Inicio » Remedios Caseros y Naturales » 20 Antibióticos Naturales Para Mejorar La Inmunidad Del Organismo

20 Antibióticos Naturales Para Mejorar La Inmunidad Del Organismo

A continuación tienes una lista de 20 antibióticos naturales que puedes encontrar fácilmente en cualquier tienda o super mercado y que puede ayudar a tu cuerpo a evitar y solventar diferentes problemas, infecciones, dolores, etc… de forma totalmente natural.

antibióticos naturales

Ajo

Enfermedades que previenen: diarreas (Campylobacter) y úlcera de estómago (H. pylori).

Actuación: contiene alicina, que es responsable de su aroma. Estudios de la Universidad del Estado de Washington, en Estados Unidos, mostraron que un derivado de la alicina rompe la película protectora de la Campylobacter y cambia su estructura enzimática hasta matarla.

La Campylobacter es conocida por contaminar alimentos y provocar diarrea. “Es un indicativo de que el ajo puede ser utilizado como antibacteriano natural, además de proteger la comida”, dice Xiaonan Lu, microbiologista y autor de la investigación.

La alicina todavía actúa sobre el ARN de H. pylori, causante de úlceras y del cáncer de estómago.

Uso: como condimento de carnes y para hacer platos calientes.

Cantidad recomendada: 600 mg de ajo al día, el equivalente a 1 diente crudo.

Equinácea

La equinácea ayuda a combatir bacterias, virus, hongos y otros microbios causantes de enfermedades. La equinácea estimula de varias formas el sistema inmunológico, que es fundamental en la lucha contra las infecciones. Además, estimula la producción celular de una sustancia denominada interferón (un antiviral natural).

Como estos efectos son relativamente efímeros, es mejor tomar la equinácea a intervalos frecuentes (hasta de dos en dos horas durante infecciones agudas).

Jengibre

El jengibre es una verdadera panacea para la salud. Actúa como un desinfectante del organismo, impidiendo que los gérmenes se desarrollen.

Puede ser consumido fresco, como un alimento en sí, o en forma de especias y condimentos, después de ser secado y reducido a polvo.

Antiguamente, el jengibre se utilizaba en la producción de jarabes para curar dolores de garganta.

Tiene una acción antiséptica que puede ser la responsable de la fama, tanto que muchos profesionales que usan la voz, hablan que uno de sus secretos para cuidar de la voz es masticar lentamente un pedazo de jengibre.

Sin embargo, este hábito es contraindicado por que el jengibre posee también propiedades anestésicas y esta anestesia tópica disminuye bastante el control de la emisión vocal.

Por ser un alimento termogénico no debe ser ingerido por quien tiene presión alta.

Própolis

El própolis es un antibiótico natural exento de efectos secundarios.

Las propiedades terapéuticas de Própolis fueron descubiertas en tiempos remotos. Los antiguos egipcios la utilizaban para cuidar del aparato respiratorio, de estados gripales, infecciones de piel, cicatrización de heridas y otras infecciones variadas.

Puede usarse tanto en la prevención como en el tratamiento de la gripe, asma, bronquitis y constipados. Su uso ya está consagrado en el tratamiento de sinusitis, amigdalitis y rinitis.

No puede ser ingerido por mucho tiempo seguido porque acaba actuando, también, contra las bacterias que son importantes para el buen funcionamiento del organismo.

Azafrán

El azafrán se extrae de los pistilos de flores de Crocus sativus, una planta de la familia de las Iridáceas. Para obtener un kilo de azafrán seco, se procesan manualmente unas 150 mil flores.

Tiene propiedades antidepresivas, antiespasmódicas y sedantes. Como infusión, se utiliza en el tratamiento del asma, la tos ferina, la histeria, los cálculos de los riñones, el hígado y la vejiga. Para combatir las hemorroides se utiliza como cataplasma caliente.

