Inicio » Dietas » 15 Beneficios de los Brotes Comestibles – Tipos, Cómo Crecer, Recetas y Consejos

15 Beneficios de los Brotes Comestibles – Tipos, Cómo Crecer, Recetas y Consejos

15 Beneficios de los Brotes Comestibles - Tipos, Cómo Crecer, Recetas y Consejos

Los beneficios para la salud que promueve el consumo de brotes comestibles son impresionantes. Muy apreciados por la cocina asiática, cuando se consumen con regularidad, pueden aportar mejoras en el proceso digestivo y en el metabolismo en su conjunto, además de ayudar en los procesos de adelgazamiento y prevención de enfermedades y en el tratamiento de algunas afecciones de salud.

Sin embargo, cuando no se cultivan correctamente, los brotes comestibles pueden causar casos de intoxicación alimentaria y contaminación bacteriana.

Así, le mostraremos qué son los germinados comestibles, qué tipos existen, cómo deben cultivarse de forma segura, y enumeramos sus principales beneficios para la salud, así como le daremos consejos sobre su consumo y recetas que pueden tener germinados como ingredientes principales.

Yemas comestibles

Los brotes comestibles son semillas o granos germinados de plantas de las más diversas especies que normalmente se pueden consumir en la dieta, crudas o cocidas, en las más diversas recetas.

Estos
los alimentos son una gran fuente de vitaminas y nutrientes debido al proceso de
germinación a la que están sometidos.

Tipos

Hay muchos tipos de brotes comestibles que se pueden cultivar. Los más populares en la cocina incluyen el brote de varias especies de frijoles, el brote de brócoli, el brote de soja, el brote de lentejas y el brote de alfalfa.

Los brotes
disponibles en el mercado para el consumo o que pueden prepararse en
incluye casa:

  • Brotes de judías y guisantes: Estos brotes incluyen brotes de lentejas, garbanzos, soja, frijoles negros, frijoles tradicionales y arvejas verdes.
  • Granos germinados: Es posible obtener brotes comestibles de alimentos como el arroz integral, el alforfón, el amaranto, el kamut, la quinua y la avena.
  • Brotes u hojas de hortalizas: Los brotes de rábano, el brócoli, la remolacha, la mostaza verde, el trébol, el berro y la alholva también son muy nutritivos y fáciles de preparar.
  • Brotes de nuez y semillas: Finalmente, hay brotes comestibles preparados con alimentos como nueces, semillas de almendra, semillas de alfalfa, semillas de calabaza, semillas de sésamo y semillas de girasol.

Nutrición

Todos los brotes comestibles tienen en común la riqueza de nutrientes y el bajo contenido calórico. Suelen tener cantidades significativas de proteínas compuestas de aminoácidos esenciales y fibras dietéticas, además de vitaminas como la vitamina K, el folato, el ácido pantoténico, la niacina, la tiamina, la vitamina C, la vitamina A y la riboflavina.

En cuanto al contenido mineral, los brotes comestibles contienen sustancias como manganeso, cobre, zinc, magnesio, selenio, calcio, fósforo y hierro. Además de todos estos nutrientes, son buenas fuentes de enzimas esenciales para nuestra salud.

¿Pero por qué los brotes comestibles son tan nutritivos?

La respuesta es simple. Cuando una semilla es plantada y comienza a brotar, presenta una inmensa concentración de todos los compuestos orgánicos, vitaminas y minerales que la planta necesitará para desarrollarse plenamente.

Lo mismo ocurre con los brotes comestibles. El proceso de germinación hace que la semilla de la planta concentre todos los nutrientes que necesitaría si se utilizara en una plantación. Estos nutrientes son extremadamente saludables para los seres humanos, por lo que los brotes comestibles son tan saludables.

Cómo cultivar

Las semillas
de su elección debe ser remojado en agua durante varias horas (de 2 a 8 horas).
horas). Cuando ya están empapadas, deben filtrarse para escurrir el agua.
agua y expuesto a una temperatura que varía de 10 a 25°C de 2 a 5°C aproximadamente.
Siete días. Algunas personas indican dejar la olla en un lugar oscuro, pero esto
no parece tener mucha influencia en el proceso.

Si no lo haces
puede controlar la temperatura, dejar el contenedor a temperatura ambiente es la

suficiente. Además, es importante dejar el contenedor cubierto con papel.
o con una gasa para que el calor fluya durante la germinación.

Diariamente,
observar los brotes y a partir del segundo día lavar los granos y los brotes para
mantenerlos siempre un poco húmedos.

Estudios
muestran que generalmente una semana después de la germinación de los brotes es el tiempo
ideal para ingerir el alimento, ya que en este período tendrá la mayor cantidad de
concentración y biodisponibilidad de nutrientes. El producto final es un brote que
debe medir de 2 a 5 centímetros de largo.

Cuando
están listos, enjuague a fondo con agua corriente y retire las semillas, raíces o
cualquier otro desperdicio que no sean brotes.

Como
las condiciones de germinación son cálidas y propicias para el desarrollo o
proliferación de bacterias, puede ser una buena idea poner los granos o las semillas
en una solución tibia que contenga un ácido como el vinagre o el limón para eliminar
posibles fuentes de contaminación antes de la germinación.

Beneficios de los brotes comestibles

1. mejora del proceso digestivo

La presencia de varias enzimas puede ayudar a impulsar varios procesos metabólicos y reacciones bioquímicas dentro del cuerpo, especialmente en el sistema digestivo. Las enzimas son muy importantes para la digestión, ya que ayudan a descomponer los alimentos de forma muy eficaz y aumentan la absorción y los nutrientes a través del tracto digestivo.

Además..,
la fibra alimentaria presente en los brotes comestibles también ayuda a estimular la
funciones digestivas, facilitando el paso de las heces a través del tracto digestivo,
estimulando la producción de jugo gástrico y ayudando a las enzimas a descomponer el
de una manera eficaz y eficiente. De esta manera, el consumo de germinados
comestibles también pueden ayudar a prevenir afecciones como el estreñimiento, la diarrea y la diabetes.
actuar en la prevención del cáncer colorrectal.

2. metabolismo acelerado

Los brotes comestibles generalmente tienen cantidades mucho más altas de enzimas que otros alimentos. Este hecho puede contribuir a acelerar el metabolismo. Además, la presencia de cantidades significativas de proteínas en los brotes comestibles es muy importante, ya que estos macronutrientes son una parte esencial de prácticamente todas las funciones químicas y metabólicas de nuestro organismo. Las proteínas participan en la creación y el mantenimiento de las células, la reparación de órganos, la regeneración de la piel, el crecimiento óseo y el desarrollo muscular, por ejemplo.

Así, los brotes comestibles son una forma de aumentar la ingesta de estos nutrientes y mejorar el funcionamiento general del cuerpo, estimulando el metabolismo. El contenido de proteínas de los brotes comestibles es tan alto que es uno de los alimentos más recomendados para el reemplazo de proteínas en la dieta de vegetarianos y veganos.

3. prevención de la anemia

La anemia es una deficiencia en el mineral de hierro. Por lo tanto, si usted no consume suficiente hierro al comer, su conteo de glóbulos rojos bajará, ya que el hierro es una parte esencial de la producción de glóbulos rojos que son componentes esenciales de la sangre para transportar oxígeno y nutrientes al resto del cuerpo.

Cuando
El recuento de glóbulos rojos es bajo, sus glóbulos rojos probablemente estén bajos y usted no puede saber si está embarazada.
los órganos no están recibiendo la cantidad adecuada de nutrientes y oxígeno. Este
puede provocar síntomas como cansancio, falta de concentración, náuseas, mareos
y trastornos estomacales.

