Inicio » Embarazo » Complicaciones En El Embarazo » Anemia En El Embarazo

Anemia En El Embarazo

Hoy en día resulta muy cotidiano ver anemia en el embarazo, más si este es un embarazo poco ordinario. Por consiguiente, se hace obligatorio entender en qué consiste este peculiar padecimiento de la mujer. ¿Sabes todo lo que se debe hacer acerca de la anemia?

Causas de la anemia en el embarazo

La anemia es un síndrome caracterizado por el descenso excesivo de los glóbulos rojos en el organismo. Esto ocurre cuando la sangre no está en la capacidad de transmitir oxigeno de manera efectiva. ¡Trae consigo toda clase de malestares!

En el caso del embarazo, es propio decir que la anemia es un padecimiento bastante ordinario. Ello, debido a los cambios hormonales y físicos por los cuales debe de pasar la mujer para el desarrollo gestacional.

anemia en el embarazo

Entre sus causas más comunes se tiene:

  1. La falta de hierro en el cuerpo de la madre. Al momento del embarazo, el cuerpo femenino aumenta hasta en un 50% la cantidad de sangre. Ello, por supuesto, para nutrir al feto que se está formando dentro de él. En vista de ello, puede que no se pueda cumplir la cuota completa de hierro que el cuerpo necesita. Esto ocasiona que la hemoglobina baje y por tanto, ocasiona que surja la anemia. ¡Es la causa más común de la anemia durante el embarazo!
  2. Falta de vitamina V12 o ácido Fólico. Ambos nutrientes son de vital importancia tanto para la madre como para el feto en formación. ¡No deben faltar ni siquiera un poco!
  3. Pérdida de sangre. La anemia puede surgir por la sencilla razón de no cumplir la cuota de sangre que debe haber dentro tuyo.

De estas causas derivan los diferentes tipos de anemia que puede sufrir tanto una embarazada como una persona ordinaria. Dichos tipos vendrían siendo:

  • La anemia gravídica, causada por el aumento de sangre en el cuerpo y la falta de hierro en la misma.
  • La anemia megaloblástica, generada por la pérdida de ácido fólico y vitamina V12 en la sangre.
  • La anemia ferropénica, causada por el déficit de hierro y hemoglobina en la sangre.

A estas causas se le suman las diferentes enfermedades que pueden reducir drásticamente la sangre en el cuerpo. También se suman las enfermedades que atacan a los glóbulos rojos y a la hemoglobina como tal. ¡La anemia suele ser un síntoma más de un padecimiento mucho peor!

Por su parte, los factores de riesgo más normales de la anemia por embarazo pueden ser:

  • Presencia de fibromas uterinos.
  • Placenta previa.
  • Procesos de hemodilución constantes.
  • Embarazos gemelares o múltiples en general.
Nota:

Para evitar la anemia durante el periodo de gestación, es necesario tomar ciertas vitaminas en el embarazo. Éstas serán recetadas por tu médico en las primeras semanas a través de suplementos vitamínicos.

¿Cuál es el riesgo de la anemia en el embarazo?

Que la anemia sea un síntoma común del embarazo, no significa que no deba tratarse inmediatamente. La anemia es un padecimiento que puede traer los siguientes síntomas en la mujer embarazada:

  • Fatiga excesiva.
  • Perdida del cabello.
  • Inapetencia.
  • Piel pálida.
  • Falta de aire.
  • Cansancio injustificado.
  • Episodios de ansiedad.
  • Mareos.
  • Insomnio.
  • Dolores fuertes de cabeza.

¡Por eso es tan importante tratar la anemia en el embarazo! De no hacerlo, poco a poco estos síntomas incrementarán más y más mientras estés embarazada. De hecho, puede llegar un punto en el cual el feto se vea afectado por la falta de hemoglobina. Ten presente que ese feto toma, por medio de la placenta y el cordón umbilical, todos los nutrientes que necesita. ¡Imagínate que no pueda obtenerlos porque tienes anemia! Sencillamente no puede salir nada bueno de ello.

Tratamientos

Por suerte para las embarazadas, la anemia suele ser fácilmente tratable si se detecta en buen tiempo. Lo primero a considerar ante este padecimiento, es cambiar drásticamente la dieta que puedas estar llevando. Siendo así, deberás incluir muchos más alimentos altos en hierro para balancear la falta del mismo dentro de tu ser.

Puedes probar incluir estos alimentos para tu dieta contra la anemia:

También te pueden interesar algunos remedios caseros para la anemia.

Todos estos alimentos deben estar debidamente cocinados y preparados para que sean digeridos fácilmente. ¡Así también se evita alguna enfermedad en el embarazo como la toxoplasmosis!

Si la anemia es muy fuerte, el mejor tratamiento posible termina siendo el de ingerir suplementos alimenticios. Estos mismos, tienen que ser muy altos en hierro, vitamina V12 o ácido fólico dependiendo de lo que necesites.

¡Ya lo sabes!, protege tu cuerpo embarazado de los estragos de la anemia y lleva un proceso gestacional excelente.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario