermedades de la piel como la dermatitis atópica, la psoriasis y la dermatitis de contacto.

Dermatitis por estasis

La dermatitis por estasis es una inflamación de la parte inferior de las piernas que resulta del estancamiento de la sangre y los líquidos.

La dermatitis por estasis tiende a ocurrir en personas que tienen venas varicosas (venas dilatadas y torcidas) e hinchazón (edema) de la parte inferior de las piernas y luego desarrollan insuficiencia venosa crónica.

Causas

Varias condiciones de salud, alergias, factores genéticos e irritantes pueden causar diferentes tipos de dermatitis:

Dermatitis de contacto

La dermatitis por contacto es causada por un agente externo que entra en contacto con la piel. Puede ser causada por la exposición a un agente muy agresivo puntualmente como ácidos o por la exposición crónica acumulada, como detergentes y productos de limpieza (dermatitis de contacto irritativa) y también por la re-exposición a una sustancia a la que el individuo ha sido sensibilizado con el tiempo y desarrolla inmunidad contra la sustancia específica, como metales y joyas (dermatitis de contacto alérgica).

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una dermatosis multifactorial, que involucra factores genéticos, inmunológicos y ambientales. Este tipo de dermatitis ocurre debido a un cambio en la barrera de la piel, que se vuelve más propensa a los estímulos ambientales, además de presentar una respuesta inmune exacerbada a estos estímulos.

Dermatitis seborreica

Se desconocen las causas de la dermatitis seborreica, pero en su aparición hay una alteración sebácea y un componente inmunológico. La presencia de seborrea es básicamente un factor que predispone a la aparición de esta condición. Además, los agentes microbianos de la flora normal de la piel también han sido implicados en la aparición de la dermatitis seborreica.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la dermatitis pueden variar según el tipo.

Dermatitis de contacto

En la dermatitis alérgica de contacto irritativa, la exposición crónica a agentes agresivos es el principal factor de riesgo, y esta exposición puede estar relacionada con el trabajo, caracterizando así una dermatosis ocupacional. En la dermatitis alérgica de contacto, la exposición al agente con el tiempo puede causar sensibilización (alergia) como en el caso de los cosméticos y los metales (cinturón, joyería).

Dermatitis atópica

En la dermatitis atópica, los factores ambientales pueden agravar o desencadenar la enfermedad, como los baños calientes, el uso excesivo de jabones para limpiar la piel y el uso de tejidos irritantes en contacto directo con la piel.

Dermatitis seborreica

En la dermatitis seborreica los factores que favorecen son el calor, la humedad, el uso de ropa que retiene el sebo y el sudor como la lana, la seda y los tejidos sintéticos. Además, el estímulo androgénico en las glándulas sebáceas en el nacimiento por el andrógeno materno y en la pubertad adulta (18 a 40 años) pueden ser factores desencadenantes.

Síntomas

Síntomas de dermatitis

Los síntomas de la dermatitis suelen ser enrojecimiento, descamación y picor de la piel. Varían según el tipo de dermatitis en cuanto a la apariencia de las lesiones, los síntomas y la ubicación.

Dermatitis de contacto

En la dermatitis de contacto irritativa predominan las características de la dermatitis crónica, tales como:

  • Enrojecimiento
  • Engrosamiento y secado de la piel
  • Fisuras.

En la dermatitis alérgica de contacto, los síntomas dependerán del tiempo de progresión de la enfermedad:

  • Fase aguda: las lesiones son rojas, más hinchadas y pueden tener ampollas o vesículas y secreción
  • .

  • Fase crónica: predomina la sequedad, el engrosamiento y la descamación de la piel.

Además, en ambos casos el paciente puede quejarse de molestias locales con ardor, comezón o ardor.

Dermatitis atópica

En la dermatitis atópica, la piel está seca y muestra signos de picor por picor intenso. En el bebé, las lesiones se presentan predominantemente en la cara, sin afectar el área central. En la infancia, las lesiones ocurren predominantemente en áreas de pliegues en la región posterior de las piernas y en la cara flexora de los brazos y el cuello. En los adultos las lesiones se presentan en una distribución similar y tienen un aspecto crónico.

Dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica afecta áreas ricas en glándulas sebáceas, como el cuero cabelludo, los párpados, las cejas, las orejas y el pecho. Las características de las lesiones son:

  • Color rojo
  • Copos
  • Escamas blanquecinas o amarillentas.

Buscar ayuda médica

La dermatitis suele ser sintomática y causa molestias tanto estéticas como funcionales al paciente, con picor, molestias, ardor u otros síntomas en el lugar. Siempre se debe consultar al médico, tanto para iniciar el tratamiento como para aclarar el diagnóstico, ya que la falta de control de la enfermedad o la exposición continua al agente, puede agravar o generalizar la dermatitis.

Además, la dermatitis son diagnósticos diferenciales de muchas otras dermatosis cutáneas, ya sean de origen infectocontagioso, inmunológico o incluso oncológico, y debe consultarse al médico para hacer esta diferenciación.

Diagnóstico y exámenes

En la cita con el médico

Los especialistas que pueden diagnosticar la dermatitis son:

  • Médico generalista
  • Dermatólogo
  • Alerta
  • Inmunólogo.

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Historial médico, incluyendo otras condiciones que el paciente tiene y medicamentos o suplementos que el paciente toma regularmente
  • Si es posible, pídale a alguien que lo acompañe.

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Sus síntomas aparecen y desaparecen o son constantes?
  • ¿Cuántas veces te duchas al día?
  • ¿Qué productos usa en su piel, incluyendo jabones, lociones y cosméticos?
  • ¿Qué limpiadores domésticos utiliza?
  • ¿Está expuesto a posibles irritantes de su trabajo o pasatiempos?
  • ¿Ha estado bajo algún tipo de estrés inusual últimamente?
  • ¿En qué medida afectan sus síntomas su calidad de vida, incluyendo su capacidad para dormir?