La ingestión de brotes comestibles puede resolver este problema porque son ricos en minerales como el hierro y el cobre, que ayudan a normalizar la cantidad de glóbulos rojos y mejorar la oxigenación y la nutrición en todas las células del cuerpo.

4. pérdida de peso

Aunque son muy ricos en nutrientes, los brotes comestibles tienen pocas calorías. Esto puede ayudar en una dieta de pérdida de peso, ya que usted será capaz de aumentar su ingesta de nutrientes sin aumentar su ingesta diaria de calorías tanto.

Además..,
la presencia de fibras puede ayudar a mejorar el sistema digestivo, que debe ser
bien regulado para un adelgazamiento eficaz.

5. salud del corazón

Los brotes comestibles son una gran fuente de ácidos grasos omega-3, que están en forma de colesterol bueno que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo en la sangre. Además, los ácidos grasos omega-3 esenciales son antiinflamatorios naturales que pueden ayudar a disminuir el estrés en el sistema cardiovascular.

Estudios realizados
en animales y confirmados en humanos indican que el consumo de brotes comestibles
de la lenteja es capaz de causar un aumento de hasta el 12% en los niveles elevados de
Colesterol HDL (colesterol bueno) y una reducción de 75-84% en los niveles de
triglicéridos y colesterol LDL (colesterol malo) en comparación con un grupo
que no ingirió los disparos.

La presencia de potasio en estos brotes también ayuda a reducir la presión arterial, ya que el mineral actúa como vasodilatador y puede ayudar a liberar la tensión en las arterias y los vasos sanguíneos. Este factor contribuye a mejorar la circulación y la oxigenación, reduciendo los coágulos sanguíneos y el riesgo de desarrollar afecciones como la aterosclerosis, los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares.

6. prevención de defectos del tubo neural

Defectos
del tubo neural en el feto son los defectos más comunes relacionados con la discapacidad
de folato, una vitamina del complejo B muy importante para el desarrollo.
del feto aún en el vientre de su madre. Los brotes comestibles tienen grandes
cantidades de folato, que ayudan a promover el buen desarrollo del niño.

7. fortalecimiento del sistema inmunológico

No sólo hay una sustancia presente en los brotes comestibles responsable de fortalecer el sistema inmunológico. Pero gran parte de esto se debe a la presencia de altos niveles de vitamina C, que hace que la comida sea un estimulante para que los glóbulos blancos combatan las infecciones y las enfermedades. Otro nutriente importante es la vitamina A, que tiene un potente efecto antioxidante que ayuda a dejar el sistema inmunológico más fuerte y libre de enfermedades.

8. prevención del cáncer

La actividad antioxidante de los componentes de los brotes comestibles hace de esta planta una gran opción para prevenir enfermedades como el cáncer. Además, la vitamina C, la vitamina A y los aminoácidos, proteínas y enzimas presentes en el brote comestible pueden ayudar a suprimir los radicales libres en el cuerpo. Esto ayuda a proteger a las células sanas de posibles daños causados por los radicales libres que pueden convertirlas en células cancerosas.

9. salud ocular

La vitamina A está relacionada con la salud de la visión, ya que actúa como un agente oxidante capaz de proteger las células del ojo del daño causado por los radicales libres. Así, los brotes comestibles pueden ayudar a prevenir problemas como el glaucoma, las cataratas y la degeneración macular, además de preservar la salud ocular en general.

10. Alivio de heridas

Las heridas desarrolladas con ampollas de fiebre, por ejemplo, son estéticamente desagradables y dolorosas. Además, si no se trata, el herpes puede convertirse en una infección más grave con graves riesgos para la salud. La lisina es una enzima que se encuentra en los brotes comestibles y que ayuda a tratar el herpes y otras inflamaciones.

11. reducción de reacciones alérgicas

Existen algunas especies de brotes comestibles, como los brotes de brócoli, que se han asociado con la reducción de reacciones alérgicas como el asma, que es una inflamación del sistema respiratorio. La ciencia detrás de esto aún no se conoce, pero se están desarrollando varios estudios para entender el mecanismo por el cual los brotes comestibles previenen la ocurrencia de algunos tipos de alergias.

12. salud de la piel y prevención del envejecimiento prematuro

La vitamina C presente en los brotes comestibles favorece el aclaramiento y la renovación de la piel al estimular la producción de colágeno. También aumenta la elasticidad de la piel, previniendo las arrugas y otras marcas relacionadas con la edad.

La presencia
de omega 3 ayuda a disminuir los procesos inflamatorios en el cuerpo, reduciendo el
riesgo de desarrollar problemas inflamatorios de la piel como acné, irritación de la piel, y
prurito y psoriasis.

Los diferentes
los nutrientes que se encuentran en estos alimentos ayudan a mantener la piel siempre bien
hidratado y nutrido, que mejora la textura, el brillo y la suavidad.

Además, la presencia de sustancias antioxidantes ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, ya que protegen al cuerpo del daño celular causado por los radicales libres, a menudo responsables del envejecimiento de la piel.

13. salud del cabello

Los nutrientes como el hierro en los brotes comestibles ayudan a mejorar la circulación sanguínea, lo que ayuda a fortalecer las hebras. La vitamina A y la vitamina C, por ejemplo, nutren y estimulan los folículos pilosos, promoviendo el crecimiento saludable del cabello y previniendo su caída.

Los brotes
comestibles son también una fuente de zinc, que ayuda a estimular la producción de sebo
en el cuero cabelludo. Esto ayuda a mantener las raíces y el cabello hidratados y
además de estimular la regeneración celular en el cuero cabelludo.

Otros
mineral presente en los brotes es el selenio, que ayuda a combatir los hongos que pueden
y causar caspa y otros problemas. Igual que el zinc,
ayuda a producir sebo, dejando el cabello sano y libre de
microorganismos.

Biotina
que se encuentra en los brotes comestibles ayuda en la nutrición de las roscas, evitando que se dañen y
La pérdida de cabello, además de promover el crecimiento del cabello.

Los brotes
también ayudan a regular los desequilibrios hormonales, que son uno de los más importantes.
principales causas de problemas relacionados con la caída del cabello.

Por último, el
los compuestos antioxidantes también ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.
cables. Evitan la oxidación de las células de la región capilar, lo que retrasa el proceso de oxidación.
la aparición de pelo blanco.

14. reducción de la ansiedad y el estrés

Misceláneo
estudios han investigado el papel de las vitaminas y los minerales, como la vitamina C, en el
reducir el estrés, la ansiedad y la depresión. Estudios realizados con mujeres en el
La Universidad de Adelaida en Australia muestra que la vitamina C puede ser efectiva
en la reducción de la ansiedad relacionada con situaciones estresantes.

Esto se debe a que la deficiencia de vitamina C puede causar problemas en la producción de algunos neurotransmisores importantes en el cerebro que tienen un efecto directo sobre el estado de ánimo y la regulación del sueño.

Otros
la evidencia es que los bioflavonoides presentes en los brotes comestibles como en el
Los brotes de soja ayudan a proteger contra el estrés. Además, los estudios en
los animales ya indican que el consumo de este tipo de brotes aumenta los niveles de
melatonina, la hormona responsable de regular el sueño y que acaba mejorando
humor.

15. fortalecimiento óseo

Los estudios muestran que hasta el 50% de las mujeres y el 25% de los hombres mayores de 50 años tienen problemas de osteoporosis o debilitamiento óseo.

Los brotes comestibles tienen minerales que son importantes para la salud de los huesos y pueden ser útiles para prevenir enfermedades óseas. El manganeso, por ejemplo, en combinación con vitamina D, magnesio, zinc, cobre y boro, trabaja para fortalecer la masa ósea, especialmente en las mujeres, reduciendo el riesgo de desarrollar osteoporosis a medida que envejecen.

