Inicio » Dietas » 4 Tácticas para terminar con la adicción a los refrescos

4 Tácticas para terminar con la adicción a los refrescos

4 Tácticas para terminar con la adicción a los refrescos

No es nada nuevo para nadie que los refrescos no hagan nada bueno para la salud del cuerpo humano. Se clasifican dentro del grupo de las calorías vacías, alimentos cuyas calorías aportan muy pocos o ningún nutriente, que sólo aumentan la cantidad de energía del cuerpo, que cuando está en exceso se almacena en forma de grasa, provocando así un aumento de peso.

Además, la bebida aumenta el riesgo de ataque cardíaco en los hombres, hace que los niveles de grasa en la sangre de las mujeres aumenten, y también puede ser uno de los factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades como la osteoporosis y la diabetes tipo 2.

Y cualquiera que piense que la versión dietética del producto es mucho mejor que la original se equivoca. Una encuesta realizada por la Universidad de Minnesota en los Estados Unidos, en la que participaron aproximadamente 10,000 personas adultas, encontró que el simple hecho de consumir una porción de refresco dietético al día aumenta el riesgo de desarrollar síndrome metabólico en un 34%, una afección que incluye síntomas como la grasa abdominal y el colesterol alto y que puede causar enfermedades cardiacas.

Otro estudio, esta vez realizado por el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en los Estados Unidos, encontró que tomar dos o más latas de refrescos dietéticos al día aumentaba el tamaño de la cintura en un 500%.

Y de acuerdo con Marion Nestle, una profesora de nutrición de la Universidad de Nueva York en los Estados Unidos, hay poca evidencia que demuestre que la versión dietética de la gaseosa puede ayudar a las personas a controlar o reducir su peso.

Sin mencionar que beber también causa caries y daño renal. Por lo tanto, no tenemos a dónde escapar: tomar refrescos es pedirle que haga daño a la salud y a la buena forma física. ¿La solución? Ciertamente es reducir al máximo, o incluso eliminar de una vez por todas, el consumo de la bebida.

Sin embargo, para aquellos que han estado acostumbrados al hábito de tomar refrescos durante mucho tiempo e incluso han desarrollado una adicción, reducir la cantidad de bebida que toman o cortarla de una vez es una tarea más complicada.

Pero eso no significa que sea imposible. Veamos a continuación una lista de cuatro tácticas que prometen ayudar a terminar con la adicción a los refrescos. ¿Y sabes por qué pueden funcionar de verdad? Porque se centran directamente en los puntos que pueden empujarte a exagerar el consumo de alcohol. Compruébalo a continuación:

1. Intenta restablecer las energías de otra manera

Una de las motivaciones para que usted consuma tanto refrigerante puede ser la necesidad de aumentar o reemplazar las energías de su cuerpo. Por lo tanto, una táctica para atacar la fuente del problema es reemplazar la bebida por otras. Por ejemplo, usted puede ser estimulado y obtener más energía de la cafeína tomando café o una taza de té, que también tienen antioxidantes que protegerán su cuerpo contra las enfermedades, a diferencia de los refrescos que lo hacen más susceptible a sufrir problemas de salud.

Sin embargo, cuando endulce una de estas bebidas, use un edulcorante a base de un extracto de planta o una cucharadita de miel, y olvídese del azúcar de mesa.

Otra buena alternativa a mantenerse enérgico todo el día y no recurrir a los refrescos o no depender de la cafeína es tener una buena noche de sueño, lo que le permite descansar la cantidad de horas que necesita para despertarse de buen humor al día siguiente.

2. Evite caídas en las tasas de azúcar en la sangre

Irritación, temblores, mareos y sentirse abrumado por el estrés diario son síntomas de que algo anda mal con sus glándulas suprarrenales, cuya responsabilidad es producir más azúcar en su cuerpo mientras usted pasa por un período de estrés.

Sin embargo, el segundo doctor y escritor Complete Guide to Beat Sugar Addiction , Jacob Teitelbaum, cuando se activan constantemente, se agotan con tanto trabajo. Con esto, usted puede sufrir de una caída en los niveles de azúcar en la sangre y no tener acceso a las hormonas necesarias para controlar la situación.

El problema con esto es que existe la posibilidad de que usted recurra a alimentos con niveles muy altos de azúcar para compensar la falta de la sustancia. Y si el refresco es una de las bebidas que usted disfruta, la posibilidad de que termine el día consumiendo al menos un vaso de la bebida no es poca cosa.

Para evitar que esto suceda, la recomendación del médico es tratar de reducir lo más posible los factores de la vida diaria que lo estresan. Por ejemplo, puede evitar peleas y discusiones tanto como sea posible, planear salir temprano de casa y evitar retrasos, y organizarse para no acumular demasiado trabajo en la oficina y/o en la universidad.

El especialista también aconseja no saltarse las comidas, lo que provoca fluctuaciones en los niveles de azúcar en sangre, y tomar tres comidas al día, intercaladas con dos refrigerios. Otra indicación del escritor es difundir el consumo de proteínas a lo largo del día y tener a mano opciones de bocadillos saludables, como nueces y pasas.

Mientras que las nueces están compuestas de grasas saludables que disminuyen la absorción de azúcar, las pasas proporcionan azúcares naturales que ayudarán a que su azúcar en la sangre recupere el control.

Para restaurar las glándulas suprarrenales, la sugerencia del médico es tomar suplementos de vitamina C y vitamina B5 o té de regaliz.

3. Compruebe que los hongos no son el problema

Si usted sufre de condiciones como sinusitis, congestión nasal o síndrome del intestino irritable, puede sentir la necesidad de consumir azúcar y refrescos debido a la levadura (hongos unicelulares) o al crecimiento excesivo del hongo Candida en el tracto intestinal.

En tales casos, la solución para detener el hongo es tomar un buen probiótico, preferiblemente elegido con la guía de su médico de confianza, y reducir la ingesta de azúcar. Para no sufrir tanto por la falta de soda, el doctor Teitelbaum recomienda encontrar bebidas sustitutorias como el té con edulcorante de estevia, canela y nuez moscada, agua con infusión de frutas o agua de Seltz, que es un agua carbonatada.

4. Asegúrese de que no es un problema hormonal

La tensión premenstrual (PMS), la premenopausia y las fluctuaciones hormonales pueden causar insomnio, dolor de cabeza, fatiga y depresión moderada. Estos son factores que estimulan el deseo de consumir azúcar y pueden hacer que el refresco esté constantemente presente en sus comidas.

Una solución a este problema es hablar con el médico y encontrar formas de reforzar la presencia de la hormona estrógeno en el cuerpo, que aumenta la tasa de sustancias químicas en el cerebro como la serotonina, la dopamina y la noradrenalina, responsables de la sensación de bienestar.

Los alimentos que también pueden contribuir son el edamame -un plato común en Japón, Hawai, China y Corea, que se prepara a partir de los granos de soja en la vaina- y la leche de soja. Esto se debe a que la soja tiene compuestos orgánicos llamados isoflavonas, que ejercen la misma acción que el estrógeno ofrece al cuerpo humano.

¿Cuánto tiempo me llevará deshacerme de mi adicción?

Según el doctor Jacob Teitelbaum, cuando el verdadero origen de la adicción es atacado efectivamente, se tarda de 7 a 10 días en deshacerse del problema. Y eso no significa necesariamente que nunca más te pondrás una gota de soda en la boca. Usted puede incluso tomarlo de vez en cuando, pero lo hará de una manera mucho más controlada.

Según la profesora asistente de la clínica de nutrición del Centro Médico del Suroeste de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, Londa Sandon, lo ideal es beber cualquier tipo de refresco con moderación. “Con eso, no me refiero a todas las comidas o todos los días. Resérvalos para ocasiones especiales”, explicó.

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.