Cómo el estilo de vida y los hábitos afectan el envejecimiento biológico

La edad biológica, también llamada edad fisiológica, es una medida de qué tan bien o mal está funcionando su cuerpo en relación con su edad real del calendario. Por ejemplo, puede tener un calendario o una edad cronológica de 65 años, pero debido a un estilo de vida saludable y activo (evitando amenazas de longevidad como el tabaco y la obesidad), su cuerpo es fisiológicamente más similar a alguien con una edad cronológica de 55 años. Su edad biológica sería, por lo tanto, 55.

Hay varias formas de determinar su edad biológica, pero ninguna es definitiva o precisa. Sin embargo, hay factores de salud que le darían años atrás en su esperanza de vida promedio. Echemos un vistazo a ellos.

Estilo de vida

Los hábitos saludables pueden tener un impacto significativo en su longevidad y edad biológica. Estos incluyen su:

  • Hábitos de ejercicio
  • Hábitos alimenticios
  • Niveles de estres
  • Consumo de alcohol
  • Nivel de educación
  • Cantidad de sueño
  • Relaciones sexuales y romanticas

Herencia

Otro contribuyente importante a la edad biológica no tiene nada que ver con tus hábitos. La herencia, o su acervo genético, es responsable de su edad biológica. Así como las enfermedades específicas se dan en familias, la longevidad también. Si tiene familiares que han vivido más de 96 años, es probable que también viva una vida larga, incluso si sus hábitos son menos que saludables.

Ubicación

Otro factor importante que influye en la edad biológica es el lugar donde vive. No es ningún secreto que el medio ambiente y la cultura en la que vive está relacionado con hábitos saludables, pero también está relacionado con su seguridad, los alimentos que come y mucho más.

Por ejemplo, es poco probable que las personas que viven en un vecindario inseguro salgan a hacer ejercicio. También es menos probable que encuentren tiendas que vendan frutas y productos frescos. Quizás aún más significativamente, es probable que experimenten altos niveles de estrés.

Consejos

Si bien no es una ciencia exacta, el concepto de edad biológica puede incorporar medidas objetivas como la frecuencia cardíaca en reposo, la presión arterial y la agudeza visual , así como criterios más subjetivos como la facilidad para realizar las tareas diarias, la fuerza muscular y la movilidad general.

Por lo tanto, conocer su edad biológica es lo mismo que saber qué tan saludable y fuerte es usted, y si está en riesgo de contraer enfermedades potencialmente mortales, como presión arterial alta o diabetes.

¿Qué pasa si su edad biológica es más alta que su edad cronológica? Ahora es un buen momento para hacer cambios positivos que puedan marcar una diferencia positiva. El objetivo es enfocarse en aquellos hábitos que reducen la expectativa de edad y convertirlos en hábitos saludables que se sumen a su vida.

Comience abordando algunos de los problemas que puede cambiar de inmediato. Por ejemplo:

  • Si aún no lo ha hecho, deje de fumar.
  • Agregue más frutas, verduras, carnes magras y agua a su dieta diaria.
  • Practique una buena higiene del sueño apagando las pantallas y relajándose una hora antes de pasar la noche.
  • Haga más ejercicio caminando o comenzando un programa de ejercicios.
  • Aprenda técnicas para la reducción y el manejo del estrés, como la meditación o la respiración profunda.

Si sigue todas o incluso algunas de estas sugerencias básicas, seguramente estará más saludable que la mayoría de los adultos y, por lo tanto, será más joven que su edad cronológica.

Fuentes

  • Wahlin A., MacDonald S.W., deFrias C.M., Nilsson L.G., Dixon R.A.. «How do health and biological age influence chronological age and sex differences in cognitive aging: moderating, mediating, or both?» Psychol Aging. 2006 Jun;21(2):318-32.

Categorías