Consejos y cuidado

Aunque es extremadamente beneficioso para la salud, se debe tener cuidado con un riesgo potencial de la presencia de bacterias dañinas en el cuerpo. El hecho de que los brotes comestibles a menudo se comen crudos o ligeramente cocidos puede contribuir a este riesgo.

Esto tiene que ver con el crecimiento de los brotes. Deben cultivarse en condiciones de calor y humedad, que son condiciones óptimas para la proliferación y el crecimiento de bacterias como Escherichia Coli y Salmonella .

Según datos de la FDA (Food and Drug Administration), 48 brotes de enfermedades transmitidas por alimentos se relacionaron con el consumo de brotes crudos o ligeramente cocidos.

Por lo tanto, es necesario prestar atención a los síntomas de intoxicación alimentaria alrededor de 12 a 72 horas después del consumo de los brotes, que pueden incluir diarrea, calambres estomacales y vómitos.

Consejos para evitar el riesgo de contaminación

Al comprar brotes comestibles:

  • Elija las versiones refrigeradas. No compre brotes frescos que estén expuestos a temperatura ambiente porque el riesgo de contaminación es mayor, especialmente si el clima es cálido
  • .

  • Evite comprar brotes con un olor fuerte o apariencia pegajosa;
  • Conservar en el frigorífico a temperaturas inferiores a 8ºC;
  • Siempre lávese las manos antes y después de manipular los brotes crudos;
  • Los brotes de soja deben cocinarse antes de su consumo, ya que son más propensos a la contaminación.

Al cultivar en casa:

  • Lave bien las semillas o los granos antes de comenzar a crecer, preferiblemente con agua filtrada o previamente hervida
  • .

  • Si lo considera necesario, deje los granos sumergidos en agua tibia con un poco de vinagre o jugo de limón para eliminar posibles bacterias;
  • Limpie a fondo los recipientes en los que manipulará y almacenará los granos o semillas germinadas durante el cultivo;
  • Observe cualquier cambio en el color, olor o textura durante el proceso de germinación que pueda indicar contaminación por microorganismos. Si es necesario, tome fotos diariamente para acompañar el proceso;
  • Una vez listo, lo ideal es consumirlo inmediatamente. Si esto no es posible, guárdelo en el refrigerador.

Tomando estas precauciones, es posible utilizar los brotes comestibles en varias recetas y obtener varios nutrientes beneficiosos para la salud. A continuación se presentan algunas ideas de recetas con brotes comestibles para que sea más fácil incluir estos alimentos en su dieta.

Recetas

Lo más importante que hay que mencionar antes de mostrar algunas recetas es que los brotes comestibles, cuando se cocinan o se calientan, pueden perder la mayoría de sus nutrientes. Así, con la excepción de las especies que pueden transmitir bacterias como Escherichia coli y están en riesgo de causar infecciones, lo ideal es consumir el alimento crudo en la receta para obtener un mayor valor nutricional.

1. ensalada de brotes de guisantes comestibles

La ensalada de
Los brotes comestibles se pueden preparar con cualquier especie. En este ejemplo, vamos a
mostrar una receta de ensalada con brotes de guisantes.

Sólo necesitará los brotes de guisantes, agua, mantequilla y especias de su elección.

Cultivar o
comprar los brotes de guisantes. Enjuague bien con agua corriente y deje que drene.
Luego saltear rápidamente con un poco de mantequilla o aceite vegetal en
fuego alto.

Añadir
una salsa de su elección con condimentos como sal, mostaza de pimienta y, si es necesario

Si lo desea, incluya verduras verdes como brócoli para realzar el plato.

2. sopa de brotes comestibles

Prepare su sopa como de costumbre utilizando ingredientes naturales de su elección, como las verduras.

Después
sazone y cocine la sopa, incluya los germinados comestibles y deje cocinar.
5 o 10 minutos más para que no pierdas demasiados nutrientes en el
y eso es todo.

