5 consejos de viaje para pacientes con cáncer

Ya sea por negocios o por placer, puede haber ocasiones en que las personas con cánceres como la leucemia y el linfoma deban viajar. Si bien el pensamiento inicial puede parecer abrumador, ¡ viajar es lo suficientemente estresante! – un poco de planificación puede ayudar a que los viajes sean más suaves y sin estrés . Aquí hay cinco consejos de viaje esenciales para pacientes con cáncer:

1. Haz tu investigación.

Comience investigando un poco sobre los lugares que planea visitar. ¿Viajar allí requiere una vacuna o vacuna especial? ¿Es factible recibir una vacuna? ¿Hay alguna enfermedad específica de esa región que deba conocer? ¿Qué tipos de instalaciones médicas hay? ¿Qué tan cerca están de donde te alojarás? ¿Hay algún lugar donde pueda obtener medicamentos si los necesita?

2. Obtenga cobertura.

Conozca su plan de salud y qué tipo de cobertura tiene mientras está fuera de casa. Sería una gran idea comprar alguna cobertura de seguro adicional si no la tiene. Busque una póliza de seguro que incluya una cláusula de evacuación en caso de que necesite ser transportado a su hogar o a un lugar seguro durante una emergencia.

3. Hable con su médico.

Ejecute sus planes de viaje con su médico para tener todo despejado antes de partir. Pregunte si pueden proporcionarle el nombre de un médico en su destino de viaje que pueda atenderlo si se enferma. Algunos centros de cáncer también pueden proporcionarle una nota que se puede presentar en un centro de atención diferente en caso de emergencia. Esta carta puede incluir información sobre su condición, el medicamento que está tomando y qué deben hacer si llega con fiebre u otra enfermedad común.

4. Obtenga su medicamento bajo control.

La medicación es lo único que debe empacar en exceso. Traiga suficiente medicamento para todo su viaje y algo más, si es posible. Asegúrese de verificar su suministro y rellenar si es necesario antes de ir. Algunos medicamentos no están disponibles en otros países.

Es tentador tirar todo en una caja de pastillas, pero debe mantener todos los medicamentos en sus envases originales etiquetados, especialmente si está volando. Su nombre y el nombre y la dosis del medicamento deben estar claramente indicados en la etiqueta. Coloque bolas de algodón dentro de los frascos de pastillas para evitar daños durante el transporte. Mantenga su medicamento y cualquier otro suministro con usted en una bolsa de plástico con cierre dentro de su equipaje de mano para que nada se derrame, se rompa o se pierda.

También puede considerar llevar una nota de su médico con una lista de sus medicamentos requeridos para demostrar que los necesita. Esto es especialmente importante para los analgésicos, antidepresivos y estimulantes que pueden ser ilegales en otros países. Si necesita jeringas para su medicamento, asegúrese de traer suficiente para todo el viaje, así como una nota de su médico que explique por qué las necesita. Es posible que no pueda guardar las jeringas en su equipaje de mano si viaja en avión , por lo que la documentación será muy útil en esta situación. Pregúntele a su médico o farmacéutico cómo tomar su medicamento si viajará a una zona horaria diferente.

5. Horario en algunos R & R.

Viajar puede ser francamente agotador, sea cual sea su razón: ya sea para hacer turismo, visitar a la familia o asistir a reuniones. Asegúrese de programar un descanso cada pocas horas para que no se agote demasiado. Este «tiempo de inactividad» programado regularmente evitará que se pierda actividades en el futuro. Sobre todo, aproveche esta oportunidad para darse un tiempo para pensar en otra cosa que no sea su cáncer y disfrutar.

Categorías