Inicio » Dietas » 11 Síntomas de la diabetes tipo 1

11 Síntomas de la diabetes tipo 1

11 Síntomas de la diabetes tipo 1

La diabetes es una enfermedad grave que afectó a más de 177 millones de personas en el año 2000, según la Organización Mundial de la Salud. La expectativa es que este número sólo aumente, con un estimado de 350 millones de personas que se espera alcanzar para el año 2025 en todo el mundo. En Brasil, por ejemplo, hay más de 10 millones de portadores de esta enfermedad.

Tener información adecuada sobre la enfermedad puede ayudar mucho en el cuidado y tratamiento de los pacientes y también en ayudar a los miembros de la familia que necesitan vivir con la enfermedad. A continuación se presentan 11 síntomas de la diabetes tipo 1 y cómo tratarla en la vida diaria.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica caracterizada por la destrucción parcial o total de las células pancreáticas, lo que provoca la incapacidad de producir progresivamente la hormona insulina. Este proceso de destrucción puede durar meses o años y los síntomas aparecen más eficazmente con la destrucción de al menos el 80% de estas células.

La hormona insulina es responsable de transportar la glucosa de la sangre a las células para que pueda ser utilizada como fuente de energía. Cuando no hay liberación total de la insulina necesaria, el uso de la glucosa como fuente de energía se ve afectado y, como consecuencia, se produce un aumento de los niveles de azúcar en sangre.

La insulina es una hormona fundamental para el cuerpo, que actúa en el metabolismo de la glucosa, las proteínas y las grasas, transportando la glucosa a las células, promoviendo su almacenamiento, en forma de glucógeno, en los músculos y en las células hepáticas, ayudando en el proceso de entrada de aminoácidos en las células para realizar la síntesis de proteínas y también influyendo en la acumulación de grasa corporal.

¿Cuáles son los tipos de diabetes?

Existen dos tipos de diabetes. Conocido como “tipo 1”, que es de naturaleza genética, es más común entre los jóvenes y los niños. La diabetes tipo 1 se caracteriza por una producción insuficiente de insulina por parte de las células del páncreas. La diabetes conocida como “tipo 2” se adquiere a lo largo de la vida y suele diagnosticarse en la edad adulta, y se asocia con malos hábitos alimenticios, sobrepeso y estilo de vida sedentario.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad que requiere mucho cuidado diario con los alimentos, el estilo de vida y también con el tipo de tratamiento que se llevará a cabo. Por lo tanto, todos en la familia necesitan entender cómo funcionan los síntomas de la diabetes tipo 1 para conocer la enfermedad adecuadamente y también qué cuidados se necesitan para el paciente.

La dieta de los pacientes con diabetes tipo 1 debe ser monitoreada constantemente para asegurar un balance de glucosa en la sangre, y se debe hacer una dieta completa, balanceada y nutritiva que pueda ayudar en el control apropiado de la glucosa en la sangre sin daño serio a otros aspectos de la salud.

Varios estudios han demostrado que un entrenamiento físico adecuado puede aumentar la calidad de vida de los pacientes con diabetes, ayudando a aumentar la sensibilidad a la hormona insulina, promoviendo un mejor control del metabolismo y también ayudando en la prevención de enfermedades cardiovasculares, que son bastante comunes en pacientes con diabetes.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad crónica y progresiva que no tiene cura, pero que se puede controlar fácilmente con algo de cuidado diario. El tratamiento básico para muchos pacientes es el uso de insulina, que debe iniciarse tan pronto como se diagnostique la enfermedad y puede realizarse con múltiples dosis de insulina con el uso de jeringas, bolígrafos o un sistema de infusión continua.

Con la acumulación de glucosa y la falta de transporte de glucosa a las células, los tejidos no reciben la energía adecuada. Esto puede causar numerosos síntomas de diabetes tipo 1, como se muestra a continuación.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes tipo 1?

La diabetes es una enfermedad que afecta a todo el cuerpo y puede tener complicaciones y síntomas más graves si no se diagnostica correcta y precozmente o si la enfermedad no se controla adecuadamente.

Estas complicaciones pueden afectar considerablemente la calidad de vida de los pacientes, especialmente de aquellos que permanecen con altos índices de glucosa en sangre durante muchos años.

La diabetes tipo 1 se diagnostica generalmente en la infancia y la adolescencia. El paciente no tiene producción de insulina por parte del páncreas y la glucosa no entra en la célula, causando un aumento en los niveles de glucosa en la sangre.