3. sándwich de brotes comestibles

Es muy fácil preparar un sándwich con germinados comestibles. Para ello, basta con tener los brotes crudos de las especies de su elección y añadirlos al relleno de la merienda preparada.

En los sándwiches, los brotes de verduras comestibles como el brócoli o las semillas caen bien.

4. yemas comestibles cocidas

Aunque pierde parte de su valor nutritivo cuando se cocina, en algunos casos (como los brotes de soja, que son más propensos a estar contaminados) es necesario someter los alimentos a la cocción.

Para
cocer los brotes, usar una cantidad mínima de agua para evitar la pérdida de agua.
sustancias nutritivas Un método de preparación consiste en colocar los brotes en agua ya en el
hervido o cocido al vapor en una olla eléctrica en un compartimento extra
mientras preparas el arroz, por ejemplo.

Si opta por la cocina tradicional, después de hervir el agua con los brotes durante unos 2 minutos, destape la olla para que salga algo de vapor y así puedan salir los compuestos dañinos como los residuos bacterianos. Luego cerrar de nuevo y cocinar durante 15 minutos a fuego lento.

5. ensalada de brotes de judías comestibles

Para ello
los ingredientes indicados pueden ser cambiados por otros propios.
preferencia. La sugerencia es usar: 1 taza de brotes de soja, 3 tazas de
espinaca fresca, 1 cucharadita de semillas de sésamo enteras, ½ cucharadita de
té de aceite de sésamo, 2 dientes de ajo, 1 cucharada de shoyu, 1/2
cucharadita de pimienta en polvo, ¼ cucharadita de hojuelas de pimienta, 1 diente
ajo picado, 1 cebolla verde picada, ¼ cucharadita de melaza, 2 cucharaditas de té
sopa de vinagre de arroz y sal y pimienta al gusto.

Para
preparar, llevar una olla de agua hirviendo al fuego. Añadir un poco
Salar y mezclar las espinacas y los brotes de soja durante unos 10 segundos.
para blanquear los brotes.

Siguiente,
con un colador, escurrir y enjuagar los alimentos con agua fría varias veces.
A continuación, seque el agua restante con una toalla de papel y déjela a un lado.

En un bol pequeño, poner todas las especias y mezclar bien. Añadir la salsa preparada a los brotes de soja y las espinacas. Añadir la cebolla de verdeo picada y sazonar con sal y pimienta al gusto.

6. yemas comestibles fritas

Los brotes
La comida frita se puede hacer con el brote de su elección, queso y copos.
de pimienta negra. Si no puede encontrar la pimienta, también puede usar hojuelas de pimienta negra.
pimiento rojo u otro condimento de su elección.

Usa un poco de
los brotes (unos 30) se han limpiado y cortado correctamente con las hojas a un lado.
4 cucharadas de queso (preferiblemente que sea de
cabra), 1 cucharada de aceite de oliva, ¼ cucharadita de mostaza, leche, sal
al gusto, dos ramitas de perejil y hojuelas de pimienta.

En un
mezclar el queso con el aceite de oliva y la mostaza y seguir añadiendo leche a la mezcla.
unas cuantas hasta que consiga una buena consistencia y sazone con sal al gusto.

Asegúrese de que los brotes estén bien secos y fríalos a fuego alto hasta que las hojas restantes estén ligeramente doradas. Retirar del aceite y dejar sobre una toalla de papel para escurrir el exceso. Después de eso, se pone encima la salsa preparada con queso y se espolvorea con las hojuelas de pimienta y el perejil.

Otras ideas de recetas

Los brotes
comestibles son opciones muy versátiles en la cocina. Estar crudo, frito, salteado
o cocidos, se pueden combinar con diversos platos como ensaladas, arroces y

macarrones. Sólo tienes que usar tu creatividad en la cocina y disfrutar de los beneficios
de estos increíbles alimentos para nuestra salud.

Referencias
adicionales:

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.