Inicio » Enfermedades » Enfermedades de la piel » Acné

Acné

El acné es una enfermedad de la piel muy común, que afecta a alrededor del 80% de los jóvenes, siendo el motivo de un gran número de consultas de dermatología, aunque muchos adolescentes están mal informados o influenciados por mitos, tradiciones u otros, tales como el uso de ciertas dietas o restricciones alimenticias, que se ha demostrado en los últimos años que no influyen en la evolución de esta entidad.

Qué es el acné

Es una enfermedad inflamatoria crónica de los folículos pilosebáceos de la cara, el cuello y el torso anterior y posterior. Se caracteriza por la aparición de comedones abiertos (puntos negros) y comedones cerrados (puntos blancos internos), pápulas (granos rojos), pústulas (granos con pus), y en sus más graves formas, abscesos, quistes y cicatrices.

Es una enfermedad causada por varios factores, incluyendo factores genéticos (determinantes de la precocidad y la intensidad del acné), raciales y ambientales (climas cálidos y húmedos favorecen su desarrollo).

Las lesiones aparecen generalmente en la adolescencia, afecta a ambos sexos, con una mayor prevalencia de 14 a 17 años en las mujeres, y a partir de los 16 años a los 19 en los hombres. En algunos casos, sobre todo si hay desregulación hormonal, puede persistir más allá de estas edades.

Síntomas

Las lesiones del acné son el resultado de la obstrucción de los folículos pilosebáceos, una consecuencia del aumento de la producción de sebo y (dependiente de las hormonas sexuales masculinas) y hiperqueratinización con obstrucción del folículo pilosebáceo.

En consecuencia, la infección bacteriana (donde el microorganismo implicado Propionibacterium acnes) genera una respuesta inflamatoria e inmunológica a la presencia de algunos microorganismos y productos modificados de sebo.

Tratamiento

Hay varias medicaciones tópicas (cremas o remedios que se aplican en la piel) y sistémicos (pastillas) y otros tratamientos adecuados para el tratamiento del acné, más otros tratamientos específicos para cada tipo de acné.

Así, el tratamiento debe ser apropiado a cada caso individual, teniendo en cuenta el tipo de manifestaciones clínicas y su intensidad, así como el impacto en la calidad de vida de los jóvenes y la presencia o ausencia de contraindicaciones o limitaciones en el uso de ciertos medicamentos.

El dermatólogo es el profesional indicado para analizar cada caso y prescribir el tratamiento más adecuado y eficaz.

El acné puede tener un impacto negativo en la calidad de vida de los jóvenes y merece, sobre todo en estos casos, un papel más activo. Aunque no se trata de una enfermedad grave, puede desfigurar, por lo que requiere un seguimiento temprano y apropiado, con el fin de prevenir su progresión a fases más avanzadas, y así evitar cicatrices antiestéticas definitivas.

Diferentes tipos de acné

Se divide básicamente en varios grupos principales, y en algunos casos, pueden ser definidos de acuerdo a los diferentes grados de severidad en la piel.

Acné adolescente

Es el tipo más común y se produce debido a los cambios hormonales que afectan a los jóvenes en esta etapa de la vida. Es causado por el exceso de producción de sebo, que termina por la obstrucción de los poros y causando la inflamación de los mismos.

Es conocido por aparecer en la nariz, la frente y la barbilla.

Acné adulto

Como su nombre indica, por lo general afecta a los adultos, especialmente a las mujeres, debido a problemas hormonales, el estrés, la mala alimentación o el uso de productos oleosos tales como el maquillaje.

En general, tiende a aparecer en la barbilla y las mejillas.

Acné genético

Se considera el tipo más peligroso, y es causado por una predisposición genética (cuando otros miembros de la familia han pasado o pasan el problema) y pueden implicar la cara entera.

En general, tiende a empeorar con los años, lo que requiere atención médica de forma regular.

Acné Neonatal

El acné neonatal, o acné del recién nacido, afecta a alrededor del 30% de los recién nacidos que se encuentran entre la tercera y cuarta semana de vida y puede durar hasta los seis meses de edad.

En general, los puntos rojos aparecen en las regiones de la frente, mejillas y barbilla, debido a las hormonas de la madre que se liberan en el torrente sanguíneo del niño a través de la lactancia materna o durante el parto.

Acné infantil

Puede aparecer tanto en los bebés de entre tres y 16 meses, pero tiende a ser más común en niños menores de dos años de edad. La razón principal de su aparición está relacionada con una anormalidad de los niveles de hormonas, que puede ser más elevada por alguna razón, y que sólo un médico puede dictaminar.

Acné iatrogénico o medicamentoso

Es causado por los efectos secundarios de algunos medicamentos, tales como aquellos con altas dosis de vitamina B o cortisona, tales como píldoras anticonceptivas y otros tratamientos hormonales utilizados.

Acné solar

Aparece en la piel después de una exposición intensa y excesiva al sol, lo que da lugar a los llamados microquistes, que surgen principalmente en la región de la frente, además de pápulas rojas que afectan especialmente a las mejillas.

Acné rosácea

Es una enfermedad que afecta a los adultos después de los 30 años, especialmente mujeres. Por lo general se manifiesta en el área de las mejillas, la barbilla y la nariz, y suele aparecer en personas con piel más clara, por lo que no tiene explicación científica conocida. El acné rosácea no tiene cura.

Diferentes grados de gravedad

Algunos tipos de acné como el adolescente, adulto y el genético, pueden aparecer en la piel en diferentes grados de severidad, cada uno siendo atendidos en diferentes formas para el proceso de curación.

Grado 1 – Acné Comedoniano

acne comedoniano

Se trata de las regiones más comunes y menos graves y pueden afectar la frente, las mejillas y la nariz de los adolescentes y adultos. Se manifiesta únicamente en la piel en forma de puntos negros sin inflamación, lesiones o quistes.

Grado 2 – Acné Papulopustular

acne papulopustular

En este tipo, la piel ya tiene pequeños granos y espinillas, lesiones inflamadas con pus en la punta (pústulas).

Grado 3 – Acné Quístico

acne quistico

Este tipo de acné tiene puntos negros, espinillas y quistes en las regiones de la cara, el pecho y la espalda del paciente, acompañado de lesiones inflamadas, profundas, de color rojizo y muy dolorosas.

Grado 4 – Acné Conglobata

acne conglobata

Favorece la presencia de granos, espinillas y quistes en las regiones del cuello, la cara, el pecho y hasta las nalgas, que tienen pus y son de gran tamaño y en grandes cantidades, puede dejar la piel muy inflamada y con cicatrices.

Grado 5 – Acné Fulminante

acne fulminante

Deja la piel con quistes dolorosos e inflamados que pueden ulcerarse (poner agujeros) y dejar cicatrices. Los síntomas son mucho dolor, fiebre y malestar en el cuerpo.

1 Comment

Haz click para escribir un comentario

  • Hola

    Como Nutricionista me gustaría añadir si ustedes lo permiten, la importancia de una buena alimentación frutas de temporada y verduras, evitar lácteos muy curados, chocolate y alimentos que no tiene ningún aporte beneficioso como la comida basura, cargada de grasas saturadas o hidrogenadas, aparte de niveles altísimos de azúcares refinados

    Gracias