Inicio » Dietas » 4 errores de cocina que le hacen ganar peso

4 errores de cocina que le hacen ganar peso

4 errores de cocina que le hacen ganar peso

Cocinar en casa parece una opción mucho más saludable que salir a cenar, ¿verdad? Tal vez no. Un estudio reciente descubrió que cuanto más tiempo pasaban las mujeres de mediana edad cocinando en casa, más probable era que sufrieran del síndrome metabólico. La razón del resultado podría ser que el estudio no identificó exactamente lo que las mujeres estaban cocinando, así que no había manera de medir la salud de sus comidas caseras.

Por ejemplo, los resultados no serían sorprendentes si las comidas caseras incluyeran platos como lasaña o pan de carne, en lugar de verduras salteadas o ensaladas de entrada. Los investigadores también señalaron que los participantes que cocinan en casa con más frecuencia también pueden comer más golosinas azucaradas, como galletas caseras y brownies hechos en el horno.

Pero el hecho es que la cocina casera es una calle de dos direcciones – usted puede comer saludablemente o comer tan mal como si hubiera ordenado la entrega o salido a cenar a un restaurante. Evite estos 4 errores comunes para aprovechar al máximo la oportunidad de cocinar comida casera saludable.

Mordisquear mientras se cocina

Muchas personas ni siquiera se dan cuenta de cuánto comen mientras preparan y cocinan sus comidas. Usted puede terminar tomando una copa de vino (o dos) y comiendo unas cuantas rebanadas de queso, nueces o tostadas mientras prepara su cena. Esto puede resultar en hasta 300-400 calorías adicionales, lo cual es suficiente para sabotear su objetivo de peso.

Si tiene hambre cuando empiece a preparar la cena, escoja verduras crudas bajas en calorías, como pimientos o pepinos en rodajas. O puede equilibrar la cantidad de calorías consumidas antes con las de la cena. Por ejemplo, si quiere pellizcar nueces, reduzca la cantidad de aceite de oliva que usa para la cena.

2. Sobrecarga de carbohidratos

Muchas personas preocupadas por la salud abandonan el pan y los fideos blancos en favor de carbohidratos saludables como la quinua, el arroz salvaje y las lentejas. Este intercambio es fantástico para su salud, pero comer porciones excesivas incluso de estos superalimentos puede prevenir la pérdida de peso o llevar a un aumento de peso.

No es seguro que restrinja completamente los carbohidratos, pero la cantidad que usted come debe ser proporcional a las necesidades energéticas de su cuerpo en las horas después de la comida. Si usted está comiendo tarde en la noche, la porción debe estar entre media taza y una taza (más si usted es más joven, más alto y físicamente activo, menos si usted es mayor, más bajo y hace menos ejercicio).

Esto parece poco, pero cuando se combina con una generosa porción de vegetales (dos tazas, por ejemplo), junto con proteína magra y algo de grasa saludable, es completamente asequible.

3. Suelte el queso

Desafíate a ti mismo a pasar 30 días sin comer queso. Esta puede ser una de las principales claves de su éxito. Usted, como muchas otras personas, puede estar usando mucho queso en comidas caseras y, como resultado, estar acumulando cientos de calorías en exceso.

Muchas personas piensan que el queso es una fuente de proteínas, pero la verdad es que muchos tipos de queso contienen más grasa que proteínas.

Si no quiere dejar caer el queso por completo, piense en él como un condimento y úselo con moderación.

4. Ceder a la tentación del postre muchas veces

Mucha gente cree que sólo necesita un caramelo después de cenar. Pero una galleta puede convertirse fácilmente en tres, y una porción de helado puede convertirse fácilmente en la olla entera. Y una vez que se forma el hábito de comer el postre después de la cena, puede ser un desafío romperlo.

El deseo de dulces es a menudo alimentado por emociones, como la necesidad de recompensa o de consuelo. Si este es su caso, concéntrese en los sentimientos, no en la comida. Si usted puede encontrar otras maneras saludables de satisfacer sus necesidades emocionales, su deseo puede disminuir naturalmente. Y si realmente necesita una golosina, escoja algunos cuadrados de chocolate amargo o haga espacio en su dieta para los postres cortando ocasionalmente los carbohidratos y la grasa en la comida principal, que es de lo que están hechos la mayoría de los postres. El equilibrio es la clave del éxito!

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.