Orégano

El orégano es un condimento conocido en todo el mundo. Pero además del sabor y el aroma tan marcados, esta hierba también es muy beneficiosa para la salud.

Es rico en sustancias bactericidas y, por lo tanto, previene una serie de enfermedades. El orégano también contiene antioxidantes, que refuerzan el sistema inmunológico y combaten los radicales libres. Sólo tiene que añadir las hojas crudas o secas en sus recetas para aprovechar todos estos beneficios.

Estimula las funciones gástricas y biliares, funciona como sedante, diurético y expectorante. Las hojas frescas se pueden utilizar en compresas para aliviar las inflamaciones.

También es carminativo, emenagogo y diaforético. Bueno para dolores reumáticos, parasiticida, tiene una acción estimulante sobre el sistema nervioso.

El té caliente se puede utilizar en los enjuague para aliviar los dolores de los dientes, la inflamación de las encías y las mucosas. Se recomienda la infusión para los dolores de cabeza nerviosos y la irritabilidad.

Aceitunas

Proporciona potentes antioxidantes, como la vitamina E y los compuestos fenólicos. Estas moléculas neutralizan los radicales libres, altamente inestables y oxidantes, protegiendo de la oxidación las células de nuestro cuerpo.

Semillas de uva

Las semillas de uva se utilizan para tratar los problemas relacionados con el corazón y los vasos sanguíneos, como la arteriosclerosis, la presión arterial alta, el colesterol alto, y la mala circulación.

Otras razones para usar las semillas de uva incluyen complicaciones relacionadas con la diabetes (como daño a los nervios y ojos), problemas de visión (como degeneración macular), e hinchazón después de la lesión o la cirugía.

El extracto de semillas de uva también se utiliza para la prevención de los cánceres y la curación de las heridas.

Cebollino

El cebollino es una buena fuente de vitaminas A y C, siendo así una buena ayuda en la lucha contra la gripe y las enfermedades respiratorias en general. Además, ayuda en la digestión y estimula el apetito.

Cebolla

Enfermedades que previenen: intoxicación alimentaria provocada por Listeria monocytogenes, Escherichia coli y Staphylococcus aureus.

Actuación: una investigación in vitro realizada por la Universidad de Barcelona en España, mostró que extractos de cebolla pueden inhibir el crecimiento de una gran variedad de bacterias que provocan intoxicación alimentaria.

Esto gracias a dos propiedades antioxidantes conocidas como quercetina (encontrada en mayor cantidad en la cebolla morada) y campferol.

Uso: utilice la cebolla para condimentar carnes, vegetales y como ingrediente de mayonesas, que son vulnerables a la contaminación por bacterias.

Cantidad sugerida: 1 cebolla por día.

Miel

Enfermedades que previenen: intoxicación alimentaria (Staphylococcus aureus) y úlcera gástrica (H. pylori).

Actuación: contiene una enzima que produce peróxido de hidrógeno, de conocida acción antiséptica. Investigadores de la Universidad de Waikato, en Nueva Zelanda, comprobaron que la miel destruye cepas de la bacteria Staphylococcus aureus. La acción es similar a la descubierta por la Universidad King Saud, de Arabia Saudí, contra H. pylori.

Uso: como edulcorante de zumos, cafés, yogures y postres. También puede ser utilizado para conservar frutas en compotas.

Cantidad sugerida: 1 cuchara (postre) por día.

Ñame

Fortalece el sistema inmunológico y ayuda a ganar masa muscular. Puede ser preparado como puré, sopa, frito o cocido. La sopa es óptima para combatir los resfriados, la bronquitis y la neumonía. Se hace con un ñame cocido y dos cucharas de ajo crudo molido por encima.

Se debe sazonar con pasta de soja (miso) y una toma de agua caliente una vez al día. Una porción de la misma sopa, bien espesa, puede ser colocada entre dos gasas y aplicada sobre los pulmones, para ayudar en la recuperación de bronquitis y neumonía.

