Inicio » Bienestar » 11 Síntomas de Problemas de la Vesícula Biliar – Cálculos, Inflamación, Cáncer, etc.

11 Síntomas de Problemas de la Vesícula Biliar – Cálculos, Inflamación, Cáncer, etc.

11 Síntomas de Problemas de la Vesícula Biliar - Cálculos, Inflamación, Cáncer, etc.

La vesícula biliar es un órgano pequeño de unos 10 cm de largo, pero muy importante para mantener nuestra salud. Es una especie de bolsa que almacena toda la bilis producida por el hígado.

La bilis es muy necesaria para la digestión de los alimentos que se consumen a través de la dieta, especialmente las grasas. Además de ayudar al proceso digestivo, la bilis ayuda a mejorar la absorción de vitaminas y nutrientes liposolubles como la vitamina D, por ejemplo.

La mayoría de las personas sólo recuerdan la vesícula biliar cuando el órgano presenta un problema. Generalmente, los síntomas de los problemas de vesícula biliar están relacionados con algún tipo de bloqueo o reducción en el flujo de bilis a través del órgano, lo cual puede causar varios problemas de salud.

A continuación, le mostraremos cuáles son los principales síntomas de los problemas de vesícula biliar y qué significan.

Vesícula biliar

Para recapitular, la vesícula biliar es un órgano situado justo debajo del hígado y que almacena la bilis producida por él para promover una buena digestión.

La función principal de la vesícula biliar es almacenar la bilis. También llamada bilis, es una combinación de líquido, colesterol y grasa que ayuda a descomponer los alimentos en trozos más pequeños, lo que facilita la digestión y también la absorción de nutrientes en el torrente sanguíneo.

La vesícula biliar es un órgano que por lo general no presenta problemas. Sin embargo, cuando algo dificulta su funcionamiento normal, la persona puede sentir mucho dolor e incluso necesitar ser hospitalizada. Por supuesto, esto dependerá del tipo y gravedad de los síntomas.

Vesícula biliar: Síntomas

Aunque pueden significar muchas cosas diferentes, muchos síntomas son comunes para varios tipos de problemas de vesícula biliar. Los síntomas más comunes de algo que no va bien con la vesícula biliar incluyen:

Dolor abdominal

Este síntoma es un clásico de cualquiera que sea la causa del problema de la vesícula biliar. El dolor abdominal generalmente ocurre en la parte superior derecha o en el centro del abdomen y es un dolor muy intenso que puede aparecer y desaparecer dependiendo de la gravedad de la afección.

En algunos casos, el dolor puede irradiarse a otras partes del cuerpo como la espalda o el pecho.

2. dolor de espalda

Generalmente es una extensión del dolor abdominal que se siente justo debajo del omóplato derecho o en la espalda.

3. dolor después de las comidas

Un dolor que ocurre justo después de las comidas, especialmente cuando se comen alimentos grasos, puede significar que la bilis no está jugando su papel en la digestión. Esta es una señal de advertencia de su vesícula biliar.

4. náuseas o vómitos

Otra señal de que hay problemas con la digestión debido a la falta de secreción de bilis. Como la digestión no es adecuada, el organismo trata de expulsar ese alimento a través del vómito.

Cualquier problema con la vesícula biliar puede causar esos síntomas. Sin embargo, sólo las personas con enfermedad crónica de la vesícula biliar también tienen otros síntomas como reflujo ácido y gas.

5. diarrea crónica

La diarrea se considera crónica cuando hay al menos 4 evacuaciones intestinales al día durante un período mínimo de 3 meses. Este síntoma puede ser un signo de que el individuo tiene enfermedad crónica de la vesícula biliar.

6. fiebre o escalofríos

Tener fiebre sin razón aparente indica que hay una infección en algún lugar del cuerpo. Sentir fiebre y escalofríos y otros síntomas mencionados aquí pueden indicar una infección de la vesícula biliar.

