Inicio » Embarazo » Complicaciones En El Embarazo » Aborto Espontáneo

Aborto Espontáneo

Un riesgo latente en cualquier embarazada es el que se relaciona al aborto espontáneo. ¿Qué tan frecuente son esta clase de aborto? ¿Hay maneras de reducir o eliminar este riesgo en el embarazo? ¿Cómo se sabe cuándo se tiene un aborto espontáneo? Descuida, aquí y ahora verás toda la información relacionada al tema. Así, podrás saber la mejor manera de evitar este pesar tan grande de un embarazo. ¡Conoce todo sobre la espontaneidad en los abortos!

Se le llama aborto a la pérdida total de un bebé mientras este aún no ha salido del vientre. Existen tanto abortos asistidos como inconscientes, aunque hoy se hablará de este último caso en particular. ¡No esperes más y descubre de qué se trata!

Causas del aborto espontáneo

Los abortos espontáneos suelen ocurrir entre las primeras 20 semanas de embarazo. De hecho, es tan común el aborto entre estas semanas que se considera un periodo crítico en cualquier embarazo.

aborto espontáneo

En lo que respecta a las causas de este horrible acontecimiento, hay que mencionar que estas son muy variadas. Entre las más recurrentes se encuentran:

  • El consumo excesivo de drogas y alcohol por parte de la mujer embarazada.
  • Exposición perenne a cualquier clase de toxinas ambientales.
  • Problemas hormonales.
  • Infecciones de cualquier tipo.
  • Sobrepeso.
  • Malformaciones o problemas físicos de cualquier tipo por parte de la madre.
  • Respuesta indebida del sistema inmunológico de la mujer.
  • Consumo de tabaco.
  • Enfermedades sistémicas en el cuerpo de la madre.

La lista puede hacerse mucho más larga, aunque estas causas ejemplifican muy bien la variedad de motivos que existen. Casi cualquier cosa que hagas mal con tu cuerpo podría provocar un aborto espontáneo.

A lo dicho previamente se le suma una serie de síntomas característicos de un aborto espontáneo. La presencia de los mismos, solo son prueba de lo inevitable. ¡Acabas de abortar espontáneamente! Dichos síntomas son:

  • Sangrado vaginal severo: Este síntoma suele ser el principal cuando se habla de aborto y el mismo debe ocurrir en demasía. Ten en cuenta una de cada 4 mujeres tiene pequeños sangrados vaginales sin representar que está abortando.
  • Dolor abdominal fuerte: El mismo, debe de empezar justo después de un pequeño sangrado para ser considerado como síntoma. El dolor debe sentirse en la parte baja de la espalda, como si hicieran presión en tu pelvis.

Si te han ocurrido estos dos síntomas al mismo tiempo, lo más recomendable es que asistas ante un especialista. ¡Puede que ya hayas abortado a tu bebé!

Factores de riesgo para un aborto espontaneo

A las causas antes mencionadas se le puede unir una serie de factores de riesgo bastante apremiante. Los mismos denotan que, efectivamente, un embarazo es por demás delicado. Aquí estos factores:

  • La edad. Las probabilidades de que una mujer embarazada tenga abortos espontáneos crece si no tiene la edad adecuada para procrear. Dicha edad tiene que ser la comprendida entre los 20 y los 40 años de edad en promedio. ¡Si es antes o después de este periodo entonces eres más propensa al aborto natural!
  • Afecciones crónicas. Diabetes mal controlada y coagulación de la sangre son algunas de esas afecciones que entran en la lista.
  • Problemas diversos en el útero. Este factor de riesgo es el más nocivo de todos y el que más probabilidades tiene de detener el embarazo. Chequéate si todo está bien con tu cuerpo antes de quedar embarazada.
  • Así es, existen varias sustancias que pueden infundir el aborto natural. Por tal motivo, se recomienda siempre asistir ante un doctor para que este te diga cómo debes medicarte.
  • Factores relacionados al padre. La parte masculina de la pareja también influye mucho en los abortos espontáneos. ¡Puede que él cargue con alguna deficiencia en su genética que impida florecer a ese bebé!

¿Qué hacer si se sospecha de un aborto?

Ante la sospecha de un aborto espontáneo, lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con tu médico. Él te indicará si realmente estás sufriendo o si sufriste un aborto natural. ¿Cómo hace esto? Simple, con un sencillo ultrasonido que muestre el estado del feto y del útero. Si todo parece normal, seguramente el doctor te pida hacer los mismos estudios 7 días después. ¡Puede que no se trate solo de un aborto sino de algo peor!

Tipos de aborto espontáneo

Con todo lo anterior dicho, ¿cabe la posibilidad de que existan tipos diferentes de abortos espontáneos? Pues, lamentablemente la respuesta a esta pregunta es un rotundo sí. Existen tipos diferentes de abortos naturales, cada uno con sus características únicas y representativas. Conoce estos tipos enseguida:

  • Abortos precoces. Primer tipo de aborto que se menciona y son los que se llevan a cabo en el primer trimestre de embarazo. Estos abortos tienen la peculiaridad de producirse inclusive antes de que la misma madre sepa que estaba embarazada.
  • Abortos tardíos. Son aquellos abortos que se llevan a cabo entre la semana 12 y la 20. Este tipo de aborto suele precisar atención médica, ya que pueden traer síntomas desfavorables para la madre. ¡Este es el tipo de aborto más común!
  • Abortos completos. Penúltimo tipo de aborto que existe, el cual se caracteriza por la expulsión espontánea del contenido uterino.
  • Abortos Diferidos. Este es el tipo de aborto que ninguna mujer debería de padecer. El mismo se da cuando, luego del fallecimiento del feto, no se produce ningún tipo de expulsión automática. Por esto, se debe recurrir a la ayuda de expertos para remover los restos de ese feto que yace dentro de ti.

¿Qué viene después de un aborto espontáneo?

Esta clase de problema en el embarazo sí que puede desmotivar a cualquier mujer que quiera quedar embarazada. Sin embargo, hay que saber que en la mayoría de los casos, las mujeres que sufrieron abortos espontáneos pueden procrear. Es decir, que si es posible tener ese bebé que tanto deseas.

Siendo esto así, ¿qué viene después de un aborto espontáneo? Pues simple y llanamente viene la recuperación física y emocional por parte de la madre. Se espera un período de tiempo bastante precario y se realizan todos los exámenes posibles para mitigar este riesgo gestacional. ¡Eso es todo!

Recuerda siempre mantener en completo orden tu cuerpo y no permitas que el mismo te juegue una mala pasada. ¡De ti depende!

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario