Inicio » Enfermedades » Anemia hemolítica: síntomas, tratamientos y causas

Anemia hemolítica: síntomas, tratamientos y causas

¿Qué es la anemia hemolítica?

La anemia es la condición en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos. Los glóbulos rojos son responsables de proporcionar oxígeno a los tejidos del cuerpo.

En personas sanas, los glóbulos rojos duran aproximadamente 120 días antes de ser desechados por el cuerpo. En la anemia hemolítica, los glóbulos rojos en la sangre se destruyen antes del tiempo normal, sin permitir que el tiempo sea reemplazado por la médula ósea.

Causas

La anemia hemolítica ocurre cuando la médula ósea no es capaz de reemplazar los glóbulos rojos que están siendo destruidos.

¿Qué es la anemia?

La anemia hemolítica también tiene su forma autoinmune, que ocurre cuando el sistema inmunitario identifica erróneamente sus propios glóbulos rojos como cuerpos extraños, desarrollando anticuerpos que atacan a los glóbulos rojos, destruyéndolos muy temprano.

El cuerpo también puede destruir los glóbulos rojos debido a ciertos defectos genéticos que hacen que los glóbulos rojos adopten formas anormales (como la anemia drepanocítica y la anemia hemolítica debido a la deficiencia de G6PD).

Otras posibles causas son:

  • Coágulos en vasos sanguíneos pequeños
  • Transfusión de sangre de un donante con un tipo de sangre que no coincide con el suyo.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la anemia hemolítica son, en términos generales:

  • Exposición a ciertos químicos, drogas y toxinas
  • Infecciones.

Síntomas

Síntomas de anemia hemolítica

Una persona puede no tener síntomas si la anemia hemolítica es leve. Si el problema se desarrolla lentamente, los primeros síntomas pueden ser:

  • Mal humor
  • Debilidad o cansancio con más frecuencia de lo normal
  • Dolor de cabeza
  • Problemas de concentración o de razonamiento.

Si la anemia empeora, pueden aparecer otros síntomas, como…:

  • Color azul en el ojo blanco
  • Uñas frágiles
  • Ligero mareo al levantarse
  • Palidez de la piel
  • Dificultad para respirar
  • Lengua adolorida.

Diagnóstico y exámenes

En la cita con el médico

Los especialistas que pueden diagnosticar la anemia hemolítica son:

  • Médico generalista
  • Endocrinólogo
  • Cardiólogo
  • Hematólogo
  • Inmunólogo
  • Infectólogo.

Estar preparado para la consulta puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, usted puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo han estado presentes
  • Historial médico, incluyendo otras condiciones que el paciente tiene y medicamentos o suplementos que el paciente toma regularmente
  • Si es posible, pídale a alguien que lo acompañe.

El médico probablemente le hará una serie de preguntas, tales como…:

  • ¿Cuándo aparecieron los síntomas?
  • ¿Le han diagnosticado anemia anteriormente? ¿De qué tipo?
  • ¿Qué tan intensos son los síntomas?
  • ¿Los síntomas son ocasionales o frecuentes?
  • ¿Tiene problemas para concentrarse?

Diagnóstico de Anemia Hemolítica

Un conteo sanguíneo completo (CSC) puede ayudar a diagnosticar la anemia y proporcionar algunos consejos sobre el tipo y la causa del problema. Las partes importantes de un conteo sanguíneo completo incluyen un conteo de glóbulos rojos (RBC), hemoglobina y hematocrito (HCT).

Las siguientes pruebas pueden identificar el tipo de anemia hemolítica:

  • Conteo absoluto de reticulocitos
  • Prueba de Coombs directo
  • Prueba de Coombs indirectos
  • Prueba de Donath-Landsteiner
  • Aglutinante febril o frío
  • Hemoglobina libre en suero u orina
  • Hemosiderina en orina
  • Conteo de plaquetas
  • Electroforesis de proteínas en suero
  • Haptoglobina en suero
  • LDH en suero
  • Urobilinógeno urinario y fecal.

Un examen que mide la longevidad de los glóbulos rojos mediante técnicas de marcaje por radio también puede ayudar a diagnosticar la anemia hemolítica.

Tratamiento y cuidado

Tratamiento de la anemia hemolítica

El tratamiento depende del tipo y la causa de la anemia hemolítica.

  • En casos de emergencia, puede ser necesaria una transfusión de sangre
  • Para la anemia hemolítica causada por enfermedad autoinmune, se pueden utilizar medicamentos que inhiben el sistema inmunitario
  • .

  • Cuando los glóbulos rojos se destruyen a un ritmo acelerado, el cuerpo puede necesitar suplementos adicionales de ácido fólico y hierro para reemplazar lo que se está perdiendo.

Medicamentos para la Anemia Hemolítica

Los medicamentos más comúnmente usados para tratar la anemia hemolítica son:

  • Acetato de dexametasona
  • Afopic
  • Androcortil
  • Azatioprina
  • Betametasona
  • Celestone
  • Decadron
  • Prednisolona
  • Predsim
  • Noripurum EV
  • Noripurum fólico.

Sólo un médico puede decirle qué medicamento es mejor para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga las instrucciones de su médico cuidadosamente y NUNCA se automedique. No deje de usar el medicamento sin consultar primero con un médico y, si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de las prescritas, siga las instrucciones que aparecen en el prospecto.

Vivir juntos (pronóstico)

Viviendo juntos / Pronóstico

El tratamiento de la causa subyacente de la anemia hemolítica es esencial para que el paciente pueda vivir bien con la enfermedad. Seguir una dieta rica en hierro y vitaminas también puede ayudar.

Posibles complicaciones

El resultado del tratamiento depende del tipo y la causa de la anemia hemolítica. La anemia hemolítica grave puede llevar a una enfermedad cardíaca, pulmonar o cerebrovascular, poniendo en riesgo la vida del paciente.

Prevención

Prevención

No se conocen formas de prevenir la anemia hemolítica.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.