Limón

Enfermedades que previenen: gastroenteritis (Salmonella typhimurium).

Actuación: investigación de la Universidad Shivaji, de la India, publicada en el British Journal of Pharmacology and Toxicology, mostró que los flavonoides de la corteza del limón poseen acción bactericida contra la Salmonella. El alimento todavía contiene otros antioxidantes, como eriodicitol, hesoeretina y d-limoneno.

Uso: limpie y ralle la cáscara. Utilícela en jugos, dulces y ensaladas.

Cantidad sugerida: una unidad por día.

Canela

Una especie que no debe ser considerada sólo como ingrediente para dar sabor a los dulces y sí, como un tesoro de propiedades beneficiosas útiles para nuestra salud. Alivia el dolor menstrual, es un bactericida natural, reduce el dolor causado por la artritis, ayuda a regular el nivel de azúcar en la sangre y es un remedio natural contra los resfriados y los dolores de garganta.

Granada

Enfermedades que previenen: caries (Streptococcus mutans) e intoxicación alimentaria (B. cereus)

Actuación: no se sabe con certeza la razón, pero una investigación de la Universidad Pace, en Estados Unidos, mostró que el jugo de la granada disminuye considerablemente los microorganismos que viven en la boca.

El consumo de jugo de granada nos ayuda a reducir los niveles de colesterol malo (LDL). Además, los antioxidantes presentes en este jugo pueden evitar la formación de placas en las paredes de las venas y arterias.

Uso: Fruta natural o en jugo

Cantidad sugerida: 1 unidad o 1 vaso de jugo al día.

Berro

Además de ser una buena fuente de hierro y yodo, evita la invasión de las bacterias. Se debe consumir crudo, en ensaladas. El té de berro es bueno para quien está enfriado.

Aceite de coco

Enfermedades que previenen: candidiasis (Candida albicans) y caries (Streptococcus mutans).

El aceite de coco inhibe la proliferación de bacterias que viven en la boca. Quien descubrió el hecho fue el Instituto de Tecnología de Athlone, en Irlanda. La causa probable es que la mitad del aceite de coco es ácido láurico, precursor de la monolaurina. Esta sustancia tiene acción contra bacterias, virus y protozoos.

Uso: como sustituto del aceite de soja o canola, utilizado para sazonar ensaladas o en la receta de pasteles y dulces.

Cantidad sugerida: hasta 4 cucharadas al día.

Tamarindo

Enfermedades que previenen: enfermedades urinarias (Escherichia coli) e intoxicación alimentaria (Staphylococus aureus).

Actuación: un estudio de 2006 publicado en la revista científica Phytomedicine comprobó el potencial bactericida del tamarindo. Su mecanismo de acción no está esclarecido, pero se cree que la razón del éxito es el ácido tartárico, también responsable de su acción laxante.

Uso: Natural o como jugo.

Cantidad sugerida: hasta 3 vasos por día (recordando que la fruta es laxante).

Eucalipto

Enfermedades que previenen: infecciones respiratorias.

Actuación: sus aceites esenciales impiden la adhesión de microorganismos en las mucosas de la nariz y garganta, estimulando su eliminación por el cuerpo. Es indicado principalmente para personas que se contagian de gripe con facilidad.

Uso: como té caliente o helado. La planta puede ser batida con jugo de frutas o consumida como jarabe.

Cantidad sugerida: 2 tazas de té al día.

Algas

Ricas en sales minerales, clorofila y yodo. Ayudan al organismo a combatir infecciones. La más popular es la kombu (se vende en tiendas de productos naturales), que puede ser frita o usada en sopas.

La spirulina (a la venta en cápsulas) actúa como un desinfectante natural del organismo, matando los gérmenes.

La ágar-ágar (gelatina natural) desintoxica y fortalecer las uñas y el cabello y se puede mezclar con frutas.

Fuentes: