8 señales de que es hora de cambiar los medicamentos RA

¿Los síntomas de la artritis reumatoide (AR) interfieren con su vida diaria? ¿Has estado experimentando efectos secundarios desagradables por tus medicamentos? Es posible que su plan de tratamiento actual no sea el adecuado.

Aprenda a reconocer cuándo podría necesitar cambiar su plan de tratamiento. Aquí hay algunos signos reveladores.

1. Sus síntomas no están controlados

Si su condición nunca se ha controlado por completo, es hora de hablar con su médico. Incluso si se siente algo mejor que antes del tratamiento, es importante esforzarse por un mejor control de los síntomas. El objetivo final del tratamiento es la remisión o baja actividad de la enfermedad. Estos son estados en los que sus síntomas desaparecen o casi desaparecen.

Para controlar mejor sus síntomas, su médico podría sugerirle cambiar de un medicamento a otro. Alternativamente, podrían aconsejarle que ajuste su dosis actual de medicamentos recetados o que agregue otro medicamento a su plan de tratamiento. En algunos casos, la combinación de múltiples fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME) puede ayudar.

2. Sus síntomas han regresado

Si sus síntomas han regresado después de un período de alivio, su plan de tratamiento actual podría no funcionar como se esperaba. Es posible que su cuerpo haya desarrollado una tolerancia a un medicamento recetado. O puede estar experimentando un brote que no está controlado por sus medicamentos actuales.

Su médico podría sugerirle cambiar su dosis, cambiar los medicamentos o agregar otro medicamento a su régimen.

3. Ha desarrollado nuevos síntomas.

Los nuevos síntomas, como el dolor en las articulaciones previamente no afectadas, a menudo son un signo de que su enfermedad ha progresado. Esto significa que la inflamación subyacente no está bajo control. Para aliviar su malestar y evitar más daños, podrían ser necesarios cambios en sus medicamentos.

Su médico puede decidir ajustar su dosis prescrita o recomendar nuevos medicamentos como reemplazo o complemento de los medicamentos que está tomando actualmente.

4. Tiene dificultades con los efectos secundarios.

Si sospecha que sus medicamentos para la AR están causando efectos secundarios, hable con su médico. Por ejemplo, los efectos secundarios adversos comunes incluyen dolores de cabeza, náuseas y fatiga. En casos raros, pueden ocurrir efectos secundarios más graves, como reacciones alérgicas potencialmente mortales. Los medicamentos biológicos también pueden dejarlo vulnerable a infecciones graves.

Para limitar los efectos secundarios, su médico puede recomendar cambios en su régimen de medicamentos. Por ejemplo, podrían sugerir ajustar su dosis o cambiar sus medicamentos. En algunos casos, pueden aconsejarle que tome medicamentos de venta libre o recetados para controlar los efectos secundarios.

5. Estás siendo tratado por otras condiciones

Si ha comenzado a tomar un nuevo medicamento o suplemento para controlar otra afección de salud, es importante que hable con su médico sobre posibles interacciones con otros medicamentos. Algunas veces un medicamento o suplemento puede interferir con otro. Algunas drogas y suplementos también pueden interactuar de maneras que producen efectos secundarios desagradables o peligrosos.

Siempre hable con su médico antes de tomar un nuevo medicamento, suplemento o producto a base de hierbas. Si a su médico le preocupan las posibles interacciones farmacológicas, podrían recomendar medicamentos alternativos o estrategias de tratamiento.

6. Quedaste embarazada

Si está tomando medicamentos para tratar la AR y cree que puede haber quedado embarazada, informe a su médico de inmediato. Algunas drogas pueden atravesar la placenta y afectar al feto. Algunas drogas también pueden transmitirse a los lactantes a través de la leche materna.

Su médico puede recomendar cambios temporales en su plan de tratamiento mientras está embarazada o amamantando.

7. No puede pagar sus medicamentos actuales

Si no puede pagar sus medicamentos actuales, hable con su médico sobre sus opciones. Pregúnteles si hay alternativas de menor costo disponibles. Por ejemplo, las alternativas genéricas a los productos de marca suelen ser más baratas.

En algunos casos, puede calificar para programas de asistencia al paciente. Por ejemplo, puede ser elegible para beneficios financiados por el gobierno, como Medicaid o Medicare. La Arthritis Foundation también mantiene listas de organizaciones de ayuda financiera y programas de compañías farmacéuticas que ofrecen apoyo financiero.

8. Tus síntomas han desaparecido

Si sus síntomas han desaparecido, su artritis reumatoide (AR) podría estar en remisión. Como resultado, su médico podría sugerir cambios en sus medicamentos. Por ejemplo, puede reducir su dosis o dejar de tomar ciertos medicamentos.

En algunos casos, cambiar su plan de tratamiento puede hacer que sus síntomas vuelvan. Esto se conoce como recaída.

La comida para llevar

Hay muchos medicamentos diferentes disponibles para tratar la AR. Las drogas que funcionan bien para una persona pueden no funcionar para otra. Es importante desarrollar un plan de tratamiento que se ajuste a sus necesidades. Si tiene dudas sobre su plan de tratamiento actual, no realice cambios sin consultar primero con su médico.

3 fuentes

  • Gower T. (sin fecha). Combatir la alta actividad de la enfermedad en la AR temprana.
    arthritis.org/living-with-arthritis/treatments/plan/remission/rheumatoid-arthritis-remission.php
  • Gower T. (sin fecha). Por qué su RA entró en remisión, pero recayó.
    arthritis.org/living-with-arthritis/treatments/plan/remission/rheumatoid-arthritis-remission-and-relapse.php
  • ¿Saltarse las medicinas? (Dakota del Norte).
    arthritis.org/living-with-arthritis/treatments/medication/safety/skipping-medication-dosages.php
  • Categorías