Inicio » Enfermedades » Cefalea tensional: síntomas, tratamientos y causas

Cefalea tensional: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es el dolor de cabeza tensional?

La cefalea tensional suele ser un dolor difuso, de intensidad leve a moderada en la cabeza, a menudo descrito como la sensación de una banda que aprieta el cráneo. La cefalea tensional es el tipo más común de cefalea y sus causas no se comprenden bien. Según la Sociedad Brasileña de Cefalea, entre el 38% y el 74% de los brasileños sufren de cefalea tensional.

La cefalea tensional puede ser episódica (menos de 15 días al mes) o crónica (más de 15 días al mes). Los dolores de cabeza pueden durar entre 30 minutos y varios días.

Causas

No hay una sola causa para la cefalea tensional. Este tipo de dolor de cabeza no es una característica hereditaria que ocurre en las familias.

En algunas personas, las cefaleas tensionales son causadas por la contracción involuntaria y crónica de los músculos de la parte posterior del cuello y el cuero cabelludo. Esta tensión muscular puede ser causada por:

  • Descanso insuficiente
  • Mala postura
  • Estrés emocional o mental, incluyendo depresión
  • Ansiedad
  • Cansancio
  • Hambre
  • Ejercicio excesivo.

Las cefaleas tensionales generalmente se desencadenan por algún tipo de estrés externo o interno. Ejemplos de factores de estrés incluyen:

  • Tener problemas en casa / vida familiar difícil
  • Esperando a un hijo o hija
  • Prepararse para pruebas o exámenes
  • Regreso de vacaciones
  • Iniciar un nuevo trabajo
  • Perder un trabajo
  • Estar insatisfecho con su propio cuerpo
  • Plazos en el trabajo
  • Competencia en deportes u otras actividades
  • Sea un perfeccionista
  • No dormir lo suficiente
  • Involúcrese en muchas actividades / organizaciones.

La cefalea tensional episódica generalmente ocurre debido a una situación estresante aislada o a una acumulación de estrés. Estar expuesto al estrés diariamente puede llevar a un dolor de cabeza tensional crónico.

Deshacerse del dolor de cabeza

La cefalea tensional episódica generalmente ocurre debido a una situación estresante aislada o a una acumulación de estrés. Estar expuesto al estrés diariamente puede llevar a un dolor de cabeza tensional crónico.

Deshacerse del dolor de cabeza

Otros desencadenantes de la cefalea tensional son:

  • Alcohol
  • Cafeína (en exceso o abstinencia)
  • Gripe y resfriado
  • Problemas dentales como bruxismo
  • Fatiga visual
  • Exceso de humo
  • Fatiga
  • Congestión nasal
  • Esfuerzo excesivo
  • Sinusitis.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la cefalea tensional incluyen:

  • Género. Entre los que tienen cefaleas tensionales, alrededor del 88% son mujeres
  • .

  • Edad. La incidencia de las cefaleas tensionales parece alcanzar su punto máximo en la década de 1940, aunque personas de todas las edades pueden sufrir de este problema.

Síntomas

Síntomas de cefalea tensional

Ver los principales síntomas de la cefalea tensional:

  • Ligero dolor o presión en la parte frontal, superior o lateral de la cabeza
  • Dolor de cabeza que ocurre al final del día
  • Dificultad para conciliar el sueño y mantenerlo
  • Fatiga crónica
  • Irritabilidad
  • Dificultad para concentrarse
  • Sensibilidad a la luz o al ruido
  • Dolor muscular.

La cefalea tensional puede ser episódica (menos de 15 días al mes) o crónica (más de 15 días al mes). La cefalea tensional crónica puede variar en intensidad a lo largo del día, pero el dolor casi siempre está presente. Además, una cefalea tensional aguda puede evolucionar hacia una forma crónica.

Cefalea tensional x Migraña

Las cefaleas tensionales se pueden confundir con las migrañas. Además, si usted tiene a menudo un dolor de cabeza tensional, las probabilidades de sufrir de migraña son más altas.

A diferencia de algunas formas de migraña, la cefalea tensional generalmente no está asociada con trastornos visuales, náuseas o vómitos. Aunque la actividad física suele agravar la migraña, no empeora la cefalea tensional.

Mi vida

Diagnóstico y exámenes

Buscar ayuda médica

Si el dolor de cabeza interrumpe su vida o si necesita tomar medicamentos para sus dolores de cabeza más de dos veces por semana, haga una cita con el médico.

Para las personas a las que ya se les ha diagnosticado cefalea tensional, es importante concertar una cita cada vez que se produzca un cambio en el patrón de dolor. Ocasionalmente, los dolores de cabeza pueden indicar una afección médica grave, como un tumor cerebral o la ruptura de un vaso sanguíneo debilitado (aneurisma).

Si tiene alguno de estos síntomas, busque atención médica de emergencia:

  • Dolor de cabeza severo y abrupto
  • Dolor de cabeza con fiebre, rigidez en el cuello, confusión mental, convulsiones, visión doble, debilidad, entumecimiento o dificultad para hablar
  • Dolor después de un traumatismo craneal, especialmente si el dolor de cabeza empeora con el tiempo.

En la cita con el médico

Entre las especialidades médicas que pueden diagnosticar la cefalea tensional se encuentran…:

  • Neurología
  • Práctica General.

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Historial médico, incluyendo otras condiciones que el paciente tiene y medicamentos o suplementos que el paciente toma regularmente
  • Haga sus preguntas por escrito, empezando por las más importantes. Esto asegura que usted será capaz de responder a las preguntas relevantes antes de que termine la consulta.

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Cuándo empezaste a sentir los síntomas?
  • ¿Ha notado alguna vez algún desencadenante común, como el estrés o el hambre?
  • ¿Sus síntomas son continuos u ocasionales?
  • ¿Qué tan severos son sus síntomas?
  • ¿Cuántas veces tienes dolores de cabeza?
  • ¿Cuánto dura cada dolor de cabeza?
  • ¿Qué es lo que, si acaso, parece mejorar sus síntomas?
  • ¿Qué es lo que, si acaso, parece empeorar sus síntomas?
  • ¿Tiene algo que le advierta que el dolor comenzará, por ejemplo, un cambio visual?
  • ¿Hay algún síntoma asociado?
  • ¿Te molesta la luz, el ruido, el olor?

Qué puede hacer mientras tanto

Mientras espera su cita, puede tomar un analgésico, como ibuprofeno o acetaminofeno, para aliviar temporalmente el dolor. Sin embargo, estos medicamentos sólo pueden ser administrados por personas que no tengan alergias u otras condiciones que contraindiquen el uso del medicamento. En caso de duda, no use ningún medicamento hasta la consulta médica.

Lleve un diario del dolor. Recopilar información sobre sus dolores de cabeza puede ayudar en el diagnóstico. Para cada dolor de cabeza, anótelo:

  • Fecha y hora de cada dolor de cabeza, para ayudar a reconocer patrones
  • Duración del dolor
  • Intensidad del dolor en una escala del 1 al 10, siendo el 10 el peor
  • Enumere los posibles desencadenantes de su dolor de cabeza, como ciertos alimentos, actividades físicas, ruido, estrés, humo, luces brillantes o cambios en las condiciones climáticas
  • .

  • Qué síntomas aparecen generalmente antes o después del dolor de cabeza
  • Los medicamentos que tomó antes o después del dolor.

Diagnóstico de la cefalea tensional

Si usted tiene dolores de cabeza crónicos o recurrentes, el médico puede realizar exámenes físicos y neurológicos, y luego tratar de identificar el tipo y la causa de sus dolores de cabeza utilizando los siguientes métodos:

Descripción de los síntomas

Su médico puede aprender mucho acerca de su cabeza a partir de una descripción de su dolor. Asegúrese de incluir estos detalles:

  • Características del dolor: ¿Pulsa? ¿O es constante y aburrido? ¿Agudo o profundo?
  • Intensidad del dolor: Un buen indicador de la gravedad de su dolor de cabeza es cuánto puede funcionar durante el episodio. ¿Puedes trabajar? ¿Los dolores de cabeza pueden despertarlo o impedirle dormir?
  • Localización del dolor: ¿ocurre sólo en un lado de la cabeza, o sólo en la frente o detrás de los ojos?

Exámenes de imágenes

Si usted tiene dolores de cabeza inusuales o complicados, el médico puede ordenar exámenes para descartar causas graves de dolor de cabeza, como un tumor. Se utilizan comúnmente dos pruebas:

  • Tomografía computarizada
  • RESONANCIA MAGNÉTICA.

Hable con su médico

Después de recibir el diagnóstico, es posible que desee hacerle algunas preguntas a su médico. Para la cefalea tensional, algunas preguntas básicas incluyen:

  • ¿Es mi condición probablemente temporal o crónica?
  • ¿Qué tratamientos están disponibles? ¿Qué recomendaría usted?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque primario que usted está sugiriendo?
  • Tengo otras condiciones de salud. ¿Cómo puedo gestionarlos mejor juntos?
  • ¿Hay alguna restricción que deba seguir?
  • ¿Existe una alternativa genérica al medicamento que está recetando?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios comunes de los medicamentos que usted está recetando?
  • ¿Tienen folletos u otro material impreso que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios recomiendan?

No dude en hacer otras preguntas también.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la cefalea tensional

Algunas personas con cefaleas tensionales no buscan atención médica y tratan de tratar el dolor por su cuenta. Desafortunadamente, el uso repetido de analgésicos puede causar dolores de cabeza aún peores.

Por lo tanto, es importante buscar ayuda médica y seguir las pautas. Entre los medicamentos que se pueden prescribir están:

  • Analgésicos
  • Drogas combinadas. El ácido acetilsalicílico, el paracetamol o ambos se combinan a menudo con cafeína o un sedante en un solo medicamento. Los fármacos combinados pueden ser más efectivos que los analgésicos solos
  • .

  • Triptanos y opiáceos.

Medicamentos preventivos

El médico puede prescribir medicamentos para reducir la frecuencia y gravedad de los ataques, especialmente si usted tiene cefaleas tensionales frecuentes o crónicas que no se alivian con analgésicos u otras terapias. Entre los medicamentos están:

  • Antidepresivos tricíclicos
  • Otros antidepresivos
  • Anticonvulsivos y relajantes musculares.

Los medicamentos preventivos pueden requerir varias semanas o más para hacer efecto. Así que no se frustre si no ha visto mejoría poco después de comenzar a tomar el medicamento.

Tratamientos alternativos

Además de la medicación, otros tratamientos pueden ayudar con la cefalea tensional. Ver:

  • Acupuntura
  • Masaje
  • Biorretroalimentación y terapias conductuales.

Medicamentos para la cefalea tensional

Los medicamentos más comúnmente usados para el tratamiento de la cefalea tensional son:

  • AAS
  • Ibuprofeno
  • Dipirona monohidrato.

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Viviendo juntos / Pronóstico

Se pueden tomar algunas medidas para prevenir cefaleas tensionales adicionales o para ayudar a tratar el dolor:

  • Evite la automedicación
  • Cambiar los hábitos que causan dolor, como la dieta o el estrés
  • No espere a que el dolor pase. Lo ideal es seguir el tratamiento indicado en la consulta médica
  • .

  • Haga una compresa caliente o fría, que alivie su dolor
  • Mantenga una postura correcta. Esto puede ayudar a evitar las cepas que causan dolor de cabeza
  • .

Posibles complicaciones

Como la cefalea tensional es muy común, su efecto sobre la productividad laboral y la calidad de vida es considerable, especialmente cuando el cuadro es crónico. El dolor frecuente puede hacer que no pueda participar en las actividades. Es posible que tenga que ausentarse del trabajo o, si lo está, su capacidad para hacer el trabajo puede verse afectada.

Prevención

Prevención

  • Practicar actividad física
  • Mantener una dieta equilibrada
  • Tiene buenos hábitos de sueño
  • No fume
  • Beba mucha agua
  • Limite el consumo de alcohol, cafeína y azúcar
  • Siga las pautas médicas.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.