Causas del dolor de ovario y opciones de tratamiento

Los ovarios, ubicados a cada lado de la pelvis de una mujer, son responsables de producir y liberar óvulos necesarios para la fertilización. Quizás no sea sorprendente, entonces, que las causas más comunes de lo que las personas consideran dolor de ovario, que a menudo se siente en la parte inferior del abdomen, la pelvis o la espalda baja, están relacionadas con la ovulación y la menstruación . 1  Sin embargo, un problema ginecológico como la endometriosis o la enfermedad inflamatoria pélvica, o incluso una afección médica que afecte su sistema digestivo o urinario puede ser el culpable. Esto puede hacer que el diagnóstico sea complicado.

Causas comunes

Es importante conocer la variedad de condiciones que pueden ser responsables de cómo se siente. Algunos pueden justificar su preocupación, mientras que otros pueden aliviarla.

2

3

4 4

Los quistes foliculares se forman si no se libera un huevo durante la ovulación, y los quistes del cuerpo lúteo se desarrollan si el cuerpo lúteo (saco del huevo) no se disuelve como debería justo después de la ovulación. 4 4

Los quistes ováricos pequeños pueden mejorar por sí solos, pero algunos requieren tratamiento médico urgente, como un quiste grande que se rompe o estalla. Esto puede causar dolor pélvico unilateral repentino, agudo y severo.

5 5

La endometriosis a menudo causa dolor de cólicos uterinos u ováricos cíclicos o episódicos severos y sangrado intermitente. El dolor puede ser particularmente intenso durante el período de una mujer o al tener relaciones sexuales. La endometriosis también puede provocar infertilidad debido a la formación de adherencias (tejido cicatricial). 5 5

embarazo ectópico es un embarazo que tiene lugar fuera del útero, generalmente en una de las trompas de Falopio. Puede causar dolor ovárico moderado a intenso y amerita tratamiento de emergencia. 6 6

La EPI es una infección que puede afectar uno o más órganos reproductivos, incluidos el útero, los ovarios, las trompas de Falopio y la vagina. Esta afección grave a menudo es causada por una infección de transmisión sexual y puede provocar dolor en varias regiones de la pelvis, incluido uno o ambos ovarios, que a menudo empeora con el sexo. 7 7

Además del dolor, las mujeres con EPI pueden experimentar fiebre, escalofríos, flujo vaginal anormal y / o sangrado, así como síntomas que imitan los de una infección del tracto urinario, como ardor al orinar. 7 7

8

Causas raras

Hay algunas condiciones poco comunes que pueden causar dolor de ovario. Dada la seriedad de la mayoría de estos, es importante no ignorar estos síntomas, sin importar la probabilidad de estos problemas.

9 9

10

11

12  Esto se cree que es el resultado de la estimulación nerviosa sensorial persistente. 13

Cuando ver a un doctor

Debe consultar a su médico si tiene síntomas nuevos o diferentes en la región pélvica, ya sea con su período o entre períodos.

Más específicamente, si experimenta alguno de estos síntomas, asegúrese de buscar atención médica:

  • Dolor pélvico persistente o intenso
  • Ciclos menstruales que son más largos que 38 días o más cortos que 24 días
  • Períodos que duran más de siete días.
  • Sangrado menstrual que empapa uno o más tampones o compresas cada hora durante varias horas seguidas
  • Flujo menstrual con coágulos de sangre de un cuarto de tamaño o más
  • Sangrado o manchado entre períodos
  • Sangrado después de la menopausia.
  • Sangrado durante o después del sexo
  • Sangrado o calambres si ha perdido un período o ha dado positivo en una prueba de embarazo
  • Sangrado después de la menopausia.
  • Sangre en la orina
  • Fiebres, escalofríos, sudores nocturnos, náuseas o vómitos.

  • Won HR, Abbott J. Optimal management of chronic cyclical pelvic pain: an evidence-based and pragmatic approach. Int J Womens Health. 2010;2:263-77. https://doi.org/10.2147/IJWH.S7991

  • Dawood MY. Dysmenorrhoea and prostaglandins: pharmacological and therapeutic considerations. Drugs. 1981;22(1):42-56. https://doi.org/10.2165/00003495-198122010-00003

  • Won HR, Abbott J. Optimal management of chronic cyclical pelvic pain: an evidence-based and pragmatic approach. Int J Womens Health. 2010;2:263-77. PMID:21151732

  • InformedHealth.org. Cologne, Germany: Institute for Quality and Efficiency in Health Care (IQWiG); 2006-. Ovarian cysts: Overview. 2019 Mar 28.

  • Parasar P, Ozcan P, Terry KL. Endometriosis: Epidemiology, Diagnosis and Clinical Management. Curr Obstet Gynecol Rep. 2017;6(1):34-41. https://doi.org/10.1007/s13669-017-0187-1

  • Sivalingam VN, Duncan WC, Kirk E, Shephard LA, Horne AW. Diagnosis and management of ectopic pregnancy. J Fam Plann Reprod Health Care. 2011;37(4):231-40. https://doi.org/10.1136/jfprhc-2011-0073

  • Mitchell C, Prabhu M. Pelvic inflammatory disease: current concepts in pathogenesis, diagnosis and treatment. Infect Dis Clin North Am. 2013;27(4):793-809. https://doi.org/10.1016/j.idc.2013.08.004

  • Khan AT, Shehmar M, Gupta JK. Uterine fibroids: current perspectives. Int J Womens Health. 2014;6:95-114. https://doi.org/10.2147/IJWH.S51083

  • Bankhead CR, Collins C, Stokes-lampard H, et al. Identifying symptoms of ovarian cancer: a qualitative and quantitative study. BJOG. 2008;115(8):1008-14. https://doi.org/10.1111/j.1471-0528.2008.01772.x

  • Kho RM, Abrao MS. Ovarian remnant syndrome: etiology, diagnosis, treatment and impact of endometriosis. Curr Opin Obstet Gynecol. 2012;24(4):210-4. https://doi.org/10.1097/GCO.0b013e3283558539

  • Sukkong K, Sananpanichkul P, Teerakidpisan P, Bhamarapravatana K, Suwannarurk K. High Rate of Gangrenous Adnexal Torsion: Dilemma of a Missing Silent Cancer. Asian Pac J Cancer Prev. 2016;17(11):4981-4984. https://doi.org/10.22034/APJCP.2016.17.11.4981

  • Richards L, Healey M, Cheng C, Dior U. Laparoscopic Oophorectomy to Treat Pelvic Pain FollowingOvary-Sparing Hysterectomy: Factors Associated with Surgical Complications and Pain Persistence. J Minim Invasive Gynecol. 2018. https://doi.org/10.1016/j.jmig.2018.10.005

  • Kong X, Gozani SN. Effectiveness of fixed-site high-frequency transcutaneous electrical nerve stimulation in chronic pain: a large-scale, observational study. J Pain Res. 2018;11:703-714. https://doi.org/10.2147/JPR.S156610

  • Vercellini P, Trespidi L, Panazza S, Bramante T, Mauro F, Crosignani PG. Laparoscopic uterine biopsy for diagnosing diffuse adenomyosis. J Reprod Med. 1996;41(4):220-4. PMID:8728071

  • Gunaydin C, Bilge SS. Effects of Nonsteroidal Anti-Inflammatory Drugs at the Molecular Level. Eurasian J Med. 2018;50(2):116-121. https://doi.org/10.5152/eurasianjmed.2018.0010

  • Hörl WH. Nonsteroidal Anti-Inflammatory Drugs and the Kidney. Pharmaceuticals (Basel). 2010;3(7):2291-2321. https://doi.org/10.3390/ph4072291

  • Trent M. Pelvic inflammatory disease. Pediatr Rev. 2013;34(4):163-72. https://doi.org/10.1542/pir.34-4-163

  • Doubeni CA, Doubeni AR, Myers AE. Diagnosis and Management of Ovarian Cancer. Am Fam Physician. 2016;93(11):937-44. PMID:27281838

  • Ciarmela P, Critchley H, Christman GM, Reis FM. Pathogenesis of endometriosis and uterine fibroids. Obstet Gynecol Int. 2013;2013:656571. https://doi.org/10.1155/2013/656571

  • Additional Reading

    Categorías