7. ictericia

La ictericia se caracteriza por el color amarillento de la piel o de los ojos. Además de problemas hepáticos, este síntoma puede indicar problemas de vesícula biliar, como una obstrucción en las vías biliares o la presencia de cálculos biliares en el órgano.

8. cambios en la orina

La orina de las personas con problemas de vesícula biliar puede oscurecerse más de lo normal, lo que indica una posible obstrucción en el conducto biliar.

9. cambios en las heces y cambios en las deposiciones

Al igual que la orina, las heces también pueden mostrar cambios. En los casos de problemas de vesícula biliar, pueden volverse más ligeros de lo normal. Además, pueden ocurrir cambios en las deposiciones, lo que puede causar diarrea frecuente o cambios en las deposiciones.

Estos síntomas pueden indicar una obstrucción en las vías biliares o una enfermedad crónica de la vesícula biliar.

10. Trastornos gastrointestinales

Además de náuseas y vómitos, es posible que se observen síntomas como acidez estomacal, indigestión o exceso de gases.

11. cólico biliar

A veces confundido con dolor abdominal, cólico biliar es un término utilizado para describir un dolor muy intenso que indica la presencia de cálculos biliares que causan bloqueo de la bilis en el intestino. El bloqueo del flujo de bilis hace que la vesícula biliar se contraiga, resultando en dolor y espasmos muy severos.

Vale la pena mencionar que cuando se observa este síntoma, es necesario buscar ayuda médica inmediata, ya que sólo los cálculos biliares severos suelen causar síntomas. Estos calambres duran de 1 a 5 horas y continúan con un dolor leve durante al menos 24 horas.

Situaciones en las que la asistencia médica es esencial

Además del cólico biliar, cuando se observan síntomas como fiebre constante, vómitos y diarrea y/o cambios en las heces y la orina, es esencial buscar atención médica de emergencia, ya que puede haber una inflamación o infección grave de la vesícula biliar.

Causas de los problemas de la vesícula biliar

Los síntomas mencionados anteriormente pueden ser causados por una variedad de problemas de la vesícula biliar, entre los que se incluyen

1. cálculos biliares o colelitiasis

También conocidos como cálculos biliares, son pequeños cálculos que se forman en la vesícula biliar y se acumulan en el órgano. La mayoría de los cálculos biliares se forman por acumulación de colesterol, mientras que otros pueden formarse por subproductos de la descomposición de los glóbulos rojos, como el bilirrubinato de calcio. Una persona puede tener cálculos biliares durante años y nunca sentir ningún síntoma.

Sin embargo, a medida que varios cálculos se acumulan o aumentan de tamaño, el flujo de bilis puede bloquearse, causando dolor y complicaciones para la salud. Los cálculos biliares no tratados pueden ocasionar complicaciones como inflamación o infección de la vesícula biliar, obstrucción del conducto biliar común, obstrucción del conducto pancreático y, en casos poco frecuentes, cáncer.

2. bloqueo del conducto biliar común o coledocolitiasis

Un problema en el cual hay una obstrucción de los conductos a través de los cuales la bilis pasa de la vesícula biliar o el hígado al intestino delgado. Aunque los cálculos biliares pueden formarse en el conducto biliar común, es más probable que un cálculo desarrollado en la vesícula biliar haya migrado al conducto, que es lo que llamamos el cálculo secundario del conducto biliar común.

3. inflamación de la vesícula biliar o colecistitis

La colecistitis ocurre cuando la bilis no puede salir de la vesícula biliar, es decir, cuando hay una obstrucción en el órgano. Esto causa una inflamación que puede resultar en ataques de dolor agudo recurrentes. La inflamación proviene de la acumulación de bilis que eventualmente irrita la vesícula biliar y causa hinchazón e inflamación.

Además, la inflamación en el órgano facilita el ataque de microorganismos como las bacterias intestinales, agravando la condición y generando una infección. La inflamación o infección no tratada puede dañar permanentemente el órgano.

4. cierre del conducto pancreático

El conducto pancreático es un tipo de tubo que conecta el páncreas con el conducto biliar común. Jugos pancreáticos que ayudan al proceso digestivo a fluir a través de esta vía. Cuando un cálculo biliar bloquea el conducto pancreático, puede ocurrir inflamación del órgano, causando pancreatitis.

5. cáncer de vesícula biliar

El cáncer de la vesícula biliar es una afección muy poco frecuente, pero puede afectar a algunas personas. Los factores de riesgo para desarrollar la enfermedad incluyen cálculos biliares, vesícula biliar de porcelana, sexo femenino, edad avanzada u obesidad.

Aunque es raro, si no se detecta o trata, este tipo de cáncer puede propagarse rápidamente a otros órganos, dificultando el tratamiento y aumentando el riesgo de muerte.

Un síntoma específico del cáncer de vesícula biliar puede ser la aparición de uno o más nódulos del vientre que se pueden ver en la piel misma o a través de estudios imagenológicos como el ultrasonido.

6. vesícula biliar perforada

Esta es una complicación de los casos de colecistitis o cálculos biliares no tratados en los que aparece un orificio en la pared de la vesícula biliar. Esta afección es muy peligrosa, ya que en los casos en que el órgano está inflamado o infectado, la infección puede propagarse rápidamente al resto del cuerpo.

7. infección del conducto biliar común

Si el conducto biliar se bloquea durante mucho tiempo, puede ocurrir una infección que, si no se detecta y trata a tiempo, puede poner en riesgo todo el cuerpo y causar la muerte.

8. vesícula biliar disfuncional o enfermedad crónica de la vesícula biliar

Las crisis repetidas de cálculos biliares pueden dañar permanentemente la vesícula biliar. Esto causa una enfermedad crónica que deja el órgano rígido y causa cicatrices. Los síntomas de esta afección generalmente incluyen una combinación de una sensación de llenura abdominal, aumento de gases, indigestión y diarrea.

9. íleon biliar

El íleon biliar es una rara condición en la cual un cálculo biliar migra hacia el intestino y bloquea el órgano. Esto requiere cirugía de emergencia para la eliminación, ya que el íleon biliar impide la salida de las heces. El problema puede ser fatal si no se trata como una emergencia médica y generalmente afecta a personas mayores de 65 años.

10. Absceso de la vesícula biliar

En algunos casos, el paciente puede desarrollar un pus en la vesícula biliar llamado empiema que está compuesto de glóbulos blancos, bacterias y células muertas. Además de causar mucho dolor, el problema puede ser fatal si no se trata.

Las personas con diabetes, obesidad o un sistema inmunológico comprometido tienen un mayor riesgo de desarrollar esta afección.

11. porcelana o vesícula biliar calcificada

La vesícula biliar puede calcificarse debido a la acumulación de calcio que sale de las paredes del órgano rígido y limita su función. Este problema puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de vesícula biliar.

12. pólipos de vesícula biliar

Los pólipos son crecimientos anormales y benignos en el cuerpo. La presencia de estos cuerpos extraños en la vesícula biliar no suele causar problemas. Sin embargo, si son demasiado grandes, se debe realizar una extirpación quirúrgica para evitar problemas de obstrucción de órganos o el desarrollo de cáncer.

13. enfermedad de la vesícula biliar sin cálculos

También llamada enfermedad de la vesícula biliar acálcula, esta afección ocurre cuando se observan síntomas asociados con la presencia de cálculos biliares, pero no se observan cálculos ni obstrucciones en los estudios imagenológicos.

En este caso, la causa exacta del problema no se detecta y puede deberse a un vaciado inadecuado del órgano, a la sensibilidad de las vías biliares o a la presencia de cálculos muy pequeños que no se pueden ver a través de exámenes o que ya han sido eliminados a través de la orina.

14. Colangitis esclerosante primaria o estrechamiento de las vías biliares

Es una inflamación que causa curación y estrechamiento de las vías biliares donde no se conoce la causa. Aunque la causa no está establecida, algunos expertos creen que la afección puede ocurrir en personas con un sistema inmunitario debilitado, como las que sufren de enfermedades autoinmunitarias. Esto puede causar infecciones frecuentes y otros problemas de la vesícula biliar.

Diagnóstico

Para saber exactamente cuál es el problema en su vesícula biliar, un diagnóstico médico es esencial. Además del análisis de los síntomas, el médico puede ordenar algunos tipos de exámenes para observar la condición del órgano.

  • Exámenes de imagen: Se pueden solicitar exámenes como radiografías, ultrasonidos o tomografías computarizadas para observar visualmente la vesícula biliar. A través de estos exámenes, es posible detectar la presencia de cálculos biliares, por ejemplo.
  • Análisis de sangre: Una prueba de sangre puede ser un complemento que indicará signos de infección o inflamación en el cuerpo, lo que puede ayudar en el diagnóstico de inflamación o infección en las vías biliares o pancreatitis, entre otras condiciones de salud.
  • Otras pruebas: Además de los análisis de sangre y las pruebas por imágenes, se pueden solicitar pruebas más específicas cuando el médico lo considere necesario. Algunos de estos incluyen resonancia magnética, colangiopancreatografía retrógrada endoscópica y pruebas de ácido hepatobiliar iminodiacético, que sirven para ayudar en el diagnóstico de la colecistitis y otras afecciones que afectan la vesícula biliar.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la causa diagnosticada, pero consiste en el uso de medicamentos para disolver los cálculos biliares, facilitando su eliminación, o antibióticos en casos de infecciones. También se pueden prescribir analgésicos para controlar el dolor.

En algunos casos, la extirpación de la vesícula biliar es una alternativa viable, ya que el ser humano puede sobrevivir sin el órgano. Debido a que se trata de un órgano pequeño, la cirugía de extracción es relativamente sencilla y se realiza con la ayuda de un laparoscopio (pequeño tubo con una cámara adjunta que se inserta en el cuerpo a través de una pequeña incisión en la región abdominal).

La cirugía puede estar indicada en casos en los que hay mucha recurrencia de problemas en el órgano o cuando el problema ya no puede ser tratado o pone en peligro otros sistemas del cuerpo humano debido a una infección grave, por ejemplo.

Consejos

Es necesario conocer el propio cuerpo para distinguir un dolor abdominal pasajero de un cólico biliar persistente que aparece acompañado de otros síntomas. Además, las personas que han tenido un problema de vesícula biliar son más propensas a desarrollar nuevos problemas en el futuro y necesitan mayor atención.

Según el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases , las personas con las siguientes características tienen un mayor riesgo de desarrollar problemas de vesícula biliar como cálculos biliares:

  • Mujeres;
  • Personas con antecedentes familiares de cálculos biliares;
  • Individuos mayores de 40 años de edad;

  • Nativos americanos o mexicanos;
  • Gente obesa.

Las personas en riesgo deben evitar los cambios rápidos de peso, como la pérdida o el aumento repentino de peso, e incluir alimentos ricos en fibra en su dieta.

Algunos consejos útiles para prevenir que ocurran problemas de vesícula biliar son las precauciones dietéticas, que incluyen:

  • Mantenga una dieta balanceada y saludable que contenga una variedad de alimentos incluyendo fibra, legumbres, frutas, verduras, granos enteros y buenas fuentes de grasa;
  • Beba mucha agua y líquidos para mantenerse bien hidratado;
  • Reducir el consumo de alimentos como los carbohidratos de fácil digestión y los azúcares refinados.

Aunque apenas evolucionan a casos más graves, los problemas en la vesícula biliar deben ser diagnosticados y tratados adecuadamente, y siempre son bienvenidos los consejos para evitar un problema de salud.

Referencias adicionales:

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.