El cuadro de hiperglucemia, que ocurre debido a las altas tasas de glucosa en la sangre, causa una reducción en la eficiencia de las células en la absorción de aminoácidos y otros nutrientes fundamentales, causando varios problemas al cuerpo. Aquí hay 11 síntomas de la diabetes tipo 1:

1. Necesidad de orinar varias veces al día

Uno de los síntomas más simples y presentes de la diabetes tipo 1 es el aumento de la necesidad de orinar. Usualmente, este síntoma ocurre repentinamente y sin razón aparente. Es causada por un proceso llamado diuresis osmótica, es decir, es la mayor disposición a orinar debido a la presencia de algunas sustancias en los tubos renales.

2. Hambre excesiva

El hambre excesiva es también otro síntoma bastante característico de la diabetes tipo 1 y ocurre porque cuando la glucosa no llega a las células adecuadamente, el cuerpo comienza a enviar el mensaje al cerebro de que el cuerpo necesita ser alimentado para tener suficiente energía. El cuerpo no puede mantener la glucosa dentro de las células y siempre tiene hambre.

3. Adelgazamiento

Uno de los síntomas de la diabetes tipo 1 es el adelgazamiento que ocurre a pesar de que el paciente tenga una dieta adecuada. Esto ocurre porque la glucosa que se ingiere a través de los alimentos no es utilizada correctamente por el metabolismo, debido a los bajos niveles de la hormona insulina.

De esta manera, para obtener energía, el cuerpo comienza a utilizar la grasa almacenada como fuente alternativa y provoca el proceso de pérdida de peso.

4. Asiento excesivo

Cuando la insulina no puede transportar toda la glucosa en la sangre, parte de este exceso es eliminado por la orina, provocando la necesidad constante de orinar y, por lo tanto, el cuerpo comienza a sentir mucha sed debido a la eliminación de líquidos que necesitan ser reemplazados.

5. Disminución de la función renal

Los riñones, responsables de la filtración de la sangre, se sobrecargan como consecuencia del aumento de los niveles de glucosa, y pueden sufrir pequeñas lesiones en los vasos sanguíneos, causando daño a la función renal.

Los casos severos de insuficiencia renal crónica son irreversibles y pueden ser letales, requiriendo, para estos casos, un proceso llamado hemodiálisis, que reemplaza la filtración realizada por los riñones.

6. Problemas de curación

Con el aumento de la cantidad de glucosa en la sangre y con la reducción de la entrada de este nutriente en las células, los tejidos comienzan a no recibir energía de forma adecuada, causando problemas de vascularización y aumentando la dificultad de cicatrización.

7. Cansancio y falta de energía

La glucosa es la principal fuente de energía para las células y cuando no llega correctamente, el cuerpo comienza a trabajar con poca cantidad de combustible, causando aparentes síntomas de cansancio, fatiga, falta de concentración y concentración, entre otros.

8. Presencia de problemas oculares

Los ojos sufren mucho de la mala circulación sanguínea que se produce como resultado de la acumulación de glucosa en la sangre, causando varias lesiones oculares que a menudo ocurren lentamente. Los casos de visión borrosa, problemas de cataratas, glaucoma e incluso ceguera en pacientes con diabetes tipo 1 son bastante comunes.

9. Sensación de hormigueo

Otra región severamente dañada por la circulación sanguínea es el cerebro, causando muchas complicaciones neurológicas en pacientes con diabetes. Se reportan muchos síntomas de la diabetes tipo 1, tales como falta de sensibilidad en las manos y pies, sensación de hormigueo, entre otros.

10. Aumento de problemas vasculares

Los pacientes con diabetes tipo 1 tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, vasculares y relacionadas con los derrames cerebrales, así como enfermedades de las arterias de los brazos y las piernas. De esta manera, los cuidados relacionados con la nutrición adecuada y el ejercicio físico ayudan a controlar estos problemas y también ayudan a controlar las tasas de colesterol.

11. Aumento de la cantidad de cetonas en la sangre

Cuando la producción de insulina es insuficiente para transportar la glucosa a las células, éstas comienzan a utilizar la grasa almacenada en el cuerpo para obtener la energía necesaria, produciendo un grupo de sustancias llamadas cetonas durante este proceso.

Las cetonas son ácidos que se acumulan en el torrente sanguíneo y en la orina, causando envenenamiento del cuerpo. Cuando estos niveles son muy altos, existe una afección llamada cetoacidosis diabética. Esta afección es grave y puede llevar al coma o incluso a la muerte.

Video:

¿Te gustaron las propinas?

Referencias adicionales:

Deja un comentario

Haz click para escribir un comentario

Saludalmaximo te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por uno de los administradores responsables de esta web.

La Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Saludalmaximo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola: https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se atienda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de todos los datos.