Cáncer de tiroides: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es el cáncer de tiroides?

El cáncer de tiroides puede considerarse el más común en la región de la cabeza y el cuello y es tres veces más frecuente en las mujeres. En los Estados Unidos, la enfermedad corresponde al 3% de todos los cánceres que afectan a las mujeres. En Brasil, correspondió al 1,3% de todos los casos de cáncer registrados en INCA entre 1994 y 1998, y al 6,4% de todos los cánceres de cabeza y cuello.

Los carcinomas diferenciados son los más frecuentes. Entre ellos se encuentran el carcinoma papilar, el carcinoma folicular y el carcinoma de células de Hürthle. Entre los carcinomas poco diferenciados se encuentran los carcinomas medulares y los carcinomas indiferenciados.

Síntomas

Síntomas del cáncer de tiroides

La presencia de un nódulo tiroideo, la región anterior inferior del cuello, generalmente no es una indicación de la presencia de un cáncer. Sin embargo, la aparición de nódulos tiroideos en pacientes con antecedentes de irradiación previa del cuello o antecedentes familiares de cáncer de tiroides es más sospechosa. De manera similar, la presencia de nódulos tiroideos, asociada con la presencia de linfadenopatía cervical (agrandamiento de los ganglios linfáticos en el cuello) y/o el síntoma de ronquera, puede ser indicativa de un tumor maligno de la tiroides.

Prevención

Factores de riesgo

Los antecedentes de irradiación del cuello, incluso en dosis bajas, así como la aparición de cáncer de tiroides en la familia, pueden considerarse factores de riesgo para el cáncer de tiroides.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento del cáncer de tiroides

El tratamiento del cáncer de tiroides es quirúrgico. La tiroidectomía total o parcial (en los casos indicados) es el tratamiento de elección.

El tratamiento de los carcinomas bien diferenciados (carcinoma papilar y carcinoma folicular) depende de los factores de riesgo, que indicarán el alcance de la cirugía y la necesidad de la complementación terapéutica con yodo radiactivo. Los otros tumores malignos de la tiroides, por otro lado, deben ser tratados con tiroidectomía total.

En los casos de tumores que presentan diseminación a los ganglios linfáticos cervicales, el tratamiento del tumor primario debe estar asociado con el vaciamiento cervical selectivo (extirpación de los ganglios linfáticos relacionados). El complemento terapéutico con yodo radiactivo debe utilizarse siempre en pacientes con carcinomas bien diferenciados, considerados de alto riesgo y sometidos a tiroidectomía total.

Vivir juntos (pronóstico)

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.