También es importante llevar sus preguntas a la consulta escrita, empezando por la más importante. Esto asegura que usted obtendrá respuestas a todas las preguntas relevantes antes de que termine la consulta. Para la dermatitis, algunas preguntas básicas incluyen:

  • ¿Qué podría estar causando mis síntomas?
  • ¿Son necesarias pruebas para confirmar el diagnóstico?
  • ¿Qué tipo de tratamiento recomendaría usted?
  • ¿Es esta condición temporal o crónica?
  • ¿Puedo esperar a ver si la afección desaparece por sí sola?
  • ¿Cuáles son las alternativas para el tratamiento que usted está sugiriendo?
  • ¿Qué rutinas de cuidado de la piel me recomiendan para mejorar mis síntomas?

No dude en hacer otras preguntas si surgen en el momento de la consulta.

Diagnóstico de dermatitis

El diagnóstico de la dermatitis en la mayoría de los casos es clínico, realizado por la historia clínica y el examen físico del paciente. Sin embargo, se pueden realizar pruebas auxiliares, como una biopsia de piel, en caso de duda diagnóstica o para descartar otras enfermedades de la piel.

En el caso de la dermatitis alérgica de contacto, en la que el paciente desarrolla inmunidad contra un determinado alérgeno, se puede realizar una prueba de contacto. En esta prueba se prueba una batería estándar de sustancias por contacto con la piel del paciente para reproducir la alergia. El examen se realiza en etapas y se coloca una cantidad mínima de la sustancia en la piel del paciente.

El examen es seguro, pero la dermatosis debe estar bien controlada en el momento de su realización.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la dermatitis

El tratamiento dependerá fundamentalmente de la causa de la dermatitis, por lo tanto la importancia del control médico para un diagnóstico correcto.

En la dermatitis de contacto es extremadamente importante eliminar el agente externo causante, además del tratamiento farmacológico, en el que se suelen utilizar corticosteroides tópicos.

En la dermatitis atópica es necesaria una evaluación individual y un seguimiento cuidadoso y regular puede ser fundamental para el control y la reducción de la recurrencia de la enfermedad, especialmente en los casos más sintomáticos. Además de los corticosteroides e inmunomoduladores tópicos, la hidratación es de suma importancia para el control de la enfermedad.

Aún así, las medidas de comportamiento se vuelven necesarias, como la eliminación de factores agravantes o desencadenantes

.

Recientemente, nuevos medicamentos orales como los inmunobiológicos han obtenido apoyo científico para el control de los casos más graves de la enfermedad.

Medicamentos para la dermatitis

Las principales drogas utilizadas para la dermatitis son:

  • Prednisona.

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

¿Existe una cura para la dermatitis?

La dermatitis se puede controlar con el tratamiento adecuado y el seguimiento médico. La remisión de la enfermedad dependerá del caso individual de cada paciente y de su respuesta al tratamiento.

Posibles complicaciones

Hay casos leves y severos de la enfermedad y depende mucho de cada caso. En casos moderados y graves, la dermatitis puede afectar la calidad de vida del paciente, e incluso puede comprometer los aspectos psicosociales. Rascarse el sarpullido asociado con la dermatitis puede causar heridas abiertas, que pueden infectarse. Estas infecciones de la piel pueden propagarse y pueden, aunque muy raramente, convertirse en una amenaza para la vida.

Existen numerosos tratamientos disponibles para la dermatitis y un seguimiento adecuado puede minimizar o incluso prevenir complicaciones en la vida de los pacientes.

Viviendo juntos / Pronóstico

El aspecto principal de vivir con dermatitis es tener un diagnóstico del tipo de dermatitis y la clarificación de los factores causales o desencadenantes. En este sentido el paciente dispone de recursos en su día a día para evitar crisis y mantener el control de la enfermedad.

Remedios caseros para la dermatitis

Las medidas conductuales son extremadamente importantes para la mejora y el control de la dermatitis y son parte del tratamiento.

En caso de dermatitis de contacto, es necesario quitarse el agente de contacto y proteger la piel con guantes, máscaras o ropa protectora para mejorar y controlar las recaídas.

En la dermatitis atópica se recomienda una serie de precauciones en cuanto a la protección e hidratación de la piel, tales como evitar los baños calientes y la limpieza excesiva de la piel con jabones.

En la dermatitis seborreica, el calor, la transpiración, la fricción, los alimentos ricos en carbohidratos, alcohol o especias y el estrés pueden agravar la condición y deben evitarse.

Más información: Remedios caseros para la dermatitis de contacto

Prevención

Prevención

Evitar la piel seca puede ser un factor para ayudar a prevenir la dermatitis. Estos consejos pueden ayudarle a minimizar los efectos de la sequedad del baño en su piel:

  • Tome baños más cortos o menos calientes: Limite sus baños y duchas a 5 a 10 minutos. Y use agua caliente en lugar de agua caliente. El aceite de baño también puede ser útil
  • Utilizar limpiadores o jabones neutros: Elija productos de limpieza sin fragancia o jabones neutros. Algunos jabones pueden secar su piel
  • Secar cuidadosamente: Después de bañarse, cepille la piel rápidamente con las palmas de las manos o lávela suavemente con una toalla suave
  • .

  • Hidrata tu piel: Mientras su piel aún esté húmeda, selle la humedad con aceite o crema. Pruebe diferentes productos para encontrar uno que funcione para usted. Idealmente, lo mejor para usted será seguro, efectivo, asequible e inodoro.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.