Causas y tratamiento del dolor psicógeno

Dolor psicógeno es el término para el dolor causado principalmente por factores psicológicos, como la depresión y la ansiedad . El dolor psicógeno también se conoce como dolor psicológico o depresión. Si bien el dolor psicógeno es principalmente psicológico, es un tipo muy real de dolor crónico. Las personas con depresión y ansiedad pueden informar dolor psicógeno en todo el cuerpo, incluso cuando no hay una causa física aparente.

El dolor psicógeno a menudo es más difícil de tratar que el dolor nociceptivo o el dolor neuropático . Los analgésicos tradicionales están diseñados para tratar problemas físicos, como inflamación o disfunción nerviosa. Sin embargo, con el dolor psicógeno, a menudo no hay una causa física para encontrar y tratar. Los tratamientos no farmacéuticos para el dolor, como la ENET y la distracción , tienden a ser más efectivos para reducir el dolor psicógeno que los analgésicos tradicionales.

Lo que desencadena el dolor psicógeno

Aunque este dolor es muy real para quienes lo experimentan, el dolor psicógeno no es un diagnóstico oficial. Además, no existe una prueba específica para determinar si tiene dolor psicógeno.

Este tipo de dolor puede tener muchos desencadenantes psicológicos diferentes, incluidos los siguientes:

  • Creencias
  • Las emociones
  • Miedos
  • Enfermedades mentales como depresión o ansiedad.

Síntomas

El dolor psicógeno puede presentarse de varias maneras. Aquí hay algunos síntomas comunes atribuibles a esta condición:

  • Dolores musculares
  • Dolores de estomago
  • Dolores de espalda
  • Dolores de cabeza

Cómo un médico determina que tienes dolor psicógeno

Cuando se presente a su médico con dolor, su médico le hará un examen físico para determinar el origen neurológico de este dolor. Con el dolor psicógeno, los hallazgos físicos o orgánicos tangibles no están presentes ni son lo suficientemente sustanciales como para explicar el dolor que experimenta. En cambio, los factores psicológicos contribuyen al inicio, la gravedad y la exacerbación del dolor. Su médico debe obtener un historial para descubrir tales factores psicológicos.

Repercusiones del dolor psicógeno.

El dolor psicógeno puede tener graves consecuencias y erosionar su calidad de vida y estado de salud. Primero, las personas con dolor psicógeno pueden faltar al trabajo debido al dolor. En segundo lugar, las personas con dolor psicógeno a menudo pasan mucho tiempo visitando a profesionales de la salud tratando de descubrir cómo tratar el dolor. En tercer lugar, el dolor psicógeno puede contribuir al abuso y la dependencia de los analgésicos (piense en analgésicos opioides como Norco o Vicodin).

Tratamiento

Debido a que no entendemos tan bien el dolor psicógeno, esta condición puede ser muy difícil de tratar. A menudo, los profesionales de la salud mental trabajan con médicos para tratar esta afección. Aquí hay algunos tratamientos posibles para el dolor psicógeno:

  • Analgésicos no narcóticos (piense en los AINE como paracetamol o ibuprofeno)
  • Psicoterapia
  • Antidepresivos

Por favor, comprenda que los analgésicos opioides son malas opciones de tratamiento para el dolor psicógeno. Estos medicamentos no logran atacar la causa raíz de esta afección, que es psicológica, y en su lugar pueden provocar abuso y dependencia, que son problemas atemorizantes por sí solos.

Fuentes

  • Elder WG. Somatic Symptom Disorder (Previously Somatoform Disorder), Factitious Disorder, & Malingering. In: South-Paul JE, Matheny SC, Lewis EL. eds. CURRENT Diagnosis & Treatment: Family Medicine, 4e. New York, NY: McGraw-Hill; 2015.

Categorías