Cómo construir una buena salud emocional

Para empezar, no es lo mismo que la salud mental. Si bien los dos términos se usan indistintamente, la salud emocional «se centra en estar en sintonía con nuestras emociones, vulnerabilidad y autenticidad», dice la psicóloga licenciada Juli Fraga , PsyD.

Tener una buena salud emocional es un aspecto fundamental para fomentar la resiliencia, la autoconciencia y la satisfacción general.

Tenga en cuenta que tener una buena salud emocional no significa que siempre esté feliz o libre de emociones negativas. Se trata de tener las habilidades y los recursos para gestionar los altibajos de la vida cotidiana.

¿Cómo se ve en acción?

Aquí hay algunos ejemplos comunes de buena salud emocional y el impacto que puede tener.

1. Notar emociones perturbadoras cuando surgen

Esto le permite nombrarlos y procesarlos de manera saludable. Por ejemplo, puede optar por confrontar compasivamente a alguien que lo lastimó o enojó en lugar de arremeter contra ellos. O tal vez opta por establecer algunos límites saludables en el trabajo o con sus seres queridos.

2. Capturando tus propios juicios

Según Fraga, esto significa convertir esa voz interna crítica en una oportunidad para el amor propio y la compasión.

Por ejemplo, cuando te encuentras en un diálogo interno negativo, puedes preguntar:

  • «Si mi hijo, pareja o mejor amigo me hablaran de esta manera, ¿cómo respondería?»
  • «¿Qué hace que sea un desafío para mí tratarme de la misma manera que trato a los demás?»

3. curiosidad

La salud emocional florece cuando tienes curiosidad sobre tus pensamientos, comportamientos y sentimientos y por qué pueden surgir en ciertos momentos, dice Fraga.

Es importante poder preguntarse: «¿Por qué reacciono de esta manera?» O «¿Qué hay en mi pasado que podría llevarme a tener una fuerte reacción a x, y y z?»

por que es tan importante?

Trabajar en nuestra salud emocional es tan importante como cuidar nuestro bienestar físico.

Y ese trabajo vale la pena con:

  • Resistencia al estrés. Fuente confiable de investigación

    ¿Cómo puedo mejorar mi salud emocional?

    La salud emocional es más un proceso que una meta. Y es probable que ya esté haciendo algunas cosas que ayudan a fortalecer su salud emocional.

    A medida que siga estos consejos, recuerde que la salud emocional no se trata de estar siempre de buen humor. Se trata de equiparse para lidiar con lo bueno, lo malo y todo lo demás.

    1. Practica la regulación emocional

    Fraga aconseja que las emociones pueden, y algunas veces, sacarán lo mejor de ti, pero aprender estrategias de afrontamiento para atenuarlas puede ayudarte a responder en lugar de reaccionar ante situaciones molestas.

    Las estrategias de afrontamiento pueden incluir:

    • meditación
    • diario
    • escuchando música
    • hablando con un terapeuta

    2. Ejercicio

    Si está abrumado por el estrés en el trabajo o en el hogar, hacer ejercicio regularmente puede parecer imposible. Pero tomarse el tiempo para la actividad física puede nutrir tanto su salud emocional como su salud física, dice Fraga.

    Trate de reservar 30 minutos al día para algún tipo de actividad física. Si tiene poco tiempo, encuentre trozos de tiempo de 10 o 15 minutos para dar un paseo rápido.

    3. Fortalecer las conexiones sociales.

    Sus vínculos con otros pueden tener efectos poderosos en su salud emocional y física. Mantenerse conectado con sus seres queridos puede proporcionar un amortiguador cuando atraviesa desafíos,

    Fomente estas conexiones pasando tiempo con amigos cercanos y familiares, ya sea en persona o por teléfono.

    4. Ten en cuenta

    Un creciente cuerpo de investigación vincula la atención plena con una menor reactividad emocional y una mayor satisfacción en la relación.

    La atención plena puede ser tan simple como concentrarse en una cosa a la vez, intentar una desintoxicación de las redes sociales o convertir las tareas del hogar en un descanso mental. El punto es ser consistente con su práctica de atención plena y dedicar incluso solo unos minutos a algo que disfrute.

    5. Obtenga un sueño de calidad

    Sacrificar el sueño te hace más vulnerable al estrés y la ansiedad.

    Un estudio de 2018 descubrió que la falta de sueño conduce a pensamientos negativos más repetitivos. Estar demasiado cansado puede hacerte más emocionalmente reactivo. Esa reactividad emocional puede afectar negativamente su perspectiva, rendimiento y relaciones.

    Asegúrese de ser coherente con sus horas de sueño y vigilia, así como de optimizar el entorno de su habitación para que descanse lo suficiente.

    La línea de fondo

    La buena salud emocional es crucial para su bienestar general. Si sientes que tus pensamientos y emociones están obteniendo lo mejor de ti, atender tus necesidades básicas, como dormir y conectarte con los seres queridos, puede ayudarte.

    Si eso no parece funcionar, considere trabajar con un terapeuta u otro profesional de la salud mental. Pueden ayudarlo a identificar claramente los aspectos de su salud emocional que desea mejorar y ayudarlo a elaborar un plan.

    5 fuentes

  • Davis DM, y col. (2012) ¿Cuáles son los beneficios de la atención plena?
    apa.org/monitor/2012/07-08/ce-corner
  • Fraga J. (2019). Entrevista personal.
  • Guadagni V, y col. (2014) Los efectos de la falta de sueño en la empatía emocional. DOI:
    10.1111 / jsr.12192
  • Nota JA., Et al. (2018) La duración más corta del sueño y la latencia más prolongada del inicio del sueño están relacionadas con la dificultad para desconectar la atención de las imágenes emocionales negativas en individuos con pensamiento negativo repetitivo transdiagnóstico elevado. DOI:
    10.1016 / j.jbtep.2017.10.003
  • Stewart-Brown S. (1998). Bienestar emocional y su relación con la salud.
    ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1114432/

Categorías