BLEE (Beta-lactamasas de espectro extendido)

¿Qué son las BLEE?

Las betalactamasas de espectro extendido (o BLEE para abreviar) son un tipo de enzima o sustancia química producida por algunas bacterias. Las enzimas BLEE hacen que algunos antibióticos no funcionen para tratar infecciones bacterianas. Los antibióticos comunes, como la cefalosporina y la penicilina, a menudo se usan para tratar infecciones bacterianas. Con las infecciones por BLEE, estos antibióticos pueden volverse inútiles.

Las bacterias usan BLEE para volverse resistentes a los antibióticos. Los tipos más comunes de bacterias que producen BLEE incluyen:

  • Escherichia coli (mejor conocida como E. coli ): esta es una bacteria normalmente inofensiva que vive en el intestino, pero también puede causar infecciones e intoxicación alimentaria.
  • Klebsiella : esta es otra bacteria inofensiva que vive en la boca, la nariz y el intestino. Pero también puede causar afecciones como infecciones del tracto urinario. Se ha encontrado en colonias en entornos hospitalarios y puede causar la propagación de infecciones dentro de los hospitales.

Las infecciones por E. coli y Klebsiella generalmente se pueden tratar con antibióticos normales como la penicilina y la cefalosporina. Pero cuando estas bacterias producen BLEE, pueden causar infecciones que estos antibióticos ya no pueden tratar. En estos casos, su médico encontrará otro tratamiento para detener la nueva infección que se ha vuelto resistente a los antibióticos.

¿Cómo se propagan?

Transmisión ESBL

Puede obtener BLEE al tocar el agua o la suciedad que contiene la bacteria. Esto es especialmente posible con agua o tierra contaminada con materia fecal humana o animal (popó). Tocar animales que transportan la bacteria también puede transmitirle la bacteria a usted.

Ciertas infecciones que también pueden desarrollar resistencia a los antibióticos pueden aumentar su riesgo de contraer una infección bacteriana con BLEE, como MRSA (una infección por estafilococos).

Puede propagar una infección BLEE simplemente tocando a alguien o dejando bacterias en una superficie que otra persona toca. Esto puede incluir:

  • dar la mano
  • respirando sobre alguien
  • manejar un objeto que luego es manejado por otra persona

Colonización

En algunos casos, puede propagar bacterias con BLEE sin siquiera tener una infección usted mismo. Esto se llama colonización. Cuando esto sucede, su cuerpo transporta la bacteria con BLEE pero no está infectado activamente. No necesita ser tratado mientras está colonizado, pero aún puede transmitir una infección a otra persona. Luego deberán ser tratados.

¿Dónde se propagan comúnmente las BLEE?

Las bacterias con BLEE son especialmente comunes en los hospitales. Los médicos, las enfermeras u otros profesionales de la salud se contagian más fácilmente cuando tocan personas, objetos o superficies en las instalaciones donde viven las bacterias.

Condiciones asociadas con las BLEE

Las afecciones e infecciones que pueden ser causadas por bacterias productoras de BLEE incluyen:

  • infección del tracto urinario (ITU)
  • Diarrea
  • infecciones de la piel
  • neumonía

Síntomas de infección por BLEE

Los síntomas de una infección por BLEE dependen del tipo de infección bacteriana que haya producido las BLEE.

Si tiene una infección urinaria, es posible que tenga que orinar con más frecuencia de lo normal y puede sentir ardor al orinar. Si tiene una infección cutánea con BLEE, es posible que vea piel enrojecida alrededor del sitio de la infección y que salga líquido del área.

Si la infección está en su intestino, puede notar los siguientes síntomas:

  • pérdida de apetito
  • sangre en tus heces
  • calambres en el estómago
  • Diarrea
  • gas excesivo o hinchazón
  • fiebre

Si la infección por BLEE ingresó a su sangre, es posible que tenga uno o más de los siguientes síntomas:

  • sentirse desorientado
  • fiebre
  • sensación de escalofríos
  • náusea
  • vómitos
  • dificultad para respirar

Tratamiento de una infección por BLEE

Medicamentos

Los posibles medicamentos utilizados para tratar la infección por BLEE incluyen:

  • carbapenems, que son útiles contra las infecciones causadas por E. coli o la bacteria Klebsiella pneumoniae
  • fosfomicina, que es efectiva contra infecciones bacterianas BLEE
  • inhibidores de la beta-lactamasa
  • antibióticos no betalactámicos
  • colistina, que se prescribe en casos raros cuando otros medicamentos no han logrado detener la infección por BLEE

Remedios de estilo de vida

Si tiene una colonización BLEE en su cuerpo pero no tiene una infección activa, su médico puede recomendar un plan especial de nutrición e higiene. Eso ayudará a evitar que estalle una infección. Su médico también puede pedirle que lave todo lo que haya tocado. Es posible que le pidan que evite el contacto con personas hasta que se haya resuelto la colonización.

Prevención y perspectivas

Lavarse las manos es la mejor manera de prevenir la propagación de infecciones bacterianas BLEE. Lavarse las manos es especialmente importante si se encuentra en un hospital u otro centro de atención médica. Lávese las manos si ha entrado en contacto con alguien que recientemente tuvo una infección.

Use guantes cuando esté cerca de alguien con una infección o manipule objetos en un hospital o centro de salud. Los guantes también pueden ayudar a protegerlo de contraer la bacteria BLEE. Lave su ropa, ropa de cama u otros materiales que haya tocado, usado o dormido mientras haya tenido una infección por BLEE. Esto puede evitar que la bacteria se propague.

Si tiene una infección por BLEE mientras está en el hospital, es posible que su médico quiera mantenerlo en contacto aislado. En este caso, permanecerá en un área del hospital donde la infección puede ser contenida y no se propagará a otras personas que permanecen en el centro. Dependiendo de la gravedad de su infección, es posible que deba permanecer aislado durante unas horas o unos días.

La mayoría de las infecciones por BLEE se pueden tratar con éxito una vez que su médico ha encontrado un medicamento que puede detener las bacterias resistentes. Después de que se trata su infección, su médico probablemente le dará buenas prácticas de higiene. Esto puede ayudar a garantizar que no desarrolle ninguna otra infección que también pueda resistir los antibióticos.

12 fuentes

  • Al-Agamy, MH, El-Mahdy, TS y Shibl, AF (2016). Colonización fecal con betalactamasa de espectro extendido y Escherichia coli productora de AmpC. BioMed Research International, 2016
    hindawi.com/journals/bmri/2016/3704150/
  • BLEE (betalactamasa de espectro extendido). (Febrero de 2015)
    mccn.edu/library/patienteducation/patienteducatio_/infectionandpre_/resistantorgani_/esblextendedspe/ESBLExtendedSpectrumBetaLactamase.pdf
  • Extended-spectrum beta-lactamase-producing
    bacteria. (n.d.)
    fairview.org/HealthLibrary/Article/40418
  • Extended-spectrum beta-lactamase-producing
    bacteria: Fact sheet for healthcare professionals. (2011, December)
    health.gov.nl.ca/health/publichealth/cdc/infectioncontrol/extended_spectrum_hcp.pdf
  • Fernando, M. (2017, February 10). Extended
    spectrum beta lactamase producing organisms causing urinary tract infections in
    Sri Lanka and their antibiotic susceptibility pattern – A hospital based cross
    sectional study. BMC Infectious Diseases,
    17(138)
    bmcinfectdis.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12879-017-2250-y
  • Ghafourian, S., Sadeghifard, N., Soheili, S.,
    & Sekawi, Z. (2015). Extended spectrum beta-lactamases: Definition,
    classification and epidemiology. Current
    Issues in Molecular Biology, 17, 11-22
    caister.com/cimb/v/v17/11.pdf
  • Gupta, A., Ampofo, K., Rubenstein, D., &
    Salman, L. (2003). Extended spectrum ß lactamase-producing Klebsiella pneumoniae infections: A review of the literature. Journal of Perinatology, 23, 439-443
    nature.com/jp/journal/v23/n6/full/7210973a.html
  • Laboratory detection of extended-spectrum ß-lactamases
    (ESBLs). (2010, November 24)
    cdc.gov/hai/settings/lab/lab_esbl.html
  • Paterson, D. L. & Bonomo, R. A. (2005,
    October). Extended-spectrum ß-lactamases:
    a clinical update. Clinical Microbiology
    Reviews, 18(4), 657-686
    ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1265908/
  • Shaikh, S., Fatima, J., Shakil, S., Danish
    Rizvi, S. M., & Kamal, M. A. (2015, January). Antibiotic resistance and
    extended spectrum beta-lactamases: Types, epidemiology and treatment. Saudi Journal of Biological Sciences,
    22(1), 90-101
    ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4281622/
  • Siegel, J. D., Rhinehart, E., Jackson, M., &
    Chiarello, L. (2007). 2007 guideline for isolation precautions: Preventing
    transmission of infectious agents in healthcare settings
    cdc.gov/hicpac/pdf/isolation/Isolation2007.pdf
  • Zhanel, GG (2007). Revisión comparativa de los carbapenems. Drogas, 67 (7), 1027-1052
    ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17488146/
